El rival más poderoso de Elon Musk llegará en 2025
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Apple contra Tesla

El rival más poderoso de Elon Musk llegará en 2025

Según fuentes de la industria, Apple se ha puesto como objetivo adelantar a Elon Musk y tener un coche 100% autónomo sin pedales ni volante para dentro de solo cuatro años

Foto: Concepto de Apple Car. (Industry Leaders)
Concepto de Apple Car. (Industry Leaders)

En 2025, Apple lanzará un coche eléctrico totalmente autónomo que no tendrá ni volante ni pedales, íntegramente diseñado para montarte en él, decirle dónde quieres ir y que te lleve a cualquier parte, callejeando y sorteando obstáculos sin intervención humana alguna.

Foto: Musk dice que podremos ver el lanzamiento del Super Heavy Starship en enero. (SpaceX)

Eso es lo que asegura una noticia de Bloomberg que, según afirma la publicación, ha disparado las acciones de la compañía de Cupertino un 2,4% hasta alcanzar los $157.23.

Un cambio de rumbo para el Apple Car

Según afirma el artículo, Apple se ha decidido por un coche sin volante o pedales después de desechar un sistema más tradicional parecido al de Tesla, la segunda opción barajada durante los últimos años. Fuentes de la industria de la electrónica y el automóvil llevan desde 2014 asegurando que Apple está desarrollando un coche dentro en un proyecto llamado Titán.

Siempre según estos rumores no confirmados por la compañía, los de Tim Cook han ido dando tumbos en su viaje hacia el que muchos imaginan que se llamará Apple Car. El proyecto ha pasado desde ser un coche a un conjunto de sensores y 'softwares' que se integrarían con automóviles de terceros y de vuelta a un coche fabricado en colaboración con un socio establecido como Hyundai o Nissan.

placeholder El supuesto nuevo jefe del proyecto Apple Car, Kevin Lynch.
El supuesto nuevo jefe del proyecto Apple Car, Kevin Lynch.

Esta última podría ser la opción más probable, pero —conociendo la obsesión de Apple por controlar todos los aspectos de su experiencia, integrando 'hardware' y 'software' como si fuera una unidad— parece imposible que los de Cupertino dejaran en manos de un tercero la integración de componentes.

Bajo la nueva dirección de Kevin Lynch —antes parte del equipo que puso en marcha el Apple Watch—, Apple parece que quiere completar el 'software' de inteligencia artificial que debería ser capaz de llevar el coche con seguridad en cualquier situación. Su interior tampoco sería como un coche convencional. En vez de utilizar la típica configuración de asientos en fila, los pasajeros se sentarían como si estuvieran en una pequeña salita de estar móvil.

Misión (casi) imposible

Conseguir un coche 100% autónomo capaz de conducir en entornos no controlados en solo cuatro años parece altamente improbable. De hecho —sabiendo el estado actual de la tecnología en Tesla, el líder absoluto del sector—, parece tan difícil como el reto del presidente Kennedy de poner un ser humano en la luna antes de que terminara la década de los 60.

placeholder Elon Musk lleva años intentando resolver el enorme problema de la inteligencia de conducción autónoma y afirma estar lejos de conseguirlo.
Elon Musk lleva años intentando resolver el enorme problema de la inteligencia de conducción autónoma y afirma estar lejos de conseguirlo.

Aunque el reto de Kennedy y el Apolo se hicieron realidad, lo cierto es que Tesla lleva años intentándolo y el propio Elon Musk ya ha dicho que es un problema extremadamente difícil que tardarían mucho en resolver. Y eso que Tesla cuenta con más información que nadie para entrenar a la futura inteligencia artificial conductora gracias a años de recogida de datos de sensores y cámaras.

Un sistema 100% autónomo de conducción es algo tan extremadamente complejo que los expertos estiman que está solo un paso por detrás de una inteligencia artificial general, el santo grial que básicamente crearía un cerebro tan flexible y adaptable como el humano, pero infinitamente más potente.

A pesar de que ya hay servicios de taxi 100% autónomo en alguna ciudad americana, todavía quedan años para tener un coche completamente autónomo que pueda funcionar de forma perfecta en todos los escenarios posibles. La tecnología sí está lo suficiente madura como para eliminar de un plumazo todo ese grueso de accidentes que vienen principalmente de la falta de atención —la inteligencia artificial no se cansa nunca y, además, puede ver más allá que cualquier piloto humano y en todas direcciones— y la temeridad —la inteligencia artificial ni excede los límites de velocidad, ni se salta semáforos o 'stops' y tampoco bebe o se droga—. Pero no está para quitar volantes y poner un conductor sintético en todos los coches en todas las ciudades y pueblos del mundo.

Pero, si el informe sobre las intenciones de Apple es real, habrá que ver si tiene un as en la manga para conseguir superar este increíble reto con éxito. Si lo consiguen, será uno de los momentos clave que definirán a la humanidad. No solo por el coche, sino por el avance tecnológico que supondrá para la inteligencia artificial.

Industria automóvil
El redactor recomienda