CRÍTICA DE 'LA TELETIPA'

'El pionero', el lado más siniestro de 'Jesús Gil: "Compré los muertos uno a uno"

HBO España acaba de estrenar una serie de cuatro capítulos que bucea entre los abismos y las cumbres del que fuera presidente del Atlético de Madrid y alcalde de Marbella

Foto: Jesús Gil, protagonista de 'El Pionero'. (HBO)
Jesús Gil, protagonista de 'El Pionero'. (HBO)

"España es tierra de conquistadores. ¿Es usted un conquistador señor Gil? Conquistador en sí, no. Me tengo por un creador".

Por un momento pensé que me había equivocado de enlace, que se me habían colado estos de Vox, cuyo líder va de conquistador y que, además, en plena campaña electoral se dejó fotografiar con un morrión en la cabeza, sí, el casco que utilizaban los Tercios españoles en los siglos XVI y XVII. ¡Menudo disparate! El suyo y el mío. El de Abascal porque don Pelayo no sabía de morriones, y el mío porque el supuesto conquistador no era nada más y nada menos que Jesús Gil y Gil. Y tal y tal.

[Tráiler de 'El Pionero', la serie documental sobre Jesús Gil de HBO España]

Así arranca 'El Pionero', la primera serie original de HBO España, que bajo la mirada de Enric Bach y Justin Webster bucea entre los abismos y las cumbres del que fuera el rey del ladrillo, presidente del Atlético de Madrid, conflictivo alcalde de Marbella y pionero… en escándalos.

'El Pionero' es una interesante crónica de una época que no deberíamos olvidar para así no correr el peligro de volver a repetirla

Durante cuatro capítulos, 'El Pionero' recorre la vida de uno de los personajes más complejos y enrevesados que ha dado este país; un personaje que sacado de contexto con sus demagogias, su exaltación del populismo, sus presuntas soluciones políticas, sus mentiras, su discurso simplista y su carisma establece cierto paralelismo con la actualidad. No en vano, 'El Pionero' aterriza en una época en la que los populismos se han instalado en la vida política, primero en Europa y, desde hace bien poco, en España.

Jesus Gil, en 'El pionero'. (HBO)
Jesus Gil, en 'El pionero'. (HBO)

No veo yo que este sea un camino para limpiar la imagen de uno de los personajes más mediáticos de finales del siglo XX, como han acusado muchos. El primer capítulo arranca con el cumplimiento del sueño marbellí y retrocede para narrar los principios de aquel joven nacido en Burgo de Osma (1933) que vendía camiones en Madrid y que llegó a fundar su propio partido para convertirse en alcalde de Marbella, con la intención de hacer y deshacer a su antojo el Plan General de Urbanismo de la ciudad.

Compré los muertos uno a uno, pagando indemnizaciones cuando yo no tenía la culpa (Jesús Gil)

Esto no lo digo yo, lo dicen nada más arrancar el documental aquellos que trabajaron con Gil y Gil en el Ayuntamiento de Marbella. Recuerdan que tras la paralización de varias obras por falta de permisos, el expresidente del Atlético de Madrid se propuso llegar a la alcaldía para revertir sus problemas.

Jesús Gil, durante la campaña electoral. (HBO)
Jesús Gil, durante la campaña electoral. (HBO)

El tándem Bach-Webster no se corta a la hora de rastrear la figura de Jesús Gil. Secundados por las confesiones de sus hijos, sus hermanos, periodistas como José María García, futbolistas (Futre), amigos y enemigos colocan sobre la mesa lo mejor y lo peor de su figura. Así, entrelazan su faceta carismática, visionaria y creativa, la que le hizo llegar a lo más alto, con el embaucador, charlatán, ambicioso y corrupto que terminó en la cárcel, que se arruinó varias veces y que llevó a la ciudad de Marbella de lo más alto a las profundidades. 'El Pionero' surge como una interesante crónica de una época que no deberíamos olvidar para así no correr el peligro de volver a repetirla.

Para los que no se acuerden o no lo hayan vivido, el primer capítulo recuerda la tragedia de los Ángeles de San Rafael. Promotor y propietario del complejo turístico, realizó las obras de ampliación del restaurante sin licencia y ordenó adelantar la inauguración para poder acoger la convención de Spar. Jesús Gil no escuchó a los especialistas y el 15 de junio de 1969, en plena convención, el suelo se vino abajo, murieron 58 personas y 150 resultaron heridas.

Gil fue condenado a cinco años de cárcel por homicidio imprudente, de los que cumplió tan solo un año y medio gracias a que su madre escribió a quien tuvo que escribir, incluso hasta al mismísimo Franco, pidiendo el indulto para su hijo. Líder nato, se convirtió en el capo de la cárcel y vivió como un rey en su celda de Segovia. "Cándido me traía todos los días la comida", confiesa en una entrevista.

Jesús Gil. (HBO)
Jesús Gil. (HBO)

"Compré los muertos uno a uno, pagando indemnizaciones cuando yo no tenía la culpa". Personaje amoral donde los haya, en su vida tuvo dos indultos. Sus hijos y hermanos coinciden al confesar que el personaje clave en la vida de Gil fue su madre. "Guadalupe era todo un icono para él, una mujer de armas tomar, autoritaria y luchadora", confiesa un amigo de la infancia.

"Ella se quedó viuda con tres hijos, se puso el gorro de emprendedora, quería que yo fuera un hombre de bien, que estudiara. Vine a Madrid a estudiar veterinaria y me metí en una pensión con veintitantas prostitutas", confiesa Gil.

Jesús Gil, protagonista de 'El Pionero'. (HBO)
Jesús Gil, protagonista de 'El Pionero'. (HBO)

De ahí, sus hijos y sus hermanos pasan a hablar sin pudor de su afición a las mujeres (se nota que el protagonista ya no puede defenderse). Recuerdan como anécdota graciosa, que no deja de ser una más de sus "machistadas", que de joven se paseaba por la Gran Vía en un descapotable rojo al que bautizaron "el carro de la carne", por las chicas que se subían en él. En ese momento, me vino a la memoria un inmenso y orondo 'Moby Gil' (como lo bautizó Carmen Rigalt) a remojo rodeado de "Mamachichos" en 'Las noches de tal y tal', un programa estrenado en Telecinco hace la friolera de 24 años que se emitía desde Marbella y cuyos presentadores eran Jeannette Rodríguez, Pepe DaRosa Jr. y el entonces alcalde de la ciudad, Jesús Gil. Algo impensable en el siglo XXI.

El primer capítulo de la serie se presenta como un ejercicio narrativo sugestivo donde se ofrecen las primeras pinceladas que dejan al espectador un regusto agridulce y con ganas de más. Jesús Gil vivió desafiando las leyes, como su madre, haciendo y deshaciendo a sus anchas, perseguido por la Justicia y encumbrado por el pueblo. No lo olvidemos. En Marbella le votaba todo el mundo. Arrasaba. Quizá deberíamos saborear con avidez esta serie para aprender de lo vivido y no dejarnos encandilar por figuras de su calaña.

Este es el ejemplo de un texto alternativo

Series TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios