Rosa, Ruth Lorenzo y Barei, la vida tras el drama de Eurovisión
  1. Televisión
  2. Eurovisión
eurovisión 2018

Rosa, Ruth Lorenzo y Barei, la vida tras el drama de Eurovisión

Nos hemos reunido con las tres representantes de España en el Festival de Eurovisión, descubriendo su presente y recordando su pasado

Foto: Rosa López, Ruth Lorenzo y Barei para Vanitatis.
Rosa López, Ruth Lorenzo y Barei para Vanitatis.

omo si de 'Los juegos del hambre' se tratase, por fin llegan la sexagésima tercera edición de Eurovisión 2018, el festival de la canción europeo en el que tan solo puede quedar uno. Dejando de lado la parte más bélica de la aclamada historia de Katniss Everdeen (la protagonista de la citada saga), España participa por quincuagésima octava vez con la ilusión y las ganas de lograr el deseado triunfo.

A lo largo de todos estos años, muchos han tratado de lograr, sin éxito (a excepción de los prehistóricos primeros puestos de Massiel en el año 1968 y Salomé en el 1969), traerse el oro a casa. Y al final siempre pasa lo mismo. El país entero confía en que esta vez sí, que por fin ganaremos Eurovisión, que nuestra canción merece la pena, que la puesta en escena es rompedora..., y tras no lograr ni siquiera entrar en el top five, se desata una depresión generalizada que tiene hasta nombre propio: Eurodrama.

Rosa López, Ruth Lorenzo y Barei. Vestido Barei: Liu Jo.
Rosa López, Ruth Lorenzo y Barei. Vestido Barei: Liu Jo.

Después de todo estamos hablando de un concurso musical, una competición de la que puedes salir airoso, pese a la posición, si trabajas duro, llevas un buen tema, lo bordas en el festival y continúas luchando. Prueba de ello son Rosa López, Ruth Lorenzo y Barei, tres artistas que con estilos diferentes han representado a España en Eurovisión.

Días antes de la actuación de Amaia y Alfred en Portugal, logramos reunir en exclusiva a la granadina, la murciana y la madrileña. Con energía, alegres, cariñosas y nostálgicas, se ponen en nuestras manos desde una de las suites del hotel InterContinental de Madrid para recordar cómo fue una de las veladas más importantes de su vida.

Rosa López es una de las míticas de Eurovisión, ¿quién no ha cantado su famoso 'Europe's living a celebration' y pensado que ganaría en el año 2002? Como una de las ya veteranas de festival, la también ganadora de la primera edición de 'Operación Triunfo' se muestra más sincera que nunca.

Rosa López. Vestido: Sergi Rigal.
Rosa López. Vestido: Sergi Rigal.

¿Qué recuerdos tienes de tu paso por Eurovisión?

Tengo recuerdos sobre todo a nivel sensorial. Fue una experiencia brutal. Salí del programa como triunfadora, que eso ya fue una pasada, imagínate representar a tu país en Eurovisión. Y encima tener la oportunidad de elegir a cinco compañeros para que me acompañaran... Recuerdo que aún teniendo su apoyo me temblaba todo. Es todo tan potente y tan intenso que se pasa muy rápido.

¿Sentiste mucha presión?

Por mi forma de ser, sí lo viví con presión. Pero fue una presión bonita. Gracias a eso salí como un torillo, con mucho miedo y muchos nervios, pero con ganas de dejar al país lo mejor posible. Piensa que todo el mundo estaba seguro de que ganaríamos y yo no sabía qué iba a pasar.

Rosa López: "Por aquel entonces una séptima posición era vista como un mal puesto cuando es la mejor de los últimos dieciséis años"

Y hablando de esas esperanzas puestas en ti, ¿cómo te sentías cada vez que se decía que ibas a ganar?

Es algo que pasa mucho sobre todo cuando sales de un talent show. El público te apoya porque ha visto tu evolución por televisión, pero fuera de España seguramente no se estén enterando de nada. Nosotros lo vivimos de una manera diferente y potente, y en realidad tampoco era para tanto.

¿Viviste el llamado Eurodrama al no ganar?

