esta noche se estrena la t8

Las claves por las que 'Juego de Tronos' se ha convertido en todo un fenómeno mundial

La serie de HBO se ha convertido en una máquina de hacer dinero, con unas audiencias incalculables, sin embargo, todo lo que tiene un principio... también tiene un final

Foto: Imagen promocional de 'Juego de Tronos'. (HBO)
Imagen promocional de 'Juego de Tronos'. (HBO)

A las 3 de la madrugada del domingo al lunes, hora española, en simultáneo con Estados Unidos, se estrena en España el primero de los 6 capítulos de la octava y última temporada de 'Juego de Tronos'. A partir de entonces, cada semana HBO, Movistar+ y Vodafone TV ofrecerán la posibilidad de seguirla bajo demanda (VOD). Dice así adiós el mayor fenómeno televisivo de la historia de la televisión mundial tras 8 años en emisión (se estrenó en abril de 2011) y tras haberse coronado como la serie más vista de la historia, la más descargada y con el presupuesto por capítulo más alto hasta la fecha. A tan solo unas horas para su regreso, todo son especulaciones sobre lo que pasará en tierras de Poniente ante la gran invasión de los Caminantes Blancos.

[fuboTV: suscríbete y no te pierdas la temporada final de 'Juego de Tronos']

Será muy difícil mentalizarse de que no volveremos a ver a los Lannister y a los Stark 'matarse' por hacerse con el control de los 7 Reinos de Poniente. Y es que 'Juego de Tronos' es mucho más que intrigas palaciegas, protagonizadas por cientos de personajes dispuestos a todo por el poder, incluida la muerte en medio de batallas impecablemente realizadas.

Batallas impecablemente rodadas, guiones redondos y un gran reparto de actores hacen de ella todo un éxito

La ambiciosa entrega final de la adaptación televisiva de George R.R. Martin pondrá a partir de este domingo el broche de oro a una historia, la de Jon Nieve, Daenerys, Cersei y compañía, que nos ha traído de cabeza durante años. Habrá que aprovechar, pero que muy bien, estos 6 únicos capítulos, bien dosificados por cierto, incluso en cuanto duración. Los tres primeros durarán en torno a 60 minutos, mientras que el metraje de los otros tres restantes alcanzará los 80.

[Los creadores de 'Juego de Tronos' hablan del final: "Aquí es donde la historia termina"]

¿Por qué gusta tanto 'Juego de Tronos'? Hay motivos absolutamente objetivos y fuera de dudas. El primero, la calidad que está directamente relacionada con la cantidad de millones invertidos en cada temporada. En esta última se han invertido nada menos que 15 millones de dólares por episodio.

Tamaña inversión provoca también que caigamos fascinados ante determinadas escenas, como las secuencias de las cientos de batallas que con miles de extras están perfectamente sincronizadas y engarzadas. Son puro arte. Hay episodios de 'Juego de Tronos' en los que una batalla fácilmente puede durar 15 o 20 minutos, sin que te aburras. Cuando uno las ve, piensa ¿cómo diablos se puede coordinar a todo este incontable equipo humano, grabarlo, montarlo sin un solo fallo y que el resultado sea una obra de arte?

Tercer motivo: los actores, cuya vida en la serie ninguno tiene garantizada, se ganan sus millonarios suelos a base de bien. La mayoría británicos y exhultantemente buenos, cobran lo que se merecen; algunos por encima incluso del medio millón de dolares por episodio. Todas estas razones han convertido a 'Juego de Tronos' en todo un éxito mundial. Sin embargo, también es verdad que otras series, con similares ingredientes, no lo han conseguido. ¿Qué ha hecho entonces que millones de espectadores caigan rendidos antes las andanzas de Jon Nieve o no duerman pensando en el futuro de Cercei? Pues otras muchas cosas.

