Es noticia
Menú
Usar inhaladores o pastillas contra el asma aumenta el riesgo de osteoporosis
  1. Tecnología
  2. Ciencia
MAYORES POSIBILIDADES DE FRACTURAS

Usar inhaladores o pastillas contra el asma aumenta el riesgo de osteoporosis

El peligro aumenta con mayores dosis o con tratamientos más duraderos

Foto: Una mujer usando un inhalador para el asma
Una mujer usando un inhalador para el asma

Si tienes asma, usar inhaladores o tomar comprimidos de esteroides para tratarlo o controlarlo es algo habitual en tu vida, sobre todo en determinadas épocas. No obstante, un estudio lo relaciona con un mayor riesgo de huesos frágiles (osteoporosis) y una mayor vulnerabilidad a los huesos rotos (fracturas de fragilidad)

La investigación, publicada en la revista científica ‘Thorax’, cuanto más alta es la dosis acumulada y cuanto más largo es el período de tratamiento, mayores parecen ser estos riesgos.

Foto: Foto: iStock.

El asma es una enfermedad común y afecta a unos 334 millones de personas en todo el mundo. Y los inhaladores y las pastillas de esteroides se utilizan ampliamente para amortiguar la inflamación de las vías respiratorias y prevenir y/o aliviar los síntomas de esta insuficiencia respiratoria.

Bisfosfonatos, una solución

Los investigadores de la Universidad de Nottingham (Reino Unido) identificaron a todos los adultos con asma diagnosticados entre abril de 2004 y diciembre de 2017 en el Reino Unido y que también tenían osteoporosis o fracturas de fragilidad. Estos pacientes fueron comparados con al menos cuatro pacientes de la misma edad y sexo, pero que no tenían osteoporosis o fracturas de fragilidad.

"Tanto los esteroides orales como inhalados se asocian con un mayor riesgo de osteoporosis y fracturas de fragilidad en personas con asma"

Los investigadores también revisaron a los pacientes que recibieron al menos una dosis de bisfosfonatos, un tipo de medicamento utilizado para frenar la pérdida de densidad ósea y evitar la osteoporosis, y suplementos de vitamina D y calcio para fortalecer los huesos.

El análisis de todos los datos mostró una clara asociación entre la dosis acumulada y el número de ciclos de comprimidos inhalados o esteroides y el riesgo de osteoporosis o fracturas de fragilidad.

placeholder La osteoporosis es una enfermedad esquelética en la que se produce una disminución de la densidad de masa ósea. Foto: IMANE/BSIP/Corbis
La osteoporosis es una enfermedad esquelética en la que se produce una disminución de la densidad de masa ósea. Foto: IMANE/BSIP/Corbis

Dos o tres recetas de comprimidos de esteroides en los 12 meses anteriores se vincularon con mayores probabilidades de osteoporosis: quienes recibieron 9 o más recetas y dosis acumuladas de 2.500 mg o más tenían más de 4 veces el riesgo de quienes no recibieron estos medicamentos. También tenían más del doble de probabilidades de sufrir una fractura por fragilidad.

De manera similar, aquellos a los que se les dio 11 o más recetas de esteroides inhalados tenían un 60% más de probabilidades de tener osteoporosis y un 31% más de probabilidades de sufrir fracturas de fragilidad que aquellos a los que no se les recetaron estos medicamentos. Los pacientes a los que se les administraron dosis acumuladas de más de 120 mg en el año anterior tenían un 20% más de probabilidades de sufrir una fractura por fragilidad.

Cuanto más, peor

"Tanto los esteroides orales como inhalados se asocian con un mayor riesgo de osteoporosis y fracturas de fragilidad en personas con asma. El uso de estos fármacos debe mantenerse al mínimo necesario para tratar los síntomas y debe reducirse si los síntomas y las exacerbaciones se controlan bien", concluyen los investigadores.

Y añaden que los médicos deberían considerar un tratamiento adicional con bifosfonatos para proteger la salud ósea de los pacientes.

Si tienes asma, usar inhaladores o tomar comprimidos de esteroides para tratarlo o controlarlo es algo habitual en tu vida, sobre todo en determinadas épocas. No obstante, un estudio lo relaciona con un mayor riesgo de huesos frágiles (osteoporosis) y una mayor vulnerabilidad a los huesos rotos (fracturas de fragilidad)

El redactor recomienda