MÁS DE 3.000 PERSONAS AFECTADAS

La compañía Ring (Amazon) demandada por los ciberataques a sus cámaras de vigilancia

Los datos de más de 3.000 clientes fueron expuestos e incluso los hacker se comunicaban, a través de las cámaras, con niños dentro de las casas

Foto: Ring, la compañía comprada por Amazon
Ring, la compañía comprada por Amazon

La compañía de vigilancia doméstica Ring y su empresa matriz, Amazon, han sido demandados en Estados Unidos por sufrir una serie de ciberataques que comprometieron la seguridad de sus sistemas de cámaras.

La denuncia alega que las empresas, Ring y Amazon, fueron negligentes al no garantizar que las cámaras, con conexión Wi-Fi, estuvieran "protegidas contra ataques cibernéticos" y que viola "contrato implícito" establecido en la página web de Ring, en el que se afirma que se respetarán los derechos de los clientes a la privacidad y la seguridad.

Según sostiene la demanda, citada por Buzzfeed News, "las ramificaciones del incumplimiento de Ring de asegurar adecuadamente sus cámaras y los protocolos de acceso de los asistentes se pueden sentir en los años venideros". Aunque un cliente de Ring podría desconectar sus cámaras, "los hackers han tenido acceso a la información derivada de esas cámaras durante años, incluyendo detalles íntimos de los miembros del hogar, horarios de trabajo y contenido de la propiedad".

Hablan con los niños

La instancia, que pretende convertirse en una demanda a nivel nacional, ha sido presentada por los abogados de John Baker Orange, un padre de Alabama, que dice ser víctima del hackeo de Ring y que un hacker hablaba con sus hijos a través de la cámara Ring mientras jugaban al baloncesto y trató de convencerlos para que se acercaran a la cámara.

"Ring culpa directamente a sus clientes sugiriendo que el acceso de los hackers es posible porque la gente usa contraseñas débiles"

La acción judicial viene motivada por una información de Buzzfeed News que señalaba que la información personal de más de 3.000 usuarios de Ring estuvo expuesta a los hackers e incluía correos electrónicos, contraseñas y otros datos confidenciales y permitiría a los hackers acceder a imágenes en tiempo real de las cámaras de los hogares de los usuarios. Así, según señala este medio norteamericano, con esta información, un intruso podría acceder a la dirección de la casa, al número de teléfono, a la información de pago, al material de la cámara en directo y al historial de vídeo de la misma.

En un incidente reciente en Mississippi, los hackers tomaron el control de una cámara Ring en la habitación de una niña de 8 años y afirmaron ser Santa Claus. Otros casos han sido denunciados en Connecticut, Florida, Nueva York, Georgia, y Texas.

"Ring culpa directamente a sus clientes sugiriendo que el acceso de los hackers es posible porque la gente usa contraseñas débiles que previamente se han visto comprometidas", continúa la demanda. "Al hacerlo, sin embargo, Ring ignora el hecho de que permite que sus productos, cuyo propósito es proporcionar a los clientes seguridad, sean excesivamente susceptibles a la piratería".

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios