El uso excesivo del móvil cambia la estructura de nuestro cerebro
  1. Tecnología
  2. Ciencia
MENOR MATERIA GRIS EN VARIAS ZONAS

El uso excesivo del móvil cambia la estructura de nuestro cerebro

A partir de escáneres cerebrales, se descubrió una actividad reducida en la corteza cingulada anterior, zona implicada en los procesos cognitivos

Foto: Es dificil ver a un grupo de personas que no esté utilizando el móvil (iStock)
Es dificil ver a un grupo de personas que no esté utilizando el móvil (iStock)

Investigadores alemanes han descubierto que las personas adictas a los teléfonos móviles tienen una estructura cerebral sutilmente diferente a aquellas que usan el smartphone con control.

Los científicos de la Universidad de Heidelberg (Alemania) han encontrado que la "adicción a los teléfonos inteligentes" está vinculada a cantidades más bajas de materia gris en ciertas partes del cerebro, incluyendo la insula y la corteza temporal. Las personas con uso disfuncional de sus teléfonos inteligentes también mostraron una actividad reducida en la corteza cingulada anterior, una región implicada en una amplia gama de comportamientos y procesos cognitivos.

Foto: ¿Cómo cargar un móvil sin perjudicar la batería?

"Dado su uso generalizado y su creciente popularidad, el presente estudio cuestiona la inocuidad de los teléfonos inteligentes, al menos en individuos que pueden estar en mayor riesgo de desarrollar comportamientos adictivos relacionados con teléfonos inteligentes", escriben los investigadores en la revista científica 'Addictive Behaviors'.

¿Causa o efecto?

Para el estudio, los investigadores realizaron resonancias magnéticas cerebrales en un total de 48 personas, 22 personas con "adicción a los teléfonos inteligentes" y 26 personas sin la misma. Todos ellos eran diestros, entre 18 y 30 años y no tenían antecedentes de enfermedades neurológicas, condiciones médicas graves o trastornos mentales en la actualidad.

"El estudio cuestiona la inocuidad de los smartphones, al menos en individuos que pueden estar en mayor riesgo de desarrollar adicción"

Los escáneres cerebrales buscaban detectar diferencias en el volumen de la materia gris en aquellos con "adicción a los teléfonos inteligentes" y aquellos que no. A pesar de notar esa diferencia, los investigadores reconocen que no saben si los cambios en el cerebro surgieron debido al uso intensivo de los móviles o los diferentes volúmenes de materia gris los hicieron más predispuestos a esa adicción.

Sea de una manera u otra, lo que está claro es que diversas investigaciones recientes están señalando que los smartphones y las redes sociales están indudablemente teniendo un efecto en nuestro comportamiento y en nuestro cerebro. Según los datos, de media un adulto pasa alrededor de 5,4 horas al día usando su teléfono, mientras que los millennials pueden llegar a dedicar hasta 5,7 horas. No obstante, sigue siendo difícil identificar cuándo este uso se vuelve problemático.

Smartphones Trastornos mentales Cerebro Redes Sociales
El redactor recomienda