Emilia Clarke 'Juego de Tronos' (HBO)
Emilia Clarke 'Juego de Tronos' (HBO)

'Juego de Tronos' del siglo XXI

Hay otros muchos motivos por los que triunfa en todo el mundo 'Juego de Tronos'. El primero es porque nos sentimos identificados con muchas de sus 'miserias'. A pesar de que transcurre en plena Edad Media, en un lugar ficticio como es Poniente, lleno de peligrosos caminantes blancos, dragones que vuelan o terroríficas enfermedades,... gran parte de lo que ocurre en los Siete Reinos podría trasladarse sin problema al siglo XXI.

En nuestro día a día, sobre todo en el ámbito profesional, cuando salta un conflicto relacionado con 'puñales' y luchas de poder en el trabajo, está más que acuñada la expresión que utilizamos a diario "Esto parece 'Juego de Tronos". Es este el mejor ejemplo de lo actual de una serie que tenemos perfectamernte interiorizada en nuestra cotidianidad.

Salvo en lo tecnológico, en lo no tangible, hemos evolucionado mucho menos de lo que nos creemos. La lucha de poder, los puñales que nos pasan por derecha e izquierda, los ricos cada vez más ricos y los pobres más pobres, los lugares donde la vida no vale una mierda; todo esto está a la orden del día en nuestra sociedad y, curiosamente, aparece hasta aburrir en cada uno de los 67 capítulos de 'Juego de Tronos'. Nos sentimos identificados con lo que vemos en la ficción de HBO y nos resulta tan familiar y cercano que por eso nos atrapa tanto. La mejor fórmula para que una serie funcione es, sin duda alguna, que lo que ve el espectador no le suene a chino. Y eso, en Poniente lo bordan.

Parte del elenco protagonista de 'Juego de Tronos' (HBO)
Parte del elenco protagonista de 'Juego de Tronos' (HBO)

Grandes dosis de sexo y violencia

Gracias a que 'Juego de Tronos' se emite por un canal de cable de pago, los guionistas de la serie -conscientes de lo que vende- se permiten ir más allá en cuanto al sexo y a la violencia se refiere. En estas siete temporadas ha sido habitual ver sin ropa a varios de los protagonistas -especialmente a las mujeres- y las escenas de sexo han sido múltiples y variadas, dando cabida, incluso entre hermanos, a relaciones heterosexuales y homosexuales, felaciones y orgías.

La serie no ha estado exenta de polémica, ya que algunos han considerado que algunas escenas de violencia sexual han resultado gratuitas e innecesarias. Los guionistas tampoco han tenido problemas en incluir sangrientas matanzas e innumerables imágenes de muertes y batallas, otro de los sellos inconfundibles de 'Juego de Tronos' que han contribuido a atrapar a los espectadores. La vida vale bien poco en esta serie, pero no solo en los personajes secundarios. No han tenido problemas en 'cargarse' a varios de sus protagonistas. Esta táctica ha hecho que el espectador también se sienta atraído por ver quién desaparecía y quien no en cada una de las temporadas.

Ned Stark uno de los primeros en morir (HBO)
Ned Stark uno de los primeros en morir (HBO)

Impredecible y con un ritmo trepidante

Nunca se sabe lo que va a suceder a continuación y eso es precisamente lo que da a 'Juego de Tronos' las dosis de adrenalina y energía que la hacen tan adictiva. Sin duda uno de sus puntos fuertes es que todo sucede muy rápido, con giros de guion muy sorprendentes. Personajes que parecen fundamentales mueren de repente sin que nadie lo espere.

Si uno no se ha leído los libros de antemano, la historia resulta impredecible. Constantemente están pasando cosas nuevas. En una temporada odias al villano y en la siguiente te cuentan más sobre su pasado y, de la noche a la mañana, se convierte en protagonista. Todos esos giros hacen que los seguidores se mueran por saber qué va a pasar en el siguiente episodio.

Logotipo de 'Juegos de Tronos'. (HBO)
Logotipo de 'Juegos de Tronos'. (HBO)

Twitter y las descargas ilegales

El estreno de cada nueva temporada supera en expectación a la anterior, alimentando la leyenda y contribuyendo a convertir a 'Juego de Tronos' en el 'monstruo' de la televisión a nivel mundial. La serie de ficción, basada en las novelas de George R. R. Martin, se traduce entonces en un clamor popular por volver a ver a sus personajes en la pantalla. Tuits repletos de etiquetas, historias en Instagram llenas de emoción contenida e incluso notas de voz a través de aplicaciones de mensajería con el tarareo de la inconfundible entradilla. Cualquier soporte es válido si se trata de expresar el amor que se profesa hasta el fanatismo por 'Juego de Tronos'.

Twitter y las descargas ilegales han contribuido especialmente a su difusión a nivel mundial. Ha sido una de las series, desde su estreno, más pirateada. Tan solo la primera temporada se libró de situarse en la primera posición, en cuanto a descargas ilegales se refiere (3,4 millones por episodio), únicamente superada por 'Dexter' (3,6 millones).

Las dos primeras temporadas comenzaron a marcar la pauta con 3,4 y 3,9 millones de descargas, respectivamente. Los estrenos de la tercera (5,2 millones de descargas ilegales) y cuarta (7,5 millones de descargas) consolidaron esa hegemonía como serie reina de la piratería frente a cualquier otra, por más que HBO intentara evitarlo. El gran salto vino con el estreno de la quinta temporada: el primer episodio 'The Wars to Come' cosechó la impactante cifra de 13 millones de descargas realizadas de manera ilegal, aumentando en 5,5 millones respecto al año anterior. La serie ha ido batiendo su propio récord de descargas ilegales con cada nueva temporada.

Un caminante blanco de 'Juego de Tronos' (HBO)
Un caminante blanco de 'Juego de Tronos' (HBO)

13,7 millones de personas descargaron ilegalmente el primer episodio de la séptima temporada, nada más ver la luz. A este número hay que sumarle las 77,9 millones de veces que fue seguido de manera ilegal vía online, haciendo un total de visionados mediante canales no oficiales superior a los 90 millones. El contraste es aún mayor cuando se compara con los 16,1 millones de visualizaciones que tuvo el capítulo a través de las opciones propias de HBO.

A su éxito han contribuído sus millonarias descargas ilegales, las redes sociales y las grandes dosis de violencia y sexo de cada capítulo

Y si hablamos de las redes sociales, la cosa se dispara. Su popularidad ha ido en aumento, conforme se ha ido generalizando el uso especialmente de Twitter, una de las plataformas que más se presta a hacer comentarios durante su emisión. En 2013, el estreno de la tercera temporada tuvo un seguimiento que se tradujo en un impacto de cerca del medio millón de tweets. Tres años más tarde, en 2016, los tweets que se lanzaron durante el primer capítulo de la sexta temporada, superaron ya el millón y medio. De la misma manera que ocurriera con las descargas ilegales, el primer episodio de la séptima temporada supuso un nuevo récord para la serie. Se llevó la palma en cuanto a su repercusión en la redes sociales, alcanzando la friolera de los 2,4 millones de tuits el día del estreno

Nunca más veremos nada igual

Cualquier movimiento relacionado con la serie durante estos 8 años ha traspasado fronteras, convirtiéndose en un fenómeno global en todo el mundo. Aunque la serie con seguridad, tal y como ha ocurrido con otras míticas como 'Los Soprano' o 'The Wire', pasará a los anales de la televisión, toda la expectación mediática que ha supuesto el estreno de cada temporada se acabará para siempre en las próximas semanas. Nunca más lo veremos.

Y muchos, como el propio George RR Martin, autor de la 'Canción de Hielo y Fuego', la obra en la que se basó 'Juego de Tronos', nunca entenderán ni compartirán la decisión de los sowrunners de la serie David Benioff y D. B. Weiss de 'matar' en connivencia con HBO, la gallina de los huevos de oro de la compañía de televisión norteamericana, dejando huérfanos a millones de fans en todo el mundo.

Series TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios