OPINIÓN DE 'LA TELETIPA'

Isabel Pantoja, tu encierro, mi castigo: estoy 'jarta' de tus abandonos de 'Supervivientes'

Isabel Pantoja se ha confesado, por fin: "Estar en una isla me recuerda que no tengo el mando de mi vida, me siento encerrada y no puedo estar así"

Foto: Isabel Pantoja, en 'Supervivientes 2019'. (Telecinco)
Isabel Pantoja, en 'Supervivientes 2019'. (Telecinco)

"Yo he venido a concursar, soy una concursante más. Desde el 2011 éste era el sueño de mi vida. Todo el mundo sabe que lo he pasado muy mal, pensaba que mi mente estaba bien, pero el estar en una isla me recuerda que no tengo el mando de mi vida nuevamente. Durante el día lo sobrellevo lo mejor que puedo, pero cuando llega la noche me dan ganas de salir y no puedo. Ahí viene mi crisis de ansiedad. Me siento encerrada y no puedo estar así".

[El espectacular ataque de ansiedad de Isabel Pantoja en 'Supervivientes 2019']

Estaba claro, el tema del encierro tenía que salir tarde o temprano. Ella que jamás ha pronunciado la palabra cárcel, en algún momento tenía que sacar el asunto del encierro.

Cada vez que se le retuerce el colmillo o cada vez que sus compañeros le llevan la contraria ella amenaza con la huida

Como espectadora de 'Supervivientes 2019' estoy 'jarta' que es mucho más que harta. Otra vez la Pantoja amenaza con irse y ya van… pues no tengo muy claro si es la tercera o la cuarta vez que la tonadillera amaga con la rendición. El 'pantodrama' ya huele. Cada vez que se le retuerce el colmillo, cada vez que las cosas le van mal o cada vez que sus compañeros le llevan la contraria ella amenaza con la huida. ESte jueves se agarró al síndrome de la isla, algo real y que de verdad existe, pero, lo siento, no me lo creo. Es más, me parece una gran excusa para evitar las posibles penalizaciones.

La crisis de ansiedad de Isabel Pantoja en 'Supervivientes'. (Telecinco)
La crisis de ansiedad de Isabel Pantoja en 'Supervivientes'. (Telecinco)

Yo que comencé el concurso siendo la más pantojista entre los pantojistas, me he cansado. Sobretodo porque tras cada tentativa de evasión, la tonadillera ha recibido un premio no merecido. Que si una llamadita de Kiko, que si otra de Isa... Esta vez no iba a ser menos. Lo sé, ha sido casualidad. Chabelita ya estaba volando cuando su madre gritaba por todo Cayo Paloma macuto en mano: "Yo me quiero ir ya, yo no quiero estar aquí. ¡Ay, ay, ay, ay, ay… Ya no puedo más. ¡Ay, ay, ay, ay…! Yo me voy de aquí aunque sea nadandoooo".

"Una barca dios mío, una barca", contestaba Omar, no sé si asustado por la escandalera o muerto de risa. No le pillo muy bien el puntito a este chico.

"A mí la isla me recuerda mucho donde estuve que no elegí estar. La comida es lo de menos, estoy todo el rato pensando en mi madre, mis hijos, mi familia y mi gente. Mi libertad la he perdido, pero no quiero defraudar a nadie, quiero demostrarme a mí misma que sí puedo. No quiero abandonar”. La Pantoja, empoderada, en la palapa confesaba que volvía al concurso.

La cárcel atormenta a Isabel Pantoja en 'Supervivientes'. (Telecinco)
La cárcel atormenta a Isabel Pantoja en 'Supervivientes'. (Telecinco)

Isabel Pantoja sufrió el miércoles una crisis de ansiedad inesperada, o no. En décimas de segundo la tonadillera, como gran artista que es, aparcó la angustia para transformarse en la gran desmesurada plañidera de la isla. No olvidemos que antaño a las lamentatrices las pagaban para llorar en los entierros. Ellas con el cabello revuelto lleno de cenizas, llevaban un pequeño recipiente en el que recogían las lágrimas que derramaban y las depositaban junto al muerto.

"Igual que en un escenario, finges tu dolor barato. Tu drama no es necesario. Ya conozco ese teatro. Teatro lo tuyo es puro teatro, falsedad bien ensayada, estudiado simulacro".

Puro teatro. En bucle me venían anoche los versos de la canción de La Lupe. Lo siento, pero no me creo sus llantos. Psicológicamente es totalmente comprensible el ataque de ansiedad por la privacidad de libertad, pero me parece de un oportunismo salvaje comparar una cosa con otra. Esto es lo más parecido a jugar con las cartas marcadas.

Kiko Rivera e Isabel Pantoja, en 'Supervivientes'. (Telecinco)
Kiko Rivera e Isabel Pantoja, en 'Supervivientes'. (Telecinco)

Tras el sofocón, la Pantoja decidió ponerse en huelga de hambre. Dos días se ha pasado si abrir la boca. Allí que la comida es un lujo. Tanto es así que Omar, en calidad de yerno deseado, se apiadó de la señora y le pidió permiso para abrir una piña al Capitán todo lo ordeno Colate. En un alarde de generosidad, el cantante le ofreció incluso su lasca de piña, pero la señora de Cantora se negó en rotundo. Dignidad ante todo, debió pensar. La Pantoja sólo rumiaba cómo sobrellevar su falta de libertad.

[Isabel Pantoja y el fantasma de la cárcel: el motivo tras sus crisis en 'Supervivientes']

Jorge Javier inauguró la gala avisando a la audiencia que la organización y la protagonista de este desequilibrio emocional tenía la intención de explicar todo y que, en cuanto Isabel Pantoja confesara, la montaña rusa emocional iba a cobrar sentido.

Personalmente, lo tenía claro. La Pantoja sufre el síndrome de la isla, se sentía encarcelada y no sabía cómo confesarlo. Vivir rodeado de agua para unos es sinónimo de libertad y expansión, para otros es cárcel y opresión. Y cuanto más pequeña es la isla, las sensaciones se multiplican por mil.

Isabel Pantoja reencontrándose con Chabelita en 'Supervivientes'. (Telecinco)
Isabel Pantoja reencontrándose con Chabelita en 'Supervivientes'. (Telecinco)

Tenga o no tenga el síndrome, el tema ya cansa. Por lo menos, la última vez que lo intentó, Carlos Sobera estuvo en su sitio. Sin ruegos y con la mayor educación le recordó lo que podía suponer su 'espantá', económica y profesionalmente hablando.

Ni siquiera la semana de su liderazgo la Pantoja ha sido capaz de mantener el tipo. Habrá echado cálculos y se habrá dado cuenta de que, si no renuncia, le quedan como mínimo dos semanas más como superviviente. Que pueden ser muchas más puesto que las reacciones de los votantes del concurso no se parecen, ni por asomo, a las de otros 'realities'. Decir que te quieres ir en 'Supervivientes' es lo más parecido a abrir la caja de Pandora, la caja de todos lo males, la caja de los encierros. La audiencia es más bien sádica y cuando ve que alguien lo está pasando mal, más tiempo lo deja de Robinson Crusoe.

Si quiere demostrarse a sí misma que puede con todo, más le vale armarse de paciencia, porque le queda isla que vivir si no quiere pagar la penalización. Dos veces se la ha llevado la barca, dos veces la ha traído de vuelta, si esto no es favoritismo que alguien me explique qué es.

Este es el ejemplo de un texto alternativo

Programas TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios