YA ESTABA AQUÍ HACE 2 MILLONES DE AÑOS

El Homo erectus, nuestro antepasado más directo, es más antiguo de lo que se creía

Se ha encontrado un cráneo de un niño de 2-3 años en Sudáfrica, donde no se tenía constancia de que hubiera vivido este hominido

Foto: Cráneo DNH 134 de Homo erectus, encontrado en Sudáfrica. Foto: Universidad de Johannesburgo
Cráneo DNH 134 de Homo erectus, encontrado en Sudáfrica. Foto: Universidad de Johannesburgo

El descubrimiento del cráneo de un niño, de entre dos y tres años, en Sudáfrica vuelve a cambiar lo que sabíamos sobre el homo erectus. Según este hallazgo, uno de los antepasados directos del ser humano habitaba ya la Tierra hace dos millones de años, 200.000 años antes de lo que se creía y en un lugar donde nunca antes se había encontrado.

Según los estudios de investigadores internacionales dirigidos por la Universidad La Trobe (Australia) y de la Universidad de Washington en St. Louis (Estados Unidos), este homínido que ya se parecía a nosotros tuvo que coexistir junto a otras dos criaturas humanas mucho más primitivas, como eran el Australopithecus y el Paranthropus robustus.

La base de este hallazgo ha sido el descubrimiento, en un yacimiento de Drimolen (Sudáfrica), dentro de la zona llamada Cuna de la Humanidad por su riqueza fósil, de los fragmentos de un cráneo, conocido como DNH 134, que fueron reconstruidos y que han dado muchas pistas de cómo eran y cómo se comportaban estos ancestros del ser humano. "Comenzamos a juntar los fragmentos. Nadie podía decidir de qué era ese cráneo hasta que una noche todo se unió, ¡y nos dimos cuenta de que estábamos viendo un homínido!", explica a Phys.org Stephanie Baker, del Instituto de Paleoinvestigación de la Universidad de Johannesburgo. "Este hallazgo realmente supuso un desafío para nosotros. Comparamos la calavera con todos los otros ejemplos de homínidos en el área de la Cuna. Su forma de lágrima y su cavidad cerebral relativamente grande concluían que estábamos ante un Homo erectus", añade Baker.

Compartía hábitat

Este hallazgo fue del todo sorprendente. El Homo erectus, un homínido que caminaba erguido, con piernas largas y brazos más cortos, vivió en Sudáfrica, donde nunca antes había sido descubierto y lo hizo hace 2 millones de años, según los datos calculados por los investigadores. Hasta la fecha, el Homo erectus más antiguo jamás descubierto era el de Dmanisi en Georgia, de hace 1,8 millones de años.

"Su forma de lágrima y su cavidad cerebral relativamente grande concluía que estábamos ante un Homo erectus"

"Hasta este hallazgo, siempre supusimos que Homo erectus se originó en el este de África. Pero DNH 134 muestra que posiblemente proviene del sur. Eso significaría que más tarde se mudó hacia el norte y el este del continente. A partir de ahí pasó por el norte de África para poblar el resto del mundo", sostiene Baker. La investigación también sugiere que el Homo erectus compartió hábitat con Australopithecus, y Paranthropus robustus, tres especies diferentes entre sí. Los Homo erectus eran más altos y delgados y tomaban alimentos fáciles de digerir, como frutas y bayas, aunque también comían carne, aunque los científicos no están seguros de cómo la obtenían, ya que aún no cazaban con armas. Paranthropus robustus, por su parte, comía alimentos más duros (la evidencia está en sus dientes).

Igualmente, según explica Baker, los Homo erectus eran más móviles y sociales, algo que les permitió sobrevivir con el cambio climático que se produjo en la zona del sur de África. “También sabemos que fueron capaces de cubrir largas distancias, lo cual fue una suerte para ellos, porque durante su tiempo, el clima cambió en el sur de África”. Es por eso que el Homo erectus logró sobrevivir 1,5 millones de años, mientras que las otras dos especies se vieron abocadas a la desaparición.

Ciencia
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios