Todo sobre las fotos de la traición de María Lapiedra a Gustavo González
  1. Televisión
exclusiva el confi tv

Todo sobre las fotos de la traición de María Lapiedra a Gustavo González

Descubrimos uno de los arrebatos de la amante del colaborador de 'Sálvame' durante los años que duró su historia secreta de amor

Foto: María Lapiedra en la fiesta de 'Supervivientes 2017'. (Gtres)
María Lapiedra en la fiesta de 'Supervivientes 2017'. (Gtres)

María Lapiedra y Gustavo González se han convertido en los personajes del momento. La filóloga catalana y el periodista del corazón están en boca de todos por la relación extramatrimonial que han mantenido durante más de ocho años. Pero esta historia, que ha saltado a los medios de comunicación tras la inesperada y fulminante separación de González, no ha hecho más que comenzar.

[LEER AQUÍ María Lapiedra tras el 'Deluxe': sin marido y con Gustavo huyendo en directo]

EL CONFI TV, la sección de televisión de Vanitatis, ha descubierto en primicia cómo se fraguó uno de los intentos de María por dar a conocer a la opinión pública su relación. A raíz de la pregunta que le hicieron en el polígrafo de 'Sábado Deluxe' sobre si había avisado a la prensa para que la fotografiaran con Gustavo, desvelamos cómo organizó esta traición o "acto de amor", según lo denomina el protagonista de esta trama.

El cazador, cazado

Gustavo González. (Gtres)
Gustavo González. (Gtres)

En el año 2012, en uno de lo arrebatos de la colaboradora de 'Cazamariposas' ante la promesa eterna del paparazzi de separarse de su mujer, decidió desenmascarar a su amante. Al ver que ese soñado momento nunca llegaba, una mañana cualquiera, tras pasar otra noche juntos en el domicilio que la catalana tenía en Sanchinarro, Madrid, una fotógrafa anónima, conocida de un íntimo amigo suyo, estaba esperando a la pareja a la salida del portal escondida en un coche.

Como buena intérprete (recordemos que María fue candidata a la nominación de la 26º edición de los Premios Goya por su participación en 'Torrente 4: Lethal Crisis'), ella le besó y abrazó en la calle, desatando su parte más cariñosa para que el foco de la cámara que les estaba esperando hiciera su trabajo y poder cazar al cazador (por aquello de que él se dedica a pillar a los famosos con las manos en la masa). Una vez lograda la primera parte del objetivo, ahora solo faltaba colocar las fotografías en una revista del corazón.

[Leer aquí: Así humilló 'Sálvame' a María Lapiedra para tapar la infidelidad de Gustavo González]

Tras negociar con varias cabeceras nacionales, las más de 30 instantáneas que demostraban que eran un pareja fueron vendidas al mejor postor por una cantidad que ronda entre los 3.000 y los 5.000 euros. Sin embargo, tras hacer todo lo que estaba en su mano, el plan se desmoronó. La que también fuera pareja de Joan Laporta acudió durante varias semanas al quiosco con la esperanza de verse en la portada de una revista, pero ese momento nunca llegó.

Las fotografías jamás vieron la luz

De forma extraña y sin saber muy bien cómo ni por qué, aquellas fotografías por las que cobró la cantidad acordada, jamás llegaron a ver la luz. Todo apunta a que la influencia de Gustavo, que al ser fotógrafo de famosos y dedicarse a este negocio tiene bastante relevancia entre las redacciones, pudo más y logró retirarlas a tiempo, una práctica habitual (y desconocida) en este polémico mundillo.

María Lapiedra en 'Sábado Deluxe'.
María Lapiedra en 'Sábado Deluxe'.

Venganza por amor

En último lugar, cabe destacar que María ha declarado en multitud de ocasiones que estos hechos forman parte de esa impulsividad que la caracteriza, momentos en los que actúa por el enfado sin pensar en las consecuencias.

Con tiempo de por medio y ya en frío, en la mayoría de las ocasiones ha acabado por arrepentirse de estas venganzas que llevaba a cabo para que González se separara de su mujer y comenzara una relación formal con ella, o por el contrario, se enfadara tanto que no quisiera volver a verla nunca más, acabando para siempre con el idilio. Sin embargo, tal y como ha desvelado Pasqual (verdadero apellido de María), el valenciano siempre acababa perdonando estos gestos y volviendo a sus brazos.

Sálvame Maria Lapiedra Gustavo González
El redactor recomienda