RIBOSA, ESENCIAL PARA EL ARN

Hallan azúcares esenciales en meteoritos (que ayudaron a crear la vida en la Tierra)

El hallazgo respalda la teoría de que el bombardeo de meteoritos hace millones de años pudo haber ayudado al origen de la vida en nuestro planeta

Foto: Meteorito cayendo en el norte de Inglaterra. Foto: REUTERS/Steven Watt
Meteorito cayendo en el norte de Inglaterra. Foto: REUTERS/Steven Watt

Un equipo internacional de científicos ha descubierto azúcares esenciales para la vida en meteoritos, lo que respalda la teoría de que el bombardeo de meteoritos hace millones de años pudo haber ayudado al origen de la vida en nuestro planeta.

El equipo descubrió ribosa y otros azúcares bioesenciales, como la arabinosa y la xilosa, en dos meteoritos diferentes, lo que puede indicar el origen extraterrestre de estas sustancias, según un estudio publicado en la revista científica 'Proceedings of the National Academy of Sciences'.

La ribosa es particularmente esencial en la construcción del ácido ribonucleico (ARN), uno de los dos ácidos en el núcleo de las células junto con el ácido desoxirribonucleico (ADN). El ARN actúa como una molécula mensajera, copiando las instrucciones genéticas de la molécula de ADN y entregándolas a fábricas moleculares dentro de la célula, llamadas ribosomas, que leen el ARN para construir proteínas específicas necesarias para llevar a cabo procesos de vida.

El ARN, clave

Este azúcar "podría haber almacenado a la vez información y catalizado reacciones en la vida primitiva de la Tierra", ha indicado a Phys.org Yoshihiro Furukawa, del Departamento de Ciencias de la Tierra en la Universidad Tohoku (Japón. "Los meteoritos contienen numerosos compuestos orgánicos, incluidos los bloques clave en la construcción de la vida, como aminoácidos, nucleobases y fosfato".

"El azúcar extraterrestre podría han contribuido a la formación de ARN en la Tierra prebiótica"

"La investigación proporciona la primera evidencia directa de ribosa en el espacio y la llegada de ese azúcar a la Tierra. El azúcar extraterrestre podría han contribuido a la formación de ARN en la Tierra prebiótica, que posiblemente condujo al origen de la vida", ha añadido Furukawa.

Furukawa y sus colegas analizaron dos meteoritos ricos en carbono, incluido el meteorito Murchison, que cayó en Victoria (Australia) en 1969 y es uno de los más estudiados debido a su peso, de casi 100 kilogramos.

Los científicos llevaron a cabo en el laboratorio simulacros experimentales, a través de la espectrometría de masas por cromatografía de gases, y no detectaron azúcares del ADN, lo que explica, según los investigadores, que "el ARN evolucionó primero".

Ciencia
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios