AL IGUAL QUE UNA SALAMANDRA

¿Regenerar extremidades perdidas? Una investigación sugiere que puede ser posible

Un equipo científico cree que el ser humano puede regenerar cartílago y con ello se abre un mundo de posibilidades

Foto: Un soldado sorio con la pierna amputada. Foto: EFE/Youssef Badawi
Un soldado sorio con la pierna amputada. Foto: EFE/Youssef Badawi

Una investigación en Estados Unidos sugiere que los seres humanos, a pesar de la creencia popular, son capaces de regenerar cartílago en las articulaciones, algo que puede llevar al desarrollo de tratamientos para la artrosis, el trastorno articular más común en el mundo, e, incluso, reconstruir extremidades..

Un equipo de científicos de Duke Health, el centro médico de la Universidad de Duke, en Estados Unidos, ha identificado un mecanismo para la reparación del cartílago, similar al utilizado por animales como las salamandras y el pez cebra, que parece ser más fuerte en las articulaciones del tobillo y menos en las caderas.

La investigación, publicada en la revista Science Advances, ha tratado de idear una fórmula para descubrir la edad de las proteínas claves en el cartílago humano. A través de relojes moleculares internos y utilizando la espectrometría de masas sensibles, lograron determinar que había tres edades en el cartílago: joven, mediana edad y edad avanzada.

Moléculas microARN, la clave

Descubrieron que la edad del cartílago dependía, en gran medida, de su posición en el cuerpo humano. Así, el cartílago en los tobillos es joven, de mediana edad en la rodilla y de edad avanzada en las caderas. En la práctica, las lesiones de rodilla y, especialmente, de cadera tardan mucho más en recuperarse y, a menudo, se convierten en artritis.

Tenemos cartílagos jóvenes en tobillos y de más avanzada edad en rodillas y cadera, más difíciles de sanar

Esta relación entre la edad del cartílago, ubicación y reparación tiene sentido si se compara con la forma en que se produce la regeneración de las extremidades en ciertos animales, que se regeneran más fácilmente en las zonas más lejanas al núcleo, incluidos los extremos de las patas o las colas.

"Creemos que una comprensión de esta capacidad regenerativa 'tipo salamandra' en humanos y los componentes fundamentales que faltan en este circuito regulador, podría proporcionar la base para nuevos enfoques para reparar tejidos articulares y posiblemente extremidades humanas completas", ha señalado la autora principal Virginia Byers Kraus, profesora en los departamentos de Medicina, Patología y Cirugía Ortopédica de Duke.

Los científicos también descubrieron que el tobillo contenía niveles más altos de unas pequeñas moléculas llamadas microARN, que juegan un papel clave en la regeneración de extremidades en animales como las citadas salamandras y que proporcionan la capacidad para la reparación del tejido articular en nuestro organismo.

Nuevos medicamentos

Su presencia también varía significativamente en función de su ubicación: fue más alta en los tobillos en comparación con las rodillas y las caderas y más alta en la capa superior del cartílago en comparación con las capas más profundas.

Rgenerar parte o la totalidad de una extremidad humana lesionada es una posibilidad, según los autores

De esta manera, los investigadores creen que los microARN podrían ser la base para la creación de medicamentos que pudieran prevenir, retrasar o revertir la artritis. Pero, incluso, se puede ir más allá.

"Si podemos descubrir qué reguladores nos faltan en comparación con las salamandras, incluso podríamos volver a agregar los componentes ausentes y regenerar parte o la totalidad de una extremidad humana lesionada", ha comentado Kraus.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios