Uno de los tratamientos más efectivos

Científicos españoles han descubierto si la inmunoterapia será efectiva contra un tumor

Han descubierto un biomarcador capaz de predecir la respuesta de varios tipos de cáncer a la inmunoterapia, lo que podría incrementar el éxito en su aplicación

Foto: Los últimos avances en investigación pueden hacer que el cáncer sea sólo una enfermedad más. (iStock)
Los últimos avances en investigación pueden hacer que el cáncer sea sólo una enfermedad más. (iStock)

Un biomarcador genómico que es capaz de predecir la respuesta al tratamiento con inmunoterapia en cualquier tipo de cáncer. Ese es el hallazgo de un grupo de investigadores españoles que logra llevar a cabo su propósito a través de una proteína presente en los linfocitos, que son las células inmunológicas clave en la respuesta contra el cáncer.

El estudio ha estado coordinado por científicos del Hospital Clínic y el Institut d'investigacions Biomèdiques August Pi i Sunyer (Idibaps) de Barcelona y lo publica la revista 'Annals of Oncology'. En él, se ha demostrado que cuanta más cantidad hay de la proteína PD1, un receptor presente en los linfocitos, mejor es la respuesta a los fármacos dirigidos contra esta proteína.

Aleix Prat es el coordinador de la investigación y jefe de Oncología Médica del Clínic y destaca que se trata del "primer biomarcador genómico capaz de predecir el beneficio a la inmunoterapia independientemente del tipo de cáncer", y ha añadido que el objetivo actual es validar de forma definitiva su utilidad clínica en un ensayo clínico: "Los resultados demostraron que un 52% de los pacientes con expresión elevada de PD1 respondían al tratamiento anti-PD1 independientemente del tipo de cáncer que tuvieran. En cambio, las respuestas en los tumores con baja expresión de PD1 eran sólo del 15%". Es decir, cuanto más PD1 haya en los linfocitos, más posibilidad de éxito.

Preguntas aún sin respuesta

El cáncer se caracteriza por la acumulación de varias alteraciones genéticas que hacen que las células tumorales creen antígenos, unas proteínas que pueden ser identificadas por el sistema inmunológico, concretamente por los linfocitos, e inducir una respuesta antitumoral.

La inversión en investigación es esencial (EFE/Iván Mejía)
La inversión en investigación es esencial (EFE/Iván Mejía)

La industria farmacéutica ha desarrollado fármacos dirigidos contra estas proteínas, como pembrolizumab o nivolumab, que activan los linfocitos que se encuentran dentro del tumor. Sin embargo, Prat reconoce que, "por razones que aún desconocemos, la respuesta a esta inmunoterapia es muy diferente según el tipo de cáncer".

"Por ejemplo, un 40% de los pacientes con melanoma responden al tratamiento, mientras que sólo lo hacen un 20% de los pacientes con cáncer de pulmón o un 5% de los pacientes con cáncer colorrectal", ha detallado el jefe de Oncología Médica del Clínic. Por eso es necesario identificar biomarcadores que puedan ayudar a predecir esta respuesta.

Ensayos con pacientes

El estudio ha querido comprobar la hipótesis de que la cantidad de esta proteína dentro del tumor explicaría las diferencias a los fármacos. Para ello, analizaron datos de 547 genes, incluido el PD1, en cerca de 10.000 tumores y 34 tipos de cáncer de la base de datos pública del Atlas del Genoma del Cáncer (TCGA).

Comprobaron que todos estos genes tenían la asociación más fuerte con la probabilidad de respuesta a la inmunoterapia y lo analizaron en 773 muestras de 17 tipos de cáncer del biobanco del Clínic-Idibaps. Laia Paré, investigadora post-doctoral que ha participado en el estudio, revela que "en nuestra serie de casos, confirmamos lo mismo que habíamos visto en el TCGA a pesar de utilizar métodos analíticos muy diferentes".

Ante esta confirmación, desarrollaron un test genómico para determinar PD1 en los linfocitos que se pudiera implementar en la práctica clínica diaria. El último paso fue testarlo en 117 tumores de pacientes tratados con inmunoterapia en el Clínic y en otras instituciones del Grupo Español Multidisciplinar de Melanoma.

Este estudio ha sido financiado principalmente por una beca de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), y por las aportaciones de las asociaciones Pas a Pas contra el Cáncer de Mama y Save The Mama.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios