publicado en la revista 'Physics of Fluids'

¿Viento, calor? Un estudio apunta a un factor climático clave para la propagación del covid

Los investigadores, que estudiaron los efectos de la humedad, la temperatura ambiental y la velocidad del viento en la nube respiratoria y la propagación del virus, apuntan a la evaporación

Foto: Un técnico de laboratorio analizando muestras de covid-19. (EFE)
Un técnico de laboratorio analizando muestras de covid-19. (EFE)

Desde el inicio de la pandemia, los epidemiólogos apuntaban a que la baja incidencia del virus estaba estrechamente relacionada con los climas cálidos y la baja concentración de humedad. No obstante, con la llegada del verano, parecía que esta estimación estaba errada y que el covid-19 no se comportaba de manera semejante a otros tipos de virus. Ahora, según un artículo publicado en la revista 'Physics of Fluids', un factor crítico para la transmisión de las partículas infecciosas del nuevo coronavirus, que están inmersas en nubes respiratorias de gotitas de saliva de los contagiados, es la evaporación.

Los investigadores, que estudiaron los efectos de la humedad, la temperatura ambiental y la velocidad del viento en la nube respiratoria y la propagación del virus, han desarrollado correlaciones teóricas para la evaporación de gotas de saliva contaminadas y han probado la teoría en una plataforma de dinámica de fluidos.

"Descubrimos que las altas temperaturas y la baja humedad relativa conducen a altas tasas de evaporación de las gotas contaminadas con saliva, lo que reduce significativamente la viabilidad del virus", expresa el coautor Talib Dbouk.

Además, los investigadores han observado que la distancia de viaje y la concentración de la nube de gotas seguían siendo significativas incluso a altas temperaturas si la humedad relativa era alta.

Las altas temperaturas y la baja humedad conducen a altas tasas de evaporación de las gotas contaminadas

Así, han examinado la influencia de la velocidad del viento en la propagación y han descubierto que la nube de gotitas contaminadas mantiene su forma esférica tanto con un viento de 10 metros por segundo como de 15 metros por segundo.

Por lo tanto, según apuntan los científicos, el distanciamiento social debe respetarse no solo en la dirección del viento sino también en la dirección perpendicular a ella.

"Los hallazgos deben tenerse en cuenta para una segunda ola pandémica en las temporadas de otoño e invierno, cuando las bajas temperaturas y las altas velocidades del viento aumentarán la supervivencia y transmisión del virus en el aire", concluyen.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios