'Caso Wanninkhof - Carabantes': su directora desmonta el nuevo documental de Netflix
  1. Televisión
  2. Series TV
entrevista exclusiva

'Caso Wanninkhof - Carabantes': su directora desmonta el nuevo documental de Netflix

Tània Balló nos habla de cómo ha trabajado en este documental 20 años después de la excarcelación de Dolores Vázquez tras ser acusada injustamente de matar a la hija de Alicia Hornos, su pareja de varios años

Foto: Carteles de las desapariciones de Rocío y Sonia. (Netflix)
Carteles de las desapariciones de Rocío y Sonia. (Netflix)

'El caso Wanninkhof - Carabantes' es el nuevo documental español de la plataforma mundial Netflix que ya está disponible en más de 190 países. Este proyecto audiovisual escrito y dirigido por Tània Balló y producido por Brutal Media (Carolina Saliner y Raimon Masllorens), repasa 20 años después los hechos sucedidos en nuestro país tras el asesinato de Rocío Wanninkhof, el circo mediático que se generó en torno a ello, cómo se acusó a Dolores Vázquez, expareja de su madre, de lo sucedido, con su posterior encarcelamiento y, más tarde, cómo el asesinato de Sonia Carabantes dio un giro a la historia.

El Confi TV, la sección de televisión de El Confidencial, ha tenido la ocasión de charlar largo y tendido con Tània para desmontar el documental e intentar entender un poco todo lo que sucedió. Tras declarar cómo y por qué ha decidido acercarse a esta historia, cómo han trabajo en la documentación y por qué han tenido muy marcadas las líneas rojas que no querían pasar, nos habla de las grandes ausencias del documental, la madre de Rocío y la persona acusada y encarcelada injustamente de su asesinato, Dolores Vázquez.

¿Por qué no aparecen Alicia Hornos y Dolores Vázquez?

"Hablé varias veces con Alicia Hornos (madre de Rocío), pero por razones personales y de salud se decidió que no participara. Creo que está cansada, sus hijos también. Ella es una de las grandes víctimas de este caso. No supimos protegerla, a veces, incluso de ella misma; algo que también es nuestra responsabilidad. Hablo de los medios, la justicia, la policía... No coincido con ella en la mayoría de las tesis que todavía mantiene, pero no puedo olvidar que perdió a su hija pequeña de una manera trágica. Se la colocó al servicio de un sistema que necesita que ella estuviera ahí dando esas declaraciones. Alicia me ha dado su archivo y me ha dicho que ahí estaba todo lo que tenía que decir".

"Y en el caso de Dolores Vázquez (expareja de la madre de Rocío) yo ya sabía que ella no iba a participar. Aun así se intentó. Con ella no he hablado. Respeto el silencio, lo entiendo, lo comparto... es la decisión más apropiada. Como documentalista, el silencio de Dolores me ayuda a reafirmar la tesis del documental y me ayuda a hacer entender las consecuencias de una barbarie de estas características. Cuando una mujer tiene que tomar la decisión de encerrarse en sí misma y seguir viviendo, sobreviviendo, en una especie de búnker social en el que ya no quiere volver a hablar de este tema... Ella ya habló también en su momento e hizo dos ruedas de prensa en las que lo contó todo".

Mismo equipo de investigación que el de Alcàsser

Casualmente el equipo que llevó a cabo este caso es el mismo que se encargó años atrás del de las niñas de Alcàsser. Preguntamos a Balló por si cree que ahí está uno de los principales problemas: "Yo no quiero pensar que hay una mala intención maquiavélica de torcerlo todo, hacerlo mal y equivocarse, no por Dios, son humanos, pero como ciudadana pido responsabilidad y pido cuidado, evidencias... porque todos podíamos haber sido Dolores Vázquez. La clave creo que está, sin ser una experta criminóloga, en por qué, que aún no consigo entender, la causa de la muerte de Rocío se tachó de pasional, eufemismo que usaron para no decir violencia machista, y no sexual".

Entrevista completa a Tània Balló

Tras comentar cómo se masculinizó la figura de Dolores para que pareciera culpable (fue declarada culpable por un jurado popular), valora el hecho de que la sociedad mostrara su lado más deshumanizador y dejara al descubierto su lesbofobia, algo que la responsable de este proyecto cree que hoy no ocurriría: "Ahora, más que volver a ocurrir, quiero creer que estaríamos más alerta. Los movimientos LGTBI tienen mucha más fuerza, tienen más poder político, tienen más altavoz, hay gente mucho más sensible...".

"Yo no le doy voz a un criminal así"

También ha respondido sobre la decisión de no tratar con Tony King, el asesino de ambas chicas, en la actualidad: "Yo no le doy voz a un criminal así, no hay necesidad. No hay nada que me pueda contar que me interese. Yo estoy del lado de las víctimas y son ellas las que tienen que protagonizar esta historia sin ser revictimizadas. Debe ser su relato el que prevalezca para que no olvidemos jamás esta tragedia y para que de una vez por todas entendamos de la necesidad de detener esta lacra que representan los asesinatos de género y machista".

Para finalizar, ofrece su punto de vista personal sobre el hecho de que el sistema no haya compensado todavía a Vázquez por ser condenada a 15 años de prisión y una indemnización de 18 millones de pesetas, estando finalmente 17 meses en prisión por un crimen que se demostró que no había cometido.

Así es el documental

En 1999, la joven Rocío Wanninkhof es asesinada. Dolores Vázquez, expareja de su madre, ingresa en prisión sin pruebas sólidas que demuestren su culpabilidad. Influenciada por una  fuerte campaña discriminatoria, la opinión pública española quiere encontrar un culpable. Cuando en 2003 aparece el cuerpo sin vida de otra adolescente, Sonia Carabantes, la policía atrapa al verdadero asesino, pero para entonces la sociedad ya ha pasado página. Una apuesta fílmica que cubre las múltiples perspectivas del caso: judicial, política, mediática y de género. 

Documental Violencia Machismo
El redactor recomienda