Todo lo que tienen en común 'Lupin' y 'La casa de papel', dos fenómenos en Netflix
  1. Televisión
  2. Series TV
CARA A CARA

Todo lo que tienen en común 'Lupin' y 'La casa de papel', dos fenómenos en Netflix

Analizamos todo lo que tienen en común dos de las series más vistas de la historia de Netflix

placeholder Foto: Imagen promocional de 'Lupin'. (Netflix)
Imagen promocional de 'Lupin'. (Netflix)

La serie francesa 'Lupin' continúa imparable en Netflix, donde en menos de un mes ya la han visto 72 millones de espectadores, según los datos (imposibles de contrastar) aportados por la propia plataforma. Ha superado, además, a la cuarta temporada de 'La casa de papel' que en pocos días vieron 65 millones de personas. Por si fuera poco, se acerca peligrosamente a 'Los Bridgerton', que con 82 millones de espectadores es a día de hoy la serie más vista de la historia de la plataforma. Netflix ha confirmado esta misma semana que la parte 2 de esta versión contemporánea del clásico francés Arsène Lupin llegará este mismo verano.

¿Qué tiene esta ficción francesa protagonizada por Omar Sy ('Jurassic World 3'), y escrita y dirigida por George Kay ('Killing Eve'), para haberse convertido en tan poco tiempo en un fenómeno de masas solo comparable a 'La casa de papel'? La respuesta es que ambas series, salvando las distancias, comparten mucho más que un espectacular robo.

placeholder Imagen promocional de la serie 'Lupin'. (Netflix)
Imagen promocional de la serie 'Lupin'. (Netflix)

Pero vayamos por partes, porque hay mucha tela que cortar. De entrada, el arrollador éxito mundial del que ambas producciones europeas disfrutan obedece a una atractiva temática universal, como es el mundo de los robos, que bien construida resulta perfecta para ser digerida por todo tipo de públicos. Su reconocimiento internacional delata, por otra parte, un hecho incontestable: el fin del dominio de la industria americana en la producción y consumo de series de ficción, algo impensable hace solo 10 años, cuando el 90% de todo lo que se veía en el mundo procedía de Estados Unidos.

¡A quién no le gusta un robo!

El ser humano siente una pasión irrefrenable por todo lo que rodea a los grandes robos. Admiramos a aquellos que con el suficiente arrojo, ingenio y valentía son capaces de apropiarse de lo ajeno y convertirse en millonarios de la noche a la mañana. Nos vuelve locos, y nos mata de envidia a la vez, esa opulencia y descarada riqueza caída del cielo ilegalmente... y por la cara. El 'showrunner' George Kay, sabedor de esta maldita atracción con la que convivimos, ha construido un sólido relato protagonizado por un ladrón de guante blanco, Assane Diop, que roba tan bien o mejor que el Profesor y toda su popular banda de atracadores juntos.

placeholder Imagen promocional de 'La casa de papel'. (Netflix)
Imagen promocional de 'La casa de papel'. (Netflix)

Hasta que llegó 'Lupín', creíamos que solo Álex Pina, creador de la famosa serie española, con la ayuda inestimable del Profesor y su banda eran capaces de poner en marcha semejante maquinaria de ingenio a la hora de dar un golpe. Sin embargo, ha tenido que llegar Diop con su espectacular entrada por la puerta de atrás en la pinacoteca más famosa del mundo, el museo del Louvre de París, para darnos cuenta de que se puede robar a lo grande en cualquier parte.

Ambos atracos, eso sí, comparten idénticas dosis de talento e ingenio para que todo funcione en ellos con la precisión de un reloj suizo. Son dos grandes series inmensamente adictivas que, con sus deslumbrantes giros de guion, alta tensión e inesperadas sorpresas, nos regalan un entretenimiento sin límites. Por eso arrasan.

Hay pocos robos tan perfectos como los que aparecen en 'Lupin' y 'La casa de papel'

En las dos, además, los robos son aspiracionales. ¿A qué nos referimos? Ni Arsenne Diop ni el Profesor quieren hacerse millonarios, sino que buscan obtener el reconocimiento, la satisfacción de su propio ego, venciendo así sus propias frustraciones y contradicciones internas. Con todo y con eso, roban a conciencia, aunque de manera bien distinta.

Mientras Assane es un ladrón de guante blanco analógico, casero y rudimentario, que prescinde de los artilugios más modernos para llevar a cabo sus fechorías, el Profesor siempre se rodea de alta tecnología, ordenadores, planos, cronómetros, explosivos, móviles y GPS por todas partes.

placeholder Imagen de 'Lupin'. (Netflix)
Imagen de 'Lupin'. (Netflix)

El robo, su modo de vida

Pero más allá de sus ingeniosos y espectaculares robos, la vida y personalidad de sus protagonistas también guardan cosas en común. Tanto Sergio Marquina, el Profesor, como Assane Diop han sufrido infancias duras: el primero, postrado en un hospital; y el segundo al quedarse huérfano desde bien pequeño. Los dos, además, han estado muy marcados desde niños por la figura paterna, cuya muerte nunca han logrado superar.

Ellos, y no otros, les inculcaron esa peculiar pasión por robar, que se ha convertido en su modo de vida. No son atracadores al uso, no son peligrosos, buscan ser vistos como héroes, no como ladrones. Tienen unos principios y normas morales y éticas muy claras. Jamás cometen asesinatos, ni el uno ni el otro. Roban a los que 'se lo merecen', a los poderosos, e intentan acabar con la desigualdad económica en la sociedad, donde las grandes fortunas están en manos de unos pocos.

placeholder Alvaro Morte, actor de 'La casa de papel'. (Netflix)
Alvaro Morte, actor de 'La casa de papel'. (Netflix)

Ambos son cultos, inteligentes, atractivos, seductores, pacientes, habilidosos, herméticos y con una mente privilegiada con la que, a menudo, juegan al despiste. Nunca sabes realmente lo que están tramando, pero te enamoras de ellos por sus brillantes ideas y su capacidad para ponerlas en práctica. Prueba de ello es la facilidad con la que saben dar esquinazo a las fuerzas de seguridad. Y es que, por cierto, la Policía en ambas series no puede ser más torpe y salir peor parada. Son una pandilla de inútiles, tan incapaces de abortar un atraco al Banco de España como, en el caso de los gendarmes franceses, de detener a un ladrón que, por donde pasa, roba todo lo que se le pone por delante.

A lo largo de este 2021 veremos la temporada final de 'La casa de papel' y la segunda tanda de capítulos de la primera temporada de 'Lupin'. Sin duda, dos potentes estrenos que volverán a deslumbrarnos y a ratificarnos en lo agradecidos que son los grandes robos cuando están bien pensados y mejor ejecutados en la pantalla.

Traíler de 'Lupin' (Netflix)
Series de Netflix
El redactor recomienda