Es noticia
La ingeniería genética crea un plátano perfecto que no se pudre y mantiene su sabor
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Ahorra el CO2 de 2 millones de coches

La ingeniería genética crea un plátano perfecto que no se pudre y mantiene su sabor

Científicos británicos han conseguido crear un plátano que madura pero no se pone marrón ni blando. Su producción ya está en marcha en Filipinas y llegará a otras partes del mundo

Foto: Foto: Banco de imágenes de Plátano de Canarias
Foto: Banco de imágenes de Plátano de Canarias

5.000 millones. Ésa es la cantidad de plátanos que se tiran a la basura todos los años sólo en los Estados Unidos por una sola razón: se ponen blandos y marrones. La segunda fruta más consumida en el mundo después del tomate, es también la que más se tira debido a su corta vida. Esto es algo que puede cambiar pronto gracias la banana perfecta.

Foto: Pruebas de impacto contra el nuevo USS Gerald R. Ford. (US Navy)

La compañía británica Tropic Biosciences afirma que ha creado el plátano perfecto, que madura y no se pone marrón ni blando. Ya ha sido aprobado para su cultivo en Filipinas. Con más de seis millones de toneladas de producción anual, el país asiático es el sexto productor del mundo por detrás de India, China, Indonesia, Brasil, y Ecuador (España está muy por debajo, con 417.000 toneladas en 2020).

El 60% de los plátanos en la basura

Como apunta el blog Freethink, las bananas son unas plantas especialmente susceptibles a la maduración rápida resultado de una producción rápida de etileno, mucho más que cualquier otra fruta. Esta sustancia hace que el plátano madure rápidamente pero tiene un efecto secundario: estimula la producción de polifenol oxidasa. A su vez, esta sustancia química estimula aún más la generación de etileno, lo que genera un ciclo de maduración acelerada que hace que su piel pase del color verde al amarillo, luego comiencen a aparecer manchas y, finalmente, se ponga marrón y blanda antes de llegar al estado de putrefacción.

placeholder Un 60% de los plátanos cultivados se desperdicia por el camino de la distribución, según Tropic Biosciences.
Un 60% de los plátanos cultivados se desperdicia por el camino de la distribución, según Tropic Biosciences.

El problema es que a poca gente le agradan las bananas marrones y blandas. Según la compañía británica, la adopción del plátano perfecto podría reducir las emisiones de CO2 en toda la cadena de suministro en más de un 25%. “Más del 60% de los plátanos exportados se desperdician antes de llegar al consumidor", afirman.

Qué han conseguido

Para crear la banana perfecta, Tropic Biosciences ha utilizado el famoso método de edición genética CRISPR (las siglas en inglés de Repeticiones Palindrómicas Cortas Y Espaciadas Regularmente Agrupadas), que permite la manipulación de la cadena genética de cualquier organismo.

Sin embargo, al contrario que los alimentos genéticamente modificados con los que estamos familiarizados, los científicos no han insertado genes de otras especies para conseguir cambiar las características físicas del plátano. Por ejemplo, en EEUU cultivan maíz modificado con un gen de una bacteria llamada Bacillus thuringiensis, responsable de la producción de un insecticida natural en ese organismo. Al insertar ese gen en el maíz, la planta adquiere una resistencia natural a los insectos.

placeholder Model 3D de la edición CRISPR
Model 3D de la edición CRISPR

En el caso de su banana, lo que ha los científicos han conseguido es que el gen responsable de la producción del polifenol oxidasa se exprese de forma diferente, retrasando su formación y permitiendo que el plátano madure sin ponerse marrón o blando. Esto, según Tropic Biosciences, permite que éste plátano sea exactamente igual que un plátano normal.

Combatir el cambio climático

Según la compañía, el resultado de esta modificación haría que no se deseche tanta fruta, cortando las emisiones de CO2 a lo largo de toda la cadena de suministro. Esto, dicen, es el “equivalente a eliminar 2 millones de vehículos de pasajeros de la carretera cada año”.

Si todos los plátanos producidos fueran así, se eliminaría la producción de CO2 equivalente a dos millones de coches al año, afirma la compañía.

El Dr. Ofir Meir — director de tecnología de Tropic Biosciences — afirma que el hecho de que no se introduzca ningún gen extraño es una garantía de seguridad alimentaria para el consumidor y las autoridades. "El gobierno de Filipinas ha implementado un proceso basado en la ciencia, transparente y eficiente para evaluar la seguridad de las plantas editadas genéticamente”, dice. Por ahora, ningún otro país del mundo ha dado el visto bueno a las “bananas perfectas” de la compañía británica.

Ahora, la compañía quiere usar la misma técnica para hacer las plataneras resistentes a un hongo que amenaza con extinguirlas. El Fusarium oxysporum, como se llama, produce la enfermedad Panamá Tropic Race 4, “que amenaza el 80% de la producción mundial de plátanos”.

5.000 millones. Ésa es la cantidad de plátanos que se tiran a la basura todos los años sólo en los Estados Unidos por una sola razón: se ponen blandos y marrones. La segunda fruta más consumida en el mundo después del tomate, es también la que más se tira debido a su corta vida. Esto es algo que puede cambiar pronto gracias la banana perfecta.

Genética
El redactor recomienda