La verdad es que no. Aunque tengo que ser sincera. Por aquel entonces una séptima posición era vista como un mal puesto. Cuando, fíjate, este puesto es el mejor de los últimos dieciséis años, cosa que no entiendo porque musicalmente hemos ido creciendo.

Rosa López. Vestido: Sergi Rigal.
Rosa López. Vestido: Sergi Rigal.

¿Qué es aquello que destacarías como lo peor?

Me hubiera gustado haberlo disfrutado más en general; los nervios y la inseguridad no me dejaron hacerlo del todo. Cuando estábamos de promoción, por las fiestas y los eventos, era solo trabajo; estabas ahí como para hacer la pelota, algo muy raro. Me gusta lo que está pasando este año, que todo el mundo canta con todo el mundo y la música está por encima de todo.

¿Hasta qué punto tuviste la opción de opinar y elegir?

Yo soy muy cabezota, pero me dejé asesorar por completo. Ante tal magnitud, lo único que quería era que saliera todo lo mejor posible. Recuerdo que tuve muchísimas pruebas de vestuario. Al final me vi muy cargada. Me molestaba la flor del cuello, me bailaba la de la cintura... Pero fue muy especial tener a tanta gente alrededor cuidándome.

¿Sueles ver la actuación?

Hace poquito he tenido como una terapia con amigos en una casa rural. Y como estoy creando un nuevo repertorio para mi próxima gira en acústico, he tenido que afrontar ese momento de una vez por todas y verme. No paré de llorar. Tuve muchos sentimientos encontrados, por gente que estaba en ese momento conmigo y que ya no están, por la inocencia que tenía, por aquellas cosas que no hice y que me hubiera gustado hacer, el momento de popularidad en el que vivía..., aunque me gusta vivir así, más tranquila.

Rosa López: "Si encuentro esa canción que me haga flotar, sentirme llena y que estoy comunicando algo, quizá volvería a Eurovisión"

¿Volverías a Eurovisión?

No lo sé. Si encuentro esa canción que me haga flotar, sentirme llena y que estoy comunicando algo, quizá lo haría. Necesitaría algo muy mío con lo que me sintiera identificada, con un mensaje. Si no, no tendría sentido.

Rosa, 17 años después...

La gente todavía me recuerda por Eurovisión y 'Europe's living a celebration'. Es increíble, pero no me recuerdan por mis otras canciones... Aunque he publicado ocho discos desde entonces y me gustaría que también se me conociera por alguno de mis temas.

Actualmente, con casi 40 años, no me veo haciendo música bailable. Aunque claro, luego veo a Jennifer Lopez y Madonna, que siguen dándolo todo, y nunca se sabe [risas]. Sueño con hacer música de público minoritario, ir a festivales de jazz, rhythm and blues, blues, rock... Facetas que el público nunca ha visto en las que me gustaría indagar.

Puede ser que esté llegando el momento de romper con todo e innovar, pero por el momento estoy lidiando con lo que tengo y con lo que siento. De hecho, estoy preparando una gira en acústico en la que voy a meter canciones que no son mías. Es un repertorio que está en mi corazón y que me apetece cantar. Voy muy poquito a poco. Es una forma de que la gente crea en mí como yo creo.

rosa roja


En el año 2014, tras darse a conocer gracias al 'Factor X' británico, Ruth Lorenzo conquistaba al público y al jurado de Televisión Española en una de la famosas y polémicas galas de preselección. 'Dancing in the rain', tema compuesto por la propia artista, fue el tema con el que viajó hasta Copenhague logrando un destacado noveno puesto.

Ruth Lorenzo. Camisa: Escada.
Ruth Lorenzo. Camisa: Escada.

Fuiste al festival con muchas ganas y fuerza, ¿cómo viviste la experiencia?

Me acuerdo de la chica que me maquilló, con el espray mojándome el pelo, escuchaba la banda que había antes que yo tocando, todo el público, aparte se armó un poco de revuelo porque la gente ya estaba viendo cómo seguían humedeciéndome el pelo, iba con una toalla... El técnico de sonido, el olor… Olía un poco a los fuegos artificiales que habían lanzado justo antes y fue superbonito. También recuerdo a mi representante ahí diciendo: "¡Venga, que puedes!". Fue muy guay.

¿Sentiste mucha presión los meses previos a la actuación?

No. Presión no. Bueno, yo vivo en constante presión, porque soy alguien que trabaja mucho, muy perfeccionista. Me gusta que todo salga bien, entonces me suelo poner presión y trabajo muy bien bajo esas circunstancias. No lo recuerdo como algo negativo, lo recuerdo como un objetivo y vamos a trabajar en ello.

Ruth Lorenzo: "Me preguntaron una vez si iría a Eurovisión y dije: '¡Jamás! ¡Es un cuadro!'. Y toma ya castaña, no puedo hablar"

¿Te habías imaginado alguna vez representando a España en el Festival de Eurovisión?

A mí me preguntaron una vez: "¿Te animarías a representarnos en Eurovisión?". Y yo dije: "¡Jamás iría a Eurovisión! ¡Nunca! ¡Es un cuadro!". Y toma ya castaña, no puedo hablar. "¡Yo nunca iré a los Grammy!". A ver si así me toca alguno [risas].

¿Te veías con visibilidades reales de ganar?

Yo iba a ganar, porque si no vas con esa actitud, te quedas a medio gas. Quedé en un muy buen puesto, noveno empatado con Dinamarca, y el equipo me animaba diciendo: "¡Tía, qué guay!". Pero tras saber los resultados yo decía: "Ay, siento no haberme traído el oro a casa". Cuando vas a cualquier tipo de competición, tienes que ir con la mentalidad de llegar lo más alto que puedas, así vas a entregarte al máximo. A mí me encanta la competición sana.

Ruth Lorenzo. Vestido: Antonio García.
Ruth Lorenzo. Vestido: Antonio García.

Un top ten es incluso algo complicado de lograr en España, aún así ¿sentiste el Eurodrama típico de todos los años? ¿Había mucha gente decepcionada porque sintieron que ibas a ganar?

Hice una gran actuación y no sentí Eurodrama. Si miras los números, quedé cuarta por el televoto. El mayor drama fue conmigo misma por no haber conseguido más. Pero ganó quien se merecía ganar. Conchita se merecía el triunfo.

Ese año se hizo justicia. Muchos países la miraban por encima del hombro o no le hablaban. No le empezaron a dirigir la palabra hasta que la vieron alguien fuerte. Yo sentí que era increíble desde el minuto uno. Ya solo por ser un hombre, tener esa voz, atreverse a ponerse semejante vestido y decir: "Aquí estoy yo".

¿Te viene a la memoria algo negativo?

Una de las peores cosas fue que una de mis coristas se cayó en el escenario en uno de los ensayos, lo pasó mal. Y luego hubo contratiempos como el cambio de vestido a última hora, quitar a las coristas de plano porque parecían sombras... Hay que intentar conseguir una actuación perfecta y se debe pensar en qué es lo que va a funcionar para ese momento, e ir por encima de tus propias sensaciones y miedos y enfrentarte a ellos.

Ruth Lorenzo: "A veces me pongo el vestido de Eurovisión para ver si he engordado [risas]. Me encanta esa prenda, es una preciosidad"

¿Cómo fue el día de después? Cuando finalmente te acuestas unas horas y te levantas el día siguiente...

Sufrí un dramón porque esa mañana tuve que devolver el vestido que me prestaron. Lloré muchísimo porque nunca iba a tener mi vestido de Eurovisión. Esa era mi mayor preocupación en ese momento, desprenderme de él. Luego me lo regalaron los compañeros de 'Hable con ellas' en Telecinco. Lo tengo en mi casa y me lo pongo de vez en cuando, como las novias. Siempre digo: "Voy a ver si he engordado" [risas]. Me encanta ese vestido, es una preciosidad.

Has comentado en varias ocasiones que volverías al festival, pero ¿realmente te animarías?

Sí, claro que sí. Hay un tema en mi nuevo disco que tenía pensado para Eurovisión. Pero veo muy bien que TVE siga innovando y haga lo que está haciendo porque lo está haciendo bien. Pero yo dejo el mensaje. Si algún día, por lo que sea, me necesitan, siempre voy a estar aquí.

Ruth, cuatro años después...

Acabo de lanzar 'Loveaholic', mi segundo disco. En él vais a encontrar verdad en las canciones, que son autobiográficas. Hay canciones como 'Amanecer', que son mi filosofía de vida, un tema dedicado a mi padre, otros con picardía, una colaboración espectacular con el guitarrista Jeff Beck... Es un disco con un sonido muy yo.

Actualmente no tengo una multinacional detrás y estoy agotada por todo el trabajo que tengo. Estoy cansada pero feliz. Quiero tener el apoyo de una multinacional, pero también necesito tener libertad artística. Llegará un momento en el que esas dos cosas se unan. Podría haber esperado y lanzar este disco con empresa, pero sus timing eran muy elevados y yo no tengo tiempo que perder.

Muchas veces tengo miedo a equivocarme por no saber si estoy tomando la decisión correcta, pero la vida es un juego. Y en ello estamos, en caernos para levantarnos.

 

ruth lorenzo roja


Y hace tan solo un par de años, en el 2016, Bárbara Reyzábal González-Aller, más conocida como Barei, era elegida en una nueva gala de preselección de la entidad pública para representar a nuestro país. Desde Estocolmo y por primera vez con una canción íntegramente en inglés, la artista no logró cumplir los sueños de los Eurofans, quedando finalmente en el puesto veintidós de veintiséis.

Barei. Mono asimétrico: Purificación García.
Barei. Mono asimétrico: Purificación García.

¿Qué te llevaste de tu paso por Eurovisión?

Volvería todos los años solo por revivir la emoción que sentí ese día. A pesar del batacazo, fue superespecial. La experiencia en sí, aquellos tres minutos, cómo viví los meses previos...; fue un regalazo. Ha sido la noche más importante de mi carrera y estoy muy orgullosa de la actuación.

Tras la posición, ¿hiciste algo de autocrítica o intentaste saber en qué habías fallado?

Hay tantos factores externos a nosotros que cambian además cada año..., hasta el sistema de votaciones cambia. Y bueno, ya todo el mundo sabe que estamos muy poco satisfechos con la escenografía, ya que no pude hacer nada de lo que quise. Pero tuve la suerte de llevar al equipo con el que quería trabajar y cantar mi canción. Sabemos que esto no ha pasado todos los años. TVE me dio toda la libertad del mundo.

Barei: "Me negaron todas las ideas que teníamos para la escenografía hasta que solo me quedó la opción de tirarme al suelo y apagar las luces"

¿Qué pasó exactamente con la escenografía?

Pues que fueron pasando los meses y nos decían a todo que no. Vas cambiando de idea hasta que te quedas sin ideas y al final solo me quedó la opción de tirarme al suelo y que se apagaran las luces. Supuestamente se mandó la actuación diseñada segundo a segundo, pero cuando estaba allí, en los ensayos, todo era completamente diferente.

Barei.
Barei.

¿Qué explicaciones te dieron de Televisión Española?

Creo que ellos tampoco estaban al tanto de esto. Fueron fallos de personas concretas, no de toda la entidad. De hecho, con ellos tengo una relación buenísima. Ellos mismos se dieron cuenta de que había cosas que fallaban... Todo fue por el intermediario entre la televisión sueca y nuestro equipo.

¿Es cierto que también te negaron lo de la caída y el apagón de luces y te plantaste? Es decir, ¿que dijiste que o lo hacían o no salías a cantar?

Sí y me dieron enseguida el ok [risas]. Todas las ideas anteriores me las denegaron supuestamente porque costaban dinero. Apagar las luces no cuesta nada. A esta persona intermediaria le parecía una locura hacer esto, pero fue una medida de última hora. Necesitaba captar la atención del público con algo que no fuera el baile de los pies, que eso ya se sabía.

¿Eras consciente de que aquella actuación la estaría viendo toda Europa?

La verdad es que no, pensé más en la gente que estaba en el estadio. A mí me gusta mucho el directo y soy artista de escenario, por eso estaba más con la gente de allí. Por eso creo que lo disfruté tanto. Me sentí una privilegiada por vivir ese momento, llevando en mi pensamiento a gente importante que había perdido.

Barei: "Sobreviví al Eurodrama con humildad. Fue tan brutal el apoyo que recibí de todo el mundo que sentí que había sido un éxito"

¿Llegaste a pensar que realmente podías ganar?

Ganar no, pero tras mi actuación, el equipo que estaba conmigo en la Green Room, que sí tenía sus teléfono móviles -yo decidí desconectar y tener el mío apagado-, me dijeron que en las apuestas había subido de la posición dieciocho a la tres. Esto no había pasado jamás. En ese momento sí que te vienes un poco arriba y piensas que quizá quedábamos en el top five. Al final quedamos en el veintidós, fue un batacazo muy grande. Lo pasamos muy mal y yo lloré muchísimo. Tras saber el resultado, estaba realmente mal, avergonzada porque quería un buen resultado para mi país.

Ese día de después fue el del Eurodrama oficial, ¿cómo se sobrevive?

Pues con humildad y agradecimiento a pesar de la posición. Yo no hubiera ido a Eurovisión si la gente no me hubiera votado en la preselección. Por suerte, al día siguiente se me pasó todo. Fue tan brutal el apoyo que recibí de todo el mundo... Me felicitaban por mi actuación de tal manera, sin llegar a entender el desastroso resultado de la votación, que sentí que había sido un éxito. Cuando yo pedía perdón, la gente me decía que no tenía que hacerlo. Recuerdo que en el avión de vuelta, antes de despegar, pusieron la canción y todo el mundo la cantaba y me ovacionaba.

Barei, dos años después...

Durante todo el año de después de Eurovisión no pude sacar nada al mercado porque estaba con un sello discográfico que tenía unos tiempos determinados y estaban centrados en otros artistas. Sé que era el momento perfecto, pero cuando rompí con ellos empecé a sacar cosas sin parar.

Solo he estado un año de mi vida con discográfica, siempre he sido independiente. No sé no estar encima de todo e ir por libre tiene mucho más trabajo. Pero tienes libertad absoluta, tú te pones los tiempos, el estilo, la estética...

Acabo de lanzar 'You Number One', mi tercer disco. Es un álbum mucho más adulto e inconformista en el que hablo de diversidad, tolerancia, respeto... También trato el empoderamiento de la mujer e incluso de uno mismo. Es decir, ser capaz de ser auténtico y sacar tus propias conclusiones. Me encanta cambiar, que me tiren los principios por la borda, pensar de nuevo, rehacer... Es un disco muy de venirte arriba con letras más sencillas y cercanas.

barei roja

Sobre Alfred y Amaia

Como no podía ser de otra manera, les hemos preguntado por Alfred y Amaia. Rosa asegura que "les veo genial sobre el escenario, transmitiendo toda esa magia que nos enamoró en 'OT'. Lo de la posición al final es lo de menos, lo que tienen que hacer es disfrutar el momento y dejarse llevar". Por su parte, Ruth también les ve bien pero cansados: "Es muy importante que duerman y dejen descansar la voz. Necesitan estar felices para subirse al escenario. Me encanta 'Tú canción' y si Europa no entiende lo que significa, que les den por saco [risas]. Para nosotros tiene un significado y es lo importante".

Por último, Barei lo tiene claro: "Les veo con una naturalidad y una espontaneidad que me fascina. Tiene todo el sentido que hayan ido los dos con una canción así porque habla de su propia historia de amor. Sí es cierto que no me parece excesivamente eurovisiva, pero es perfecta para ellos. Creo que van a quedar en un mejor puesto de lo que mucha gente se espera. Ojalá el ir juntos no les afecte a nivel personal porque es muy duro".

Making of de la sesión de fotos

Fotografía: Olga Moreno
Vídeo: Helena Sánchez
Director de arte: Bolívar Alcocer
Estilismo: Carla Aguilar
Asistente estilismo: Almudena Carnicero
Peluquería y maquillaje: www.urvan.eu
Agradecimientos: Hotel InterContinental de Madrid

Eurovisión 2018 Programas TV Rosa López Ruth Lorenzo Barei
El redactor recomienda