MEJORA LA VISIÓN NOCTURNA

Existe una terapia contra el cáncer que da 'visión nocturna': ahora sabemos por qué

La rodopsina, una proteína sensible a la luz en nuestras retinas, interactúa con un compuesto fotosensible llamado clorina e6, presente en el tratamiento

Foto: Visión nocturna. Foto: Pixabay
Visión nocturna. Foto: Pixabay

La terapia fotodinámica es un tipo de tratamiento contra el cáncer donde se utiliza luz para la destrucción de células malignas y que, entre sus posibles efectos secundarios, puede provocar que los pacientes vean mucho mejor en la oscuridad. Ahora, una investigación científica ha desvelado el por qué.

Según científicos de la Universidad de Lorraine, en Francia, la causante de este fenómeno es la rodopsina, una proteína sensible a la luz en nuestras retinas, que interactúa con un compuesto fotosensible llamado clorina e6, un componente presente en este tipo de tratamiento contra el cáncer.

La luz visible activa la retina para separarse de la rodopsina, lo que hace que se convierte en la señal eléctrica que nuestros cerebros interpretan para poder ver. Aunque no tenemos mucha luz visible por la noche, resulta que este mecanismo también se puede activar con otra combinación de luz y química. Bajo luz infrarroja y con una inyección de clorina e6, la retina cambia de la misma manera que lo hace bajo luz visible.

Demostración molecular

"Esto explica el aumento de la agudeza visual nocturna", señala el químico Antonio Monari, de la Universidad de Lorraine en declaraciones recogidas por Science Alert. "Sin embargo, no sabíamos exactamente cómo la rodopsina y su grupo activo de la retina interactuaban con la clorina e6. Es este mecanismo el que ahora hemos logrado esclarecer a través de la simulación molecular".

Esta investigación podría ser aprovechada para ayudar a tratar ciertos tipos de ceguera o sensibilidad excesiva a la luz

En la investigación, publicada en la revista científica 'Journal of Physical Chemistry Letters', la simulación se ejecutó durante varios meses, y a través de millones de cálculos, antes de ser capaces de modelar con precisión la reacción química causada por la radiación infrarroja. En la vida real, la reacción ocurre en tan solo nanosegundos.

"Para nuestra simulación colocamos una proteína virtual de rodopsina insertada en su membrana lipídica en contacto con varias moléculas de clorina e6 y agua o con en contacto con varios miles de átomos", explica Monari. Como la clorina e6 absorbe la radiación infrarroja, interactúa con el oxígeno en el tejido ocular, transformándolo en oxígeno singlete altamente reactivo. El oxígeno singlete, aparte de destruir las células cancerosas, también puede reaccionar con la retina y permitir una mejora en la visión nocturna.

Ahora que los científicos saben los procesos químicos que sustentan este extraño efecto secundario, podrían ser capaces de limitar la posibilidad de que suceda en pacientes sometidos a terapia fotodinámica, que han reportado ver siluetas y contornos en la oscuridad. Incluso, con ayuda de más investigación, esta reacción química podría incluso ser aprovechada para ayudar a tratar ciertos tipos de ceguera o sensibilidad excesiva a la luz, aunque no se recomienda tratar de usar clorina e6 para dotarnos de visión nocturna sobrehumana.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios