LOS CIENTÍFICOS CREEN QUE HA DESAPARECIDO

¿Dónde está la estrella que brillaba dos millones de veces más que el Sol?

La estrella en cuestión estaba ubicada a unos 75 millones de años luz de distancia de la Tierra, en la constelación de Acuario, y se ha marchado, aparentemente, sin dejar rastro

Foto: ¿Dónde está la estrella que brillaba dos millones de veces más que nuestro Sol? (Reuters)
¿Dónde está la estrella que brillaba dos millones de veces más que nuestro Sol? (Reuters)

La observación del espacio nos ha dejado, a lo largo de los años, regalos indescriptibles: en ocasiones, hemos encontrado impresionantes planetas a millones de años luz de distancia que, incluso, podrían ser habitables; a veces, han sido impresionantes agujeros negros; otras veces, se han hallado constelaciones realmente bellas; Y, cómo no, estrellas de gran brillo y tamaño que eran casi imposibles de imaginar. Pero lo que nadie podía esperar es que, uno de los mayores misterios del universo podría ser la nada. ¿Es posible que una de las estrellas más impresionantes de todos los tiempos haya desaparecido sin más?

La estrella en cuestión estaba ubicada a unos 75 millones de años luz de distancia de la Tierra, en concreto en PHL 293B, en la constelación de Acuario. Descubierta a finales del siglo XX, desde el año 2001 hasta 2011 fue estudiada por el equipo de Andrew Allan, del Trinity College, donde descubrieron que se trataba de una estrella masiva que era 2,5 millones de veces más brillante que nuestro Sol y que emitía una luz variable azul luminosa que hacía presuponer que podía encontrarse al final de su vida, pudiendo ser considerada como una ‘rara avis’ dentro del universo.

Fue en el año 2019 cuando el equipo de Allan trató de utilizar el Very Large Telescope del Observatorio Europeo Austral para ver cómo evolucionaba esta gran estrella, momento en el que descubrieron que, al menos aparentemente, había desaparecido por completo de su galaxia anfitriona, algo nada habitual. Los investigadores han estado observando durante meses con el objetivo de tratar de buscar una respuesta a cómo se puede haber transformado su energía, pero han sido incapaces de encontrar una solución: de ser así, sería la primera vez que una estrella desaparece de manera misteriosa sin dejar rastro.

Lo lógico es que cuando una estrella mucho más grande que nuestro Sol llega al momento final de su vida, estalla en una gran explosión de supernova, un evento que es muy fácil de observar ya que emite millones de partículas de gas ionizado y de radiación durante muchos años luz en todas direcciones. Tras tener lugar esta explosión, el núcleo queda concentrado del material estelar más denso, para terminar por convertirse en una estrella de neutrones o, en otros casos, colapsar para ser un agujero negro. Pero esta estrella no se ha comportado así.

Los científicos descubrieron que lo más lógico es que la estrella haya explotado, pero no haya dejado ningún tipo ni de radiación ni de rastro. Según se publica en la investigación presentada en la revista 'Monthly Notices of the Royal Astronomical Society', el equipo de astrofísicos encargados de la observación tratan de encontrar una solución al misterio: para ellos, la solución más probable es que la estrella se haya convertido en un agujero negro sin pasar antes por la explosión de supernova, lo que sería un evento hasta la fecha desconocido en el espacio.

Foto: EFE.
Foto: EFE.

"Es posible que hayamos detectado una de las estrellas más masivas del universo local entrando suavemente en su noche. De ser cierta esta observación, esta sería la primera detección directa de una estrella calificada como 'monstruosa' que acaba con su vida de esta manera", aseguró el autor principal del estudio Andrew Allan en el comunicado. Los investigadores sí creen que el final de la estrella pudo tener lugar en algún momento después de 2011, algo que serviría para explicar por qué la estrella parecía tan brillante durante las observaciones que se llevaron los primeros años del siglo XXI.

Encontrarse al final de su vida no significa nada más que estaba próxima a desaparecer, pero cómo lo ha hecho sin dejar rastro todavía sigue siendo todo un misterio. La explicación más lógica es que nunca hubo explosión, aunque tampoco descartan que en algún momento pueda volver a aparecer, lo que sería aún más misterioso. De manera casi increíble, una estrella 2,5 millones de veces más brillante que nuestro Sol ha desaparecido sin dejar rastro. Los investigadores se afanan por encontrar una respuesta que puede abrir un camino hasta ahora no explorado por los astrónomos.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios