Discos duros genéticos y kits para manipular el ADN: el futuro del genoma humano
  1. Tecnología
  2. Ciencia
VÍDEO EXPLICATIVO

Discos duros genéticos y kits para manipular el ADN: el futuro del genoma humano

Apunte esta fecha en el calendario: 2027. Será el año en el que sustituiremos los discos duros y las tarjetas de memoria por dispositivos de almacenamiento

Apunte esta fecha en el calendario: 2027. Será el año en el que sustituiremos los discos duros y las tarjetas de memoria por dispositivos de almacenamiento basados en ADN. Y no será la única novedad. Antes de que termine la década, muy probablemente, cada uno de nosotros se habrá hecho algún test genético que pueda diagnosticar la probabilidad o no de sufrir algún tipo de enfermedad. Vivimos en una nueva era, la era de la edición del ADN, pero a menudo no nos damos cuenta. Hace 20 años se descifró por primera vez el genoma humano. Los científicos empezaron a entender el significado de las 3 mil millones de bases que componen el ADN humano. Las moléculas básicas con las que está escrito el libro de la vida.

Han pasado apenas 20 años de aquel 26 de junio de 2000 en el que Bill Clinton, el entonces presidente de Estados Unidos, anunció que se habría conseguido hacer un mapa completo de los 24 cromosomas humanos. Los resultados definitivos de aquella carrera científica se publicarían meses después, en febrero de 2021, poniendo fin a una dura competición entre el consorcio público internacional Proyecto Genoma Humano (HGP) y Celera, la empresa privada fundada por el biólogo Craig Venter. Celera consiguió el primer borrador genético meses antes de HGP y con mucho menos dinero. Ganó la batalla mediática su negocio fue un fracaso. El objetivo de Venter era patentar unos 300 genes, pero Clinton decidió que el genoma humano tenía que ser de dominio público. En 2011 Celera fue relevada por otra compañía del sector.

La disputa supuso también un “cisma” en las revistas científicas: Proyecto Genoma Humano publicó sus resultados (mucho más completos) en la revista Nature mientras Celera eligió Science. Si aquellas revistas no se hubieran publicado, hoy no tendríamos las vacunas de ARN modificado contra el covid (es decir el suero de Pfizer y Moderna). Si en el año 2002, secuenciar una molécula de ADN humano costaba cien mil euros, hoy su valor ronda los 100 euros y no se tarda más que un día en conseguir el resultado.

Desde el nacimiento de Dolly, el primer ser viviente clonado, la manipulación genética sigue poniendo dilemas éticos y problemas de seguridad. En internet se venden kits caseros de edición genética CRISPR por pocos centenares de dólares. Podrían ser utilizadas para crear nuevas y más poderosas armas biológicas para fines militares o de terrorismo. En 2018 el investigador chino He Jiankui fue condenado a tres años de prisión por haber modificado el embrión de unos mellizos para evitar que se infectaran con el VIH. Antes de morir, el astrofísico Stephen Hawking alertó del peligro de la creación de superhombres genéticamente modificados que, unidos al poder de la inteligencia artificial, podrían llevar el ser humano a la extinción.

Si quieres ver más vídeos como este, puedes suscribirte aquí a nuestro canal de YouTube.

ADN Genética
El redactor recomienda