¿TÍMIDO, PRUDENTE U OPTIMISTA?

Las matemáticas nos dicen cuál es el mejor sitio para aparcar en un parking

Un grupo de investigadores ha aplicado diversos procesos matemáticos para descubrir cuándo tardamos menos en dejar nuestro coche en un aparcamiento

Foto: Dejar el coche en un parking no siempre es una cuestión rápida y sencilla (Reuters/Mansi Thapliyal)
Dejar el coche en un parking no siempre es una cuestión rápida y sencilla (Reuters/Mansi Thapliyal)
Autor
Tiempo de lectura2 min

Entramos con nuestro coche en el parking de un centro comercial atestado de clientes un sábado por la tarde. Nada más acceder al sótano encontramos un sitio disponible, pero está demasiado lejos de la entrada; lo desechamos y seguimos buscando; hay otro hueco a la mitad del camino, pero pensamos: si ya hemos encontrado dos, seguro que hay más; así que seguimos buscando el sitio perfecto junto a la puerta de entrada…

Quien más, quien menos, se ve en esa situación habitualmente y los lectores se dividirán entre quienes elijan coger el primer sitio disponible, los que busquen otro hueco un poco más cerca y aquellos que solo apagarán el motor cuando hayan aparcado en la misma entrada. Pero, ¿cuál es la mejor estrategia de las tres para tardar menos y ahorrar tiempo?

Eso es lo que se han preguntado dos físicos, Paul Krapivsky, de la Universidad de Boston, y Sidney Redner, del Instituto Santa Fe. Ambos han llevado a cabo una investigación matemática que han publicado esta semana en el Journal of Statistical Mechanics. Y tienen una respuesta para las tres posibles opciones de aparcamiento: la de los tímidos, los prudentes y los optimistas.

Las matemáticas ayudan

Aunque la investigación de Krapivsky y Redner pueda parecer simple, necesitaron de múltiples y complejos cálculos matemáticos para determinar cuál es la mejor decisión para algo tan común como dejar el coche en un parking. Para ello hay que tener varios factores en cuenta, sobre todo la distancia a la entrada y el tiempo empleado en dar vueltas alrededor del aparcamiento buscando sitio.

Aparcar a mitad de camino, ni en la entrada ni en el acceso al parking, es la opción más inteligente en cuestión de ahorro de tiempo

Las matemáticas ayudaron a los físicos a resolver el dilema: después de llevar a cabo múltiples cálculos para cada opción determinaron que la opción prudente, es decir, aparcar a mitad de camino después de descartar los primeros sitios disponibles en el parking, es la más inteligente, desde el punto de vista del ahorro de tiempo.

Según los físicos, la estrategia prudente es la mejor porque es la que hace que los conductores consuman la menor cantidad de tiempo en el parking. La segunda opción según las matemáticas era la estrategia optimista, mientras que la opción tímida se mostró como "claramente ineficiente" debido a que dejó muchos espacios vacíos y el conductor tuvo que darse un largo paseo hasta la entrada.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios