MODIFICA LOS LIBROS DE TEXTO

El cambio climático cambia la geografía sueca: el calor hunde su montaña más alta

El deshielo de un glaciar ha hecho que ahora sea 24 metros más baja que hace medio siglo y que sea ‘adelantada’ por otro pico

Foto: El monte Kebnekaise que se hunde por culpa del cambio climático. (Foto: Wikimedia)
El monte Kebnekaise que se hunde por culpa del cambio climático. (Foto: Wikimedia)

El monte Kebnekaise se encuentra 150 kilómetros dentro del Círculo Polar Ártico y, durante décadas, ha sido estudiado por los escolares suecos como la montaña más alta de su país. También se estudiaba en los libros de texto que se trata de un glaciar con dos picos: el que se encontraba más al sur era el más alto con 2.103 metros de altitud y el que está más al norte alcanzaba los 2.097. Hasta ahora.

Un equipo de la Universidad de Estocolmo que se encarga de medir cada año la altitud de las montañas suecas ha terminado con todo lo conocido hasta ahora: el pico del sur ahora mide 2.095,6 metros, uno menos que su ‘hermano’ del norte, que se ha convertido en la montaña más alta de su país.

La montaña del sur ha estado siempre cubierta de hielo, pero desde los años 60 ha estado perdiendo altura paulatinamente por el deshielo hasta que en 2019 ha marcado un récord negativo en su historia: mide 24 metros menos que hace medio siglo. La culpa, según Gunhild Ninis Rosqvist, profesora de geografía de la Universidad de Estocolmo, es del cambio climático.

Es un símbolo

La profesora universitaria ha explicado a The Guardian que "es todo un símbolo, una señal muy obvia y muy clara para todos en Suecia de que las cosas están cambiando". Este país escandinavo batió en 2018 el récord de temperatura en los meses de mayo y julio, con una media superior de 10 grados a lo que es normal para esa época del año.

Un refugio de montaña en el Kebnekaise. (Foto: Reuters)
Un refugio de montaña en el Kebnekaise. (Foto: Reuters)

Incluso la ciudad de Markusvinsa ha batido este mismo año su récord de temperatura: 34,8 grados el pasado 26 de julio, la más alta jamás marcada por una localidad del Ártico en Suecia. Una noticia que los científicos esperaban y que no sorprenden a nadie, ya que vienen a certificar un hecho ya demostrado: el cambio climático está derritiendo el hielo.

Gunhild Ninis Rosqvist explica que la noticia ha conmocionado a los suecos, ya que el Kebnekaise es "icónico, un símbolo para todos los glaciares en Suecia. Pero ya no necesitamos más símbolos. No necesitamos acumular más pruebas. Podemos ver el clima cambiando ante nuestros ojos aquí mismo y tenemos que hacer algo al respecto".

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios