en más de 150 países

"No existe un planeta B": protestas en todo el mundo por la crisis climática

Con pancartas con lemas como "dejen de quemar nuestro futuro" o "que se jodan las minas de carbón, queremos nuestro aire limpio", los manifestantes piden acción a los políticos

Foto: Manifestación en Cracovia. (Reuters)
Manifestación en Cracovia. (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura6 min

Miles de jóvenes de todo el mundo, muchos de ellos estudiantes además de activistas medioambientales de todas las edades, tomaron este viernes las calles en el marco de una ambiciosa huelga global en más de 150 países para exigir a los gobiernos contundencia contra la crisis climática.

Más de 5.000 manifestaciones han sido convocadas dentro esta jornada "Global Climate Strike", como pistoletazo de salida de una agitada semana de movilizaciones y huelgas, del 23 al 27 de septiembre, coincidiendo con la cumbre de acción climática convocada por la ONU en Nueva York. Con ambiente reivindicativo, los jóvenes activistas han instado a sus gobiernos a actuar de manera inmediata e impulsar medidas que garanticen el futuro del planeta, amenazado por el deshielo de los polos, el calentamiento global, la subida del nivel de las aguas o desastres naturales más virulentos.

Una estudiante en medio de las protestas de Munich
Una estudiante en medio de las protestas de Munich

Más de 300.000 personas participaron en las marchas celebradas a lo largo de Australia, uno de los países en dar el pistoletazo de salida a esta jornada de protesta estudiantil mundial, según datos de los organizadores.

"Increíbles fotografías de las manifestaciones en Australia (...) estáis marcando el camino", apuntó en un mensaje de Twitter la joven activista sueca Greta Thunberg, quien inició las huelgas escolares los viernes para pedir más acciones contra el cambio climático.

Con pancartas con lemas como "dejen de quemar nuestro futuro" o "que se jodan las minas de carbón, queremos nuestro aire limpio", los manifestantes le recriminaron al actual primer ministro australiano, Scott Morrison, su posición en favor de la industria minera de carbón.

El colorido y los juegos de palabras con contenido político fueron una constante en las marchas en Australia -uno de los mayores emisores de gases contaminantes del mundo si se incluyen sus exportaciones de combustibles fósiles- donde las proclamas recuerdan a los gobernantes que "no existe un Planeta B".

Activistas contra el cambio climático. (Reuters)
Activistas contra el cambio climático. (Reuters)

Alrededor de 15.000 personas, según cifras facilitadas por la Policía belga, se manifestaron este viernes por el centro de Bruselas, en un recorrido que incluyó la estación de tren del Norte de la ciudad, el barrio europeo y el parque del Cincuentenario.

Jóvenes y no tan jóvenes se citaron en la capital con motivo de la "tercera huelga mundial por el clima". Con cánticos de "la primera, la segunda, la tercera (huelga)" o que no se haga nada contra el cambio climático "es un crimen contra la humanidad", las personas que se movilizaron exigieron "una acción climática más ambiciosa a todos los niveles políticos, que no deje a nadie atrás", según el movimiento estudiantil por el clima belga.

Los jóvenes británicos también se tomaron las calles para reclamar acciones urgentes contra la crisis climática en localidades a lo largo de todo el Reino Unido. Durante la marcha convocada en Londres, el líder de la oposición británica, el laborista Jeremy Corbyn, llamó a iniciar una "revolución industrial verde", ante la multitud congregada frente el Parlamento.

Greta Thunberg, quien se encuentra en Nueva York, ciudad donde el próximo lunes se celebra una Cumbre del Clima auspiciada por la ONU, también destacó las protestas en algunas de las naciones insulares del Pacífico sur como Islas Solomón, Kiribati o Vanuatu.En estos pequeños países del Pacífico Sur, que sufren especialmente consecuencias de la emergencia climática a través de pérdida de terreno frente al aumento de nivel de las aguas, los colegiales también enviaron un fuerte mensaje.

"No nos estamos hundiendo, estamos luchando", gritaron con el puño en alto decenas de estudiantes de Kiribati, de acuerdo a las imágenes divulgadas en Twitter por la ong ecologista 350.

Disfrazados de guerreros, los chavales de Islas Salomón, escudo y hacha en mano, posaron en una de las playas amenazadas de desaparición por el cambio climático, a donde algunos de sus compañeros manifestantes llevaron en canoas "navegando las olas del cambio", en fotografías que se han hecho virales. Ataviados con mascarillas contra la polución y centenares de chavales en Yakarta reclamaron "salvar a Borneo", la isla que más está sufriendo los incendios forestales que arrasan Indonesia.

Jóvenes de Kolkata. (Reuters)
Jóvenes de Kolkata. (Reuters)

Los humos contaminantes que proceden de estos fuegos siguen afectado a Singapur, aunque en menor medida que en días anteriores, no han sido un impedimento para que los jóvenes activistas salieran a las calles. "Lo sentimos, permaneceremos cerrado hoy debido a la emergencia climática", reza un cartel colocado frente a la puerta de comercios.

En Pakistán varios miles de personas se unieron a esta huelga en distintas ciudades y en Bangladesh alrededor de 3.000 niños se sumaron a las protestas en la porteña Dhaka, según la ONG Save the Children.

Argentina también se ha sumado este viernes a la jornada global contra el cambio climático con varias actividades institucionales y de organizaciones sociales para condenar los efectos y buscar soluciones a este fenómeno. El presidente Mauricio Macri encabezó una reunión con jóvenes activistas en la residencia presidencial de Olivos en la que apuntó a la extensión de las ciudades como uno de los principales factores que causan la crisis climática.

Está previsto que manifestaciones para instar a impulsar medidas contra el cambio climático se celebren este viernes en centenares de ciudades alrededor del mundo. El sábado además se celebra en Nueva York la cumbre de la juventud sobre la emergencia climática, días antes de la Cumbre del Clima donde los países buscan medidas vinculantes para reducir la emisiones de gases contaminantes que producen el cambio climático.

En primera línea de la marcha contra la crisis climática de este viernes en Nueva York es reconocible el rostro de la niña sueca Greta Thunberg, pero junto a ella hay "otras Gretas": líderes indígenas llegadas de todo el mundo para reclamar que la humanidad se una en defensa de la Madre Tierra.



La panameña Militza Lízbeth Flaco Suira lamentó la deforestación en el territorio cercano a la frontera con Colombia: "Ver que el cambio climático está destruyendo a nuestra Mamá Tierra me rompe el corazón. Estamos aquí para unir fuerzas con los activistas, no solo somos los indígenas peleando, la lucha es de todos", reiteró. "Necesitamos ayuda urgente, no dejar que por temas empresariales y políticos se pierdan la naturaleza y las personas indígenas", exhortó a Efe la joven boliviana María José Bejarano de Oliveira, de 18 años, seleccionada por su comunidad para representar a la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia.


Ellas y sus pueblos forman parte de una Alianza Global de Comunidades Territoriales que abarca 16 países y las regiones de la cuenca del Amazonas, Brasil, Mesoamérica e Indonesia, cuyos representantes se reunieron esta mañana para recabar fuerzas en un desayuno previo a las manifestaciones. Desde hace cinco años, la Alianza visibiliza y denuncia no solo "crímenes contra el medio ambiente, sino contra la Humanidad": así de contundente se expresó la veterana activista indígena brasileña Sonia Guajajara, excandidata a la vicepresidencia de Brasil en 2018.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios