SOLO UN 4% DEL COSMOS HA SIDO DESCUBIERTO

De las tinieblas a la lluvia de rubíes: estos son los 10 planetas más extraños del Universo

El universo esconde tantos misterios que, a día de hoy, ni tan siquiera somos conscientes de lo poco que conocemos. Eso sí, hay planetas tan extraños que no podríamos ni imaginarlos

Foto: Los diez planetas más extraños descubiertos desde la Tierra. (iStock)
Los diez planetas más extraños descubiertos desde la Tierra. (iStock)

¿Hay vida más allá de la Tierra? Sin duda, es la pregunta del millón y, probablemente, no será resuelta hasta dentro de decenas de milenios, pues llegar a comprender todo el mundo que nos rodea continúa siendo todo un misterio. No en vano, el ser humano solo ha sido capaz de llegar a la Luna y, a pesar de la tecnología puntera con la que contamos, solo hemos sido capaz de conocer el 4% del cosmos. El 96% restante sigue oculto para nuestros ojos.

Pero mientras tratamos de comprender mejor el universo, un lugar plagado de misterios y de fenómenos que se escapan de nuestra comprensión, los expertos ya han conseguido dar con planetas de todo tipo que, incluso, serían difíciles de imaginar por el ser humano si no fuera porque existen de verdad, a pesar de desafiar todas las leyes conocidas. Estos son los diez planetas más extraños que los científicos han encontrado en los confines del universo.

El planeta de los anillos

Se trata de J1407b y está a 434 años luz de la Tierra. La curiosidad de este exoplaneta radica en los increíbles anillos que le rodean, un total de 37, que ocupan 120 millones de kilómetros y que son 200 veces más grandes que los de Saturno. Tan espectaculares son que cuentan en su interior con un satélite más grande que Marte.

(CC/Tiouraren)
(CC/Tiouraren)

Una cola de 200.000 kilómetros

HD 209458 b, también conocido como Osiris, cuenta con una atmósfera de hidrógeno, oxígeno y carbono en la que se han detectado evaporación. Los expertos creen que este planeta extrasolar pierde masa por la radiación de su estrella, generando una enorme cola de 200.000 kilómetros, pudiendo haber perdido un 7% de su masa.

(CC/Luciano Méndez)
(CC/Luciano Méndez)

Donde nunca llega la luz

TrES 2b es uno de los lugares más misteriosos del espacio. Situada a 450 años luz de distancia, es el planeta más oscuro conocido, pues refleja menos del 1% de la luz que llega a su superficie. Se trata de un gigante de gas que destaca por la alta presencia de sodio y potasio en su espectro visible.

(CC/David A. Aguilar/CfA)
(CC/David A. Aguilar/CfA)

Los cuatro soles

Situado a 136 años luz de nuestro planeta, 30 Arietis es un gigante gaseoso que es diez veces más grande que Júpiter. Pero la gran característica que le hace destacar es que su orbita, de 335 días, gira alrededor de una estrella que tiene una pareja y que, a su vez, se mueven en torno a otro par de estrellas. Cuatro soles a su alrededor.

(CC/NASA)
(CC/NASA)

Hielo en el infierno

Gliese 436b es uno de los exoplanetas más extraños nunca encontrados. Está a poco menos de 30 años luz de distancia y fue el primero en el que se determinó que contenía agua. Lo curioso es que la temperatura media del planeta es de 439 ºC, pero tiene hielo en los polos. ¿Cómo? La gravedad comprime el vapor de agua.

(CC/NASA)
(CC/NASA)

El planeta más pequeño

Situado a 215 años luz de la Tierra, Kepler 37b es el exoplaneta más pequeño descubierto orbitando una estrella de secuencia principal, con un diámetro de 3.865 kilómetros, algo más grande que la Luna. Su órbita es de 13 días y está compuesto en su totalidad por materiales rocosos. Se considera que no tiene atmósfera.

(CC/NASA/Ames/JPL-Caltech)
(CC/NASA/Ames/JPL-Caltech)

Lluvia de piedras preciosas

Se trata de HAT-P-7b y es uno de los elementos más lejanos descubierto, a más de 1.000 años luz de la Tierra. En su lado oscuro, se producen precipitaciones de corindón o, dicho de otra manera, llueven rubíes y zafiros. Piedras preciosas que forma la propia superficie de este elemento estelar.

(CC/Aldaron)
(CC/Aldaron)

Densidad inexplicable

Pese a tener el doble de tamaño de Júpiter, Kepler 7b destaca por tener la mitad de densidad que este planeta. Es decir, es uno de los elementos con menos densidad descubiertos, con una décima parte de la que tiene el agua, pues cuenta con 0,166 g/cm3. A día de hoy, no existe una ley que explique su existencia.

(CC/Aldaron)
(CC/Aldaron)

Corazón de diamante

A unos 40 años luz de la Tierra y con el doble de tamaño de nuestro planeta, 55 Cancri e completa su órbita en solo 18 horas. Eso sí, cuenta con temperaturas infernales de 2.000 grados, donde destaca que la tercera parte de la masa del planeta es de diamante, mientras que buena parte de su superficie es de grafito.

(CC/U. Texas, NSF, NASA)
(CC/U. Texas, NSF, NASA)

El frío que nunca llegó

Uno de los casos más extraños tiene que ver con HD 106906 b, un planeta extrasolar ubicado a 300 años luz de nosotros. Los científicos no han podido explicar por qué, si orbita a 97.000 millones de kilómetros de su estrella, no solo no está congelado, sino que tiene una temperatura de 1.500 ºC. Todo apunta a su reciente formación.

(CC/ESO, A. M. Lagrange/Université Grenoble Alpes)
(CC/ESO, A. M. Lagrange/Université Grenoble Alpes)

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios