Aciertos y errores del estreno de 'La Voz': mismo perro con distinto (y caro) collar
  1. Televisión
  2. Programas TV
análisis del estreno en Antena 3

Aciertos y errores del estreno de 'La Voz': mismo perro con distinto (y caro) collar

'La Voz' aterrizó en Antena 3 con Paulina Rubio y Luis Fonsi como gran reclamo, olvidándose de sorprender al espectador con voces auténticas con las que conectar

placeholder Foto: Análisis del estreno de 'La Voz' en Antena 3. (Atresmedia)
Análisis del estreno de 'La Voz' en Antena 3. (Atresmedia)

"La Voz' como nunca antes la habías visto". Con este lema promocionó Atresmedia el estreno de la nueva edición del talent show musical en su intensa campaña de promoción. El formato cambiaba de cadena y con este salto la apuesta se duplicaba: doble noche de emisión semanal para las audiciones a ciegas, cobertura 24 horas, reducción del horario de las galas... Antena 3 mimaba el formato y así lo supo vender. Hasta su estreno.

[Paulina Rubio, en el ojo del huracán en el estreno de 'La Voz' en Antena 3]

Porque la primera noche de audiciones a ciegas dejó claro que las intenciones estaban ahí, con un plató mucho más espectacular, un renovado look mucho más vistoso en pantalla y un nuevo grupo de coaches que agradeció la sangre fresca de Paulina Rubio, absoluta protagonista de la noche; pero descuidó el mayor problema que el formato viene arrastrando desde hace ya varias temporadas: el abuso del drama en las historias de sus concursantes.

Ni rastro de grandes voces, genuinas, con las que sorprender al espectador

Antena 3 tenía la oportunidad de pulir uno de los mayores defectos del programa en su anterior etapa, algo que además aligeraría el ritmo en estas entregas más cortas, pero nada más lejos de la realidad. Desde 'La Voz' sigue apostándose por las historias de sus concursantes, importantes para conectar con ellos de cara a su futuro en el concurso, pero demasiado cargadas de dramas, relatos de superación y anécdotas sensibleras con los que buscar la lágrima fácil.

Si a esto le sumamos que el flamenco sigue muy presente entre los aspirantes y que los coaches aprovechan la mínima oportunidad para brillar sobre los concursantes (dos canciones tardó Pablo López en interpretar a piano un tema completa), la sensación de déja vù se intensifica cada vez más en esta sexta edición. Para dejarla atrás sería clave el descubrimiento de grandes y genuinas voces que dejen boquiabierto al espectador, pero por más que las actuaciones se sucedieron, ni rastro de alguna de ellas. Se puso toda la carne en el asador en el envoltorio, y faltó lo más impotante: el contenido, las voces.

placeholder Eva González, presentadora de 'La Voz'. (Antena 3)
Eva González, presentadora de 'La Voz'. (Antena 3)

Eva González aprueba con nota

La otra novedad en 'La Voz' venía de la mano de su presentadora, ya que Eva González abandonaba 'MasterChef' para capitanear el desembarco del formato en Antena 3. La andaluza no defraudó, cumpliendo con su papel de mano amiga de los familiares de los participantes en ese difícil momento de tensión de la última fase del casting.

Eva rió, bailó, se emocionó y hasta derramó alguna que otra lágrima con las historias personales de los concursantes. González apostó fuerte con este cambio y se notó, implicándose al máximo en una tarea que, aunque sea muy testimonial en esta fase del concurso, resulta más complicada de lo que parece. Conectar con los familiares y transmitir sus emociones al televidente no es tarea sencilla, y Eva González cumplió con nota en este sentido gracias a su naturalidad y cercanía. Ella era una más en vilo ante las sillas rojas, y el espectador lo agradece (así como descansar del omnipresente Jesús Vázquez en los espacios musicales).

En definitiva, Antena 3 ha logrado dar un lavado de cara más que necesario a 'La Voz', pero el formato continúa lastrado por el drama y el relleno de unas historias que carecen de impacto al haber sido escuchadas una y mil veces antes. Los seguidores del programa continuarán disfrutando de un engranaje que funciona como un reloj tras seis años en emisión, pero ue su audiencia crezca será complicado. Las personalidades de sus coaches no resultan lo suficientemente estimulantes, y el nivel vocal de sus concursantes tampoco logra sorprender, enganchar. El resurgir de 'OT' está todavía muy presente, y no parece que 'La Voz' vaya a ejecutar una jugada similar tras una primera gala completamente anodina.

La Voz Programas TV Antena 3
El redactor recomienda