40º aniversario de su muerte | Luces y sombras de Félix Rodríguez de la Fuente
  1. Televisión
OPINIÓN DE 'LA TELETIPA'

40º aniversario de su muerte | Luces y sombras de Félix Rodríguez de la Fuente

Plasmó su amor por la naturaleza en cientos de horas de documentales y en la memoria colectiva del país. Este 14 de marzo se cumplen 40 años de su trágica muerte

Foto: 40º aniversario de su muerte | Luces y sombras de Félix Rodríguez de la Fuente
40º aniversario de su muerte | Luces y sombras de Félix Rodríguez de la Fuente

Divulgador científico, etólogo, naturalista y, sobre todo, pionero del ecologismo. Félix Rodríguez de la Fuente fue mucho más que eso. Gran comunicador, convirtió su pasión por la naturaleza en su forma de vida. Su muerte, el 14 de marzo de 1980 en Alaska, paradójicamente el día que cumplía 52 años, colapsó el alma colectiva de un país que se bebía sus documentales, que le adoraba y que lloró su muerte como solo se llora la pérdida de un padre.

"Qué lugar tan hermoso para morir". Dicen que estas fueron sus últimas palabras antes de subir a la avioneta que le robó la vida junto al piloto, Warren Dobson, y los dos cámaras, Teodoro Roa y Alberto Mariano Huéscar. Su pánico a volar le llevó a presagiar lo que iba a suceder aquel fatídico viernes. Supersticioso como nadie, se percató de que una de las dos avionetas en las que tenía viajar el equipo perdía aceite. Él mismo decidió cambiar a la otra. Cuentan que antes de subir aprovechó para desafiar a su miedo bromeando con la muerte. Minutos más tarde, nada más emprender en vuelo, la parca decidió cortar con su guadaña ese sutil hilo que nos une a la vida. Con sus luces y sus sombras, aquel día murió el hombre, pero nació el mito.

'El hombre y la Tierra' se convirtió en un referente mundial y muchas de sus impactantes secuencias dieron la vuelta al mundo

¿Quién no recuerda la sintonía compuesta por Antón García Abril con la que arrancaba 'El hombre y la Tierra'? La serie nos mantuvo pegados en el sofá desde su estreno el 4 de marzo de 1975 hasta 1981. Entre 18 y 20 millones de espectadores, todos en comunión nos sentábamos cada semana frente al televisor. Por primera vez, niños y mayores fascinados veíamos de cerca los comportamientos de animales salvajes en su hábitat, lejos de los zoos, en plena libertad.

'El hombre y la Tierra' se compuso de 124 episodios, divididos en tres bloques y un cuarto inconcluso: la serie venezolana, la Fauna Ibérica, la serie americana y la canadiense. Fue todo un reto cinematográfico puesto que se filmó en 35 milímetros, con equipos de gran peso y gran dificultad para transportarlos.

Foto: Odile Rodríguez de la Fuente: "Mi padre nunca escribió un guion, improvisaba"

Cosechó grandes premios, tanto en España (Ondas, Antena de Oro) como en el extranjero (Festival de Televisión de Montecarlo), se convirtió en un referente mundial y muchas de sus impactantes secuencias dieron la vuelta al mundo. Inolvidable el momentazo del capítulo 'Operación anaconda' (1973) en el que Félix Rodríguez de la Fuente casi se deja la vida. Una gigantesca serpiente se revolvió y a punto estuvo de propinarle un mordisco. O la polémica secuencia del águila real y la cabra. Escena que Joaquín Araújo, productor del programa, ha admitido en más de una ocasión que estuvo totalmente preparada. "En aquella época la manipulación de los escenarios era la norma habitual".

'El hombre y la Tierra' se rodó en cine de 35mm. (TVE)
'El hombre y la Tierra' se rodó en cine de 35mm. (TVE)

Si hay algo indiscutible es que Félix Samuel Rodríguez de la Fuente fue un hombre adelantado a su tiempo. Precursor, empeñado por reencontrar el equilibrio perdido entre el hombre y la Tierra. Nacido en 1928 en Poza de la Sal (Burgos), su desconocido segundo nombre fue un antojo paterno, notario de profesión, que incluso en plena Guerra Civil se emperró en que en su hogar no se perdiera de vista la vida intelectual. Fue su padre el responsable de sus primeros años de aprendizaje y el que le inoculó el amor y la preocupación por el medio ambiente.

"Fueron muchos quienes le acusaron de preparar las espectaculares secuencias que rodaba en sus series documentales"

Odontólogo de profesión, su afición por la naturaleza le llevó a convertirse en gran conocedor de la zoología y amante de la cetrería. Gracias a esta desconocida afición en la España de 1961, trabajó como asesor en la película 'El Cid', rodada en España dirigida por Anthony Mann y protagonizada por Charlton Heston y Sofía Loren.

Foto: El legado de Félix Rodríguez de la Fuente sigue vivo en la divulgación medioambiental

Antes de que la sociedad supiera qué es eso del ecologismo, Félix Rodríguez de la Fuente nos enseñó a conocer y a perderle el miedo al lobo. En cierto modo evitó su desaparición de la Península Ibérica. Me preguntó cómo viviría la persecución que sufre hoy. Con él aprendimos a respetar y a conocer el valor del lince y el oso ibérico, los buitres, las águilas…

No todo fueron luces, al primer naturalista también le persiguió la crítica. Muchas voces le acusaron de preparar las espectaculares secuencias que rodaba en sus documentales. Otros desdeñaron la grabación de la muerte de animales para sus documentales, incluso, hubo quien le criticó la grabación de reportajes con animales acostumbrados a la presencia humana. Tenía una camada de lobos absolutamente acostumbrados a su presencia.

Félix Rodríguez de la Fuente, con un lobezno durante la grabación de 'El hombre y la Tierra'. (TVE)
Félix Rodríguez de la Fuente, con un lobezno durante la grabación de 'El hombre y la Tierra'. (TVE)

Defensor acérrimo de la importancia del equilibrio en la naturaleza, donde el bien común siempre está por encima del individuo, recuerdan los que le conocieron que Rodríguez de la Fuente era un hombre vehemente, perfeccionista y tan minucioso, que exigía a sus colaboradores su misma capacidad de trabajo. Desvela Araújo que no era fácil trabajar con él. "Podía ser encantador con la gente por la que tenía predilección y, en cambio, fue muy desagradable con los que menos le gustaban".

Félix Rodríguez de la Fuente, en una imagen de 1970. (TVE)
Félix Rodríguez de la Fuente, en una imagen de 1970. (TVE)

Hoy, cuando se cumplen 40 años de su muerte, su espíritu continúa vivo en la mirada de todos aquellos los que aprendieron a ver el mundo a través de sus ojos, respetando el equilibrio que los cuatro elementos aportan a la naturaleza. Su preocupación por el medio ambiente le llevó a vaticinar uno de los mayores problemas que sufre el planeta en el siglo XXI, la cultura de la basura.

"Lo que más nos diferencia de todas las otras épocas, de todas las otras culturas, lo que más me preocupa y lo que verdaderamente más puede transformar radicalmente la posición de la humanidad en el presente es la basura. Basura, no solamente en forma de coches viejos que se hacinan y se amontonan en los cementerios, basura no solamente en forma de bolsas de plástico y de esos envases sin retorno que van a llenar España y el mundo entero. Basura en forma de veneno disuelto en la propia sangre de los seres vivos que se van acumulando en nuestras vísceras. Basura en forma de toda clase de sustancias químicas sin las cuales ya no podemos vivir, incluido el alcohol y otros estimulantes. No cabe la menor duda de que la nuestra puede muy bien llamarse la civilización de la basura. Buenas tardes, señores". 1972, TVE. Sin palabras.

Cartela de Milagros
TVE Documental Programas TV
El redactor recomienda