China 'exprime' agua de la superficie lunar por primera vez en la historia
  1. Tecnología
  2. Novaceno
primera vez que se observa 'in situ'

China 'exprime' agua de la superficie lunar por primera vez en la historia

Científicos chinos han analizado los datos recogidos por la misión Chang'e 5 y han confirmado la presencia de agua en la roca y polvo de la superficie de nuestro satélite

Foto: Las muestras recogidas por el módulo lunar Chang’e 5 han confirmado la presencia de agua en nuestro satélite. (CNSA)
Las muestras recogidas por el módulo lunar Chang’e 5 han confirmado la presencia de agua en nuestro satélite. (CNSA)

Los restos de roca lunar recogidos por el aterrizador chino Chang'e 5 contienen agua. Así lo aseguran los investigadores de la Academia China de las Ciencias en un artículo publicado en la revista 'Science Advances'. Anteriormente, se habían detectado restos de agua desde instrumentos situados en la órbita lunar, pero es la primera vez que conseguimos estas evidencias sobre el terreno.

Foto: China prohibirá la venta sin licencia de servicios bancarios, de seguros y de valores a través de redes sociales. (Reuters)

La misión Chang'e 5 alunizó a finales de 2020 en el Oceanus Procellarum, un antiguo mar de lava situado en el margen oeste de la cara visible de la Luna. Allí recogió muestras de roca y polvo lunar y analizó su composición química utilizando el espectrómetro mineralógico que lleva incorporado. El 17 de diciembre de ese mismo año volvió a la Tierra con unos dos kilos de muestras que han servido como base para este nuevo descubrimiento.

Según los datos descritos en el artículo, el aterrizador ha encontrado en las muestras una concentración de agua de unas 120 partes por millón (ppm), aproximadamente unos 120 g de agua por tonelada de suelo lunar. Esa cantidad sería superior, aproximadamente 180 ppm, en una roca de color claro que está cerca del lugar donde aterrizó la Chang’e 5. En esta roca, se aprecia una mayor absorción de agua que en las otras muestras, lo que, según los investigadores, puede sugerir que la cantidad de agua bajo el suelo podría ser aún mayor.

placeholder Las muestras lunares recogidas por la Chang'e-5. (Reuters/Tingshu Wang)
Las muestras lunares recogidas por la Chang'e-5. (Reuters/Tingshu Wang)

"Es como una 'excursión' a la Luna, la primera oportunidad de detectar signos de agua a corta distancia y alta resolución en la superficie lunar", dijo Lin Honglei, autor principal del estudio del Instituto de Geología y Geofísica de la Academia China de Ciencias. "Las muestras devueltas son una mezcla de gránulos, tanto de la superficie como debajo de la misma. Pero una sonda 'in situ' puede medir la capa más externa de la superficie lunar".

Los investigadores creen que la mayor parte de esta agua proviene del ‘viento solar’ que llevó átomos de hidrógeno hasta la Luna. Esos átomos reaccionaron con el oxígeno presente en la superficie de nuestro satélite para formar agua (H₂O) e hidroxilo (OH).

Este descubrimiento confirma observaciones anteriores hechas por la NASA gracias a su Lunar Reconnaissance Orbiter, una sonda espacial que orbita alrededor de la Luna, y al telescopio de infrarrojos SOFIA. Estas misiones indicaban que el agua podría estar distribuida por toda la superficie lunar y no solo en los polos, como se creía hasta entonces.

Tanto China como EEUU tienen misiones en marcha para instalar bases permanentes en la Luna. Los primeros anunciaron hace poco que adelantarán sus planes y comenzarán su construcción en 2027, mientras que la misión Artemisa de los americanos está sufriendo distintos retrasos debido a problemas burocráticos y legales.

Las misiones Chang'e-6 y -7 han sido aprobadas recientemente por las autoridades chinas y se estima que se llevarán a cabo durante esta década. El profesor Lin asegura que su objetivo es seguir buscando agua en la Luna, y que los nuevos descubrimientos sentarán las bases para los objetivos científicos de futuras misiones.

La presencia de agua en distintas partes de la superficie lunar es vital para que estas misiones tengan éxito, sobre todo si realmente consiguen encontrarlas en mayores cantidades en su subsuelo. Tener este recurso ya en la Luna es un gran ahorro porque supone que no hará falta llevar agua desde la Tierra. El agua no solo sirve para que los futuros colonos puedan beber, de ella también se puede extraer oxígeno para respirar, el combustible para que vuelvan las naves o, mezclada con el regolito, usarla como material de construcción.

"El agua es un recurso valioso, tanto para fines científicos como para el uso de nuestros exploradores", sostiene Jacob Bleacher, científico jefe de exploración de la Dirección de Misiones de Exploración y Operaciones Humanas de la NASA. "Si podemos utilizar los recursos de la Luna, podremos llevar menos agua y más equipo para ayudar a realizar nuevos descubrimientos científicos".

Espacio Tendencias de futuro Agua