SIN MASIFICACIÓN EN LA COSTA NI CRUCEROS

Un verano con menos bacterias fecales: la pandemia da un respiro a nuestras costas

Ecologistas en Acción publica el informe "Banderas Negras" con los 48 puntos fatídicos de nuestro litoral. La caída del turismo nos dará un respiro, pero los problemas se enquistan

Foto: Un hombre sale del agua en Gijón, ciudad señalada por su nula depuración de residuos. (EFE)
Un hombre sale del agua en Gijón, ciudad señalada por su nula depuración de residuos. (EFE)

En un año con la mitad de turistas, sin cruceros, sin apenas actividad recreativa en el mar y sin grandes fiestas a pie de playa, España gozará de un mar asombrosamente limpio este verano. “Confiamos en que una menor presión turística mejore la calidad de las aguas. Todos hemos visto vídeos en las últimas semanas de aguas transparentes en las que nadaban cetáceos… y esas situaciones son ciertas. Pero todavía estamos en fase de recibir turistas, veremos hasta qué punto llega la masificación del litoral”, indican desde Ecologistas en Acción, que acaba de publicar su informe Banderas Negras 2020, en el que señalan los 48 puntos fatídicos del litoral español.

Un ejemplo claro es Baleares, donde se producirá un desplome del turismo y un repunte en la calidad de sus aguas. “La temporada de baño del año 2020 estará caracterizada por la drástica reducción de la presión humana sobre el destino turístico de las Illes Balears. Abstracción hecha del terrible impacto social, ello supondrá con toda seguridad una mejor calidad de las aguas de baño”, indica el informe.

Clara Megías, coordinadora de Banderas Negras, confirma que aquellos municipios costeros cuyo sistema de depuración de aguas residuales está anticuado o infradimensionado, podrán aguantar un poco mejor este verano, a diferencia del cóctel habitual de bacterias fecales y otros microorganismos que pueblan las aguas principalmente en verano, cuando la presión turística desborda por completo la capacidad de saneamiento. Siguiendo con el ejemplo, en Baleares solamente una pequeña cala se lleva la bandera negra, la cala Egos, en Mallorca, debido a que el año pasado fue desaconsejada para el baño.

Esto no quita que, según el informe, el principal problema de nuestro litoral sean los vertidos de aguas y la mala depuración de estas durante todo el año. Un total de 19 puntos negros denunciados (40%) por Ecologistas en Acción se debe a esto. Tenemos un problema grave de gestión de residuos humanos y, según la organización ecologista, ningún ayuntamiento se lo está tomando en serio. Por ejemplo, Barbate (Cádiz) se lleva una reprimenda especial: su depuradora municipal funciona "en condiciones lamentables" desde el año 2000.

“Ello nos lleva a plantearnos si desde la primera sanción en 2018 por parte de la Unión Europea [32 millones de euros] se están tomando las medidas necesarias para resolver esta grave deficiencia”, apuntan. El informe denuncia proyectos urbanísticos como un hotel de cinco estrellas en La Tejita (Tenerife), la falta de saneamiento en Gijón o la nefasta gestión medioambiental y actividad agraria e industrial en el Mar Menor, Murcia.

Protesta de grupos ecologistas por la construcción de un hotel en Tenerife. (EFE)
Protesta de grupos ecologistas por la construcción de un hotel en Tenerife. (EFE)

La otra cara novedosa de la pandemia es la aparición de mascarillas y guantes en el litoral y las iniciativas urbanísticas para salir de la crisis. “El mar y la costa están amenazados por dos cuestiones: primero, los residuos generados por la crisis sanitaria, que cada vez vemos con más frecuencia en imágenes de guantes y mascarillas mal gestionados que llegan a las playas. La mayoría de estos materiales no son reciclables. Y segundo, por la desregulación urbanística. Es la salida equivocada a esta crisis social y económica. La costa será una de las primeras víctimas porque estas regulaciones lo que hacen es concentrar más población en el litoral”, apunta Megías.

El informe también subraya las “banderas recurrentes” que siguen año tras año destacando por sus pésimas condiciones. “Algunos ejemplos: la playa del Peñón y la Guardia (Salobreña, Granada), debido al impacto urbanístico; el sistema de saneamiento de Gijón (Asturias), debido a la falta de depuradora en la zona este de la ciudad; el proyecto del puerto de Fonsalía (Sta. Cruz de Tenerife, Canarias), por la amenaza de su construcción en una zona ZEC; la alúmina de Alcoa (Lugo) y Ence (Pontevedra), habituales estos seis años, como grandes responsables de contaminación industrial, o el Mar Menor (Murcia), cuya situación sigue agravándose con el tiempo”.

Ciencia
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios