Es noticia
Menú
La nueva versión de los misiles de EEUU que han dado la victoria a Ucrania
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Aún más peligrosos

La nueva versión de los misiles de EEUU que han dado la victoria a Ucrania

EEUU se ha lanzado de lleno a la creación de baterías de misiles y armas autónomas. Un soldado podrá operar múltiples unidades como en un videojuego de guerra

Foto: El lanzador de misiles de un sistema HIMARS. (US Army)
El lanzador de misiles de un sistema HIMARS. (US Army)

El Ejército de los EEUU ha modificado las famosas baterías HIMARS para hacerlas aún más fáciles de usar, creando un arma autónoma letal que no requiere operadores humanos. En paralelo, también ha construido y probado un robot de siete toneladas equipado con los conocidos misiles antitanque Javelin y un cañón de 50 milímetros capaz de vigilar zonas y destruir objetivos por su cuenta. Si las versiones actuales de estas armas han sido claves para la resistencia y ofensiva en Ucrania contra los invasores rusos, esta generación va mucho más allá. De hecho, en opinión de los expertos, “revolucionarán la guerra por tierra”.

Foto: Una imagen de los nuevos misiles M30A1 que han llegado a Ucrania. (Ukraine Weapons Tracker)

Varios HIMARS controlados por un soldado

El proyecto del Lanzador Autónomo Multidominio (AMDL en sus siglas en inglés) es una plataforma HIMARS a la que están añadiendo tecnología de conducción totalmente autónoma y un nuevo sistema de inteligencia artificial que, según Jeffrey Langhout, director del Centro de Aviación y Misiles del Comando de Desarrollo de Capacidades de Combate (CCDC) de la US Army, “servirá como ‘cerebro’ del lanzador HIMARS”.

placeholder Sistema de control de tiro CFCS en los HIMARS actuales. (Scott Tremblay)
Sistema de control de tiro CFCS en los HIMARS actuales. (Scott Tremblay)

La máquina no elimina de forma completa al humano. Según la publicación Breaking Defense, el Ejército estadounidense “está desarrollando el código para controlar el lanzador desde diferentes ubicaciones” y “también quiere que un soldado pueda controlar varios lanzadores”. Estas unidades eran ya “artillería para tontos”, según me contó por videoconferencia el teniente coronel del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos y profesor de la Escuela de Guerra Naval Jon O'Gorman, pero ahora se van a convertir literalmente en unidades robotizadas que podrán ser controladas sin conocimiento alguno por un operador como si fuera un videojuego de táctica militar.

El Sistema de Cohetes de Artillería de Alta Movilidad (HIMARS en sus siglas en inglés) es hoy un camión compacto con un lanzador capaz de utilizar diferentes tipos de misiles guiados por GPS para alcanzar objetivos a una distancia de hasta 80 kilómetros. Pueden destruir edificios con una tormenta de fuego explosiva en cuestión de segundos y son extremadamente rápidos de configurar y utilizar. Tanto que pueden estar listos para atacar en sólo unos minutos, disparar misiles en un instante para, inmediatamente después, cerrar rápidamente el kiosko para abandonar su posición, evitando ser objetivo del contraataque de un enemigo que, cuando puede reaccionar, se encuentra con que no hay nada a lo que atacar. Son tan fáciles de usar que, sin apenas entrenamiento, los ucranianos han cambiado la cara de la guerra en tiempo récord.

Pero estas nuevas unidades van mucho más allá, dotando de una potencia de fuego sencillamente increíble sin ningún peligro para los soldados americanos. Según Langhout, es “la primera vez que hacen esto” y ahora están en un “proceso de maduración del lanzador autónomo de múltiples dominios”. La US Army planea reconvertir totalmente sus equipos y doctrina para 2035, y estas máquinas y la inteligencia artificial son una de las bases fundamentales del proyecto.

Robots anti-tanque de siete toneladas

Otra de esas piedras angulares es un arma completamente nueva, creada desde cero y que ya está funcionando en pruebas de combate: un robot equipado con misiles antitanque Javelin y una metralleta de 50 milímetros diseñado para segar todo lo que se le ponga por delante.

Según afirma Kris Osborn, presidente del Centro para la Modernización Militar, “el Ejército se está preparando para disparar misiles antitanque Javelin desde robots de siete toneladas capaces de vigilar áreas de alto riesgo, así como encontrar y rastrear objetivos enemigos como tanques y vehículos blindados pesados y armas de fuego”. Como los AMDL, múltiples robots de esta clase pueden ser dirigidos por un solo soldado desde una pantalla única como si se tratara de un videojuego de guerra.

placeholder Uno de los nuevos robots antitanque americanos con inteligencia artificial. (US Army)
Uno de los nuevos robots antitanque americanos con inteligencia artificial. (US Army)

Los soldados norteamericanos ya han probado estas máquinas con éxito en unos recientes ejercicios en la base militar de Fort Hood: “los soldados probaron la tecnología para finalmente disparar jabalinas y ametralladoras .50-cal en prototipos de vehículos robóticos durante una serie de ejercicios de preparación para la guerra y desarrollo de estas armas”. Es la segunda prueba de este tipo, asegura Kevin Mills, Director Ejecutivo Adjunto de Sistemas Inteligentes para Vehículos Terrestres del Centro de Sistemas para Vehículos Terrestres de la US Army.

Mills afirma que estas armas “no se cansan y su visión es persistente. Lo puedes colocar a vigilar un área y se pone contacto cuando detecta una amenaza”. Además tiene otras ventajas con respecto a los equivalentes operados directamente por humanos: “no tienes que diseñarlo para proteger operarios humanos, lo que reduce su peso y tamaño enormemente. Esto permite operar en sitios hasta ahora imposibles”. Además, asegura que “ son silenciosos y no tienen una huella termal significativa” gracias a que son sistemas híbridos eléctricos.

placeholder EEUU ha transformado baterías HIMARS, quitando la cabina de la parte frontal (en la imagen), conducidas y operadas con inteligencia artificial bajo las órdenes de un comando central.
EEUU ha transformado baterías HIMARS, quitando la cabina de la parte frontal (en la imagen), conducidas y operadas con inteligencia artificial bajo las órdenes de un comando central.

Según Mills, su capacidad autónoma actual hace que este tipo de armas pueda hacer que los soldados se concentren más en las decisiones de batalla, “enfocarse en la visión y reducir la carga cognitiva”. Los vehículos se pueden agrupar para seguir a un líder pero Mills dice que el objetivo es "hacerlos 100% autónomos en cualquier situación, sin necesidad de humanos” para su conducción. No es difícil imaginar que, en pocas décadas, veamos unidades que reciben órdenes operativas remotas y puedan funcionar y tomar decisiones de forma completamente autónoma.

El Ejército de los EEUU ha modificado las famosas baterías HIMARS para hacerlas aún más fáciles de usar, creando un arma autónoma letal que no requiere operadores humanos. En paralelo, también ha construido y probado un robot de siete toneladas equipado con los conocidos misiles antitanque Javelin y un cañón de 50 milímetros capaz de vigilar zonas y destruir objetivos por su cuenta. Si las versiones actuales de estas armas han sido claves para la resistencia y ofensiva en Ucrania contra los invasores rusos, esta generación va mucho más allá. De hecho, en opinión de los expertos, “revolucionarán la guerra por tierra”.

Inteligencia Artificial Misiles Ucrania Tecnología
El redactor recomienda