día mundial de la hepatitis

El peor sitio para contagiarse de hepatitis C: gaditanos denuncian a iDental por infectarles

Tras confirmarse un caso, otros tres miembros de la familia temen tener el virus en su organismo por culpa de la franquicia dental, que además les dejó la boca a medio arreglar

Foto: Los odontólogos acusan a clínicas 'low cost' de publicidad engañosa y mala praxis, aunque iDental aseguraba que se trata de campañas de desprestigio
Los odontólogos acusan a clínicas 'low cost' de publicidad engañosa y mala praxis, aunque iDental aseguraba que se trata de "campañas de desprestigio"

José Manuel Estudillo y María Teresa Ramos son una pareja sexagenaria de El Puerto de Santa María (Cádiz). Como muchas otras personas de renta baja eran pacientes de iDental. Lo fueron más de un año, desde abril de 2017 hasta junio de 2018, cuando la empresa odontológica cerró sus puertas. Llegaron a iDental cuando María Teresa se rompió un diente y no pudo asumir los más de 7.000 euros de presupuesto de su dentista por dos implantes. Les recomendaron esta red de clínicas porque era “muy barata”, salía en televisión y contaba con el aval de entidades como Cruz Roja. En total calculan que cada uno llegó a acudir unas 15 ó 20 veces.

Tras escuchar por televisión que varias voces pedían a los antiguos clientes de iDental hacerse las pruebas de hepatitis y sida por las denuncias de falta de esterilidad del material utilizado en algunas de las 24 clínicas que la empresa tenía en toda España, José Manuel acudió al médico para una analítica, convencido de que saldría negativo. El resultado fue demoledor: positivo para la hepatitis C.

El matrimonio culpa a iDental y el personal de la franquicia dental situada en la calle Viñador de El Puerto de Santa María. Aunque José Manuel a sus 64 años nunca se había hecho una prueba para la detección de la hepatitis, en enero le hicieron una analítica general y tenía valores normales para las transaminasas, enzimas del hígado que indican daño hepático. Una elevación en las transaminasas es un indicador de una posible hepatitis C aunque unos valores normales no excluyen una infección previa, según las expertas consultadas.

El matrimonio defiende no haber incurrido en prácticas de riesgo como el consumo de drogas, transfusiones de sangre o el sexo extramatrimonial. La única fuente posible del contagio para ellos es el material sin esterilizar de iDental.

En este portal se ubicaba la clínica iDental del Puerto de Santa María (Google Maps)
En este portal se ubicaba la clínica iDental del Puerto de Santa María (Google Maps)

José Manuel ha denunciado a iDental por el cierre de la clínica sin haber terminado su tratamiento y por el contagio de hepatitis C. En la denuncia aportada por el antiguo paciente, con su diagnóstico adjunto, afirma haber visto cómo el personal de iDental fregaban los instrumentos "con productos de lavavajillas y los volvían a poner para su uso". El gaditano ha presentado un escrito al Defensor del Pueblo Andaluz para difundir su caso.

María Teresa también ha acudido al médico pero tendrá que esperar hasta comienzos de agosto para conocer si tiene hepatitis aunque está convencida de que obtendrá el mismo resultado. Pero no es la única que podría estar infectada en su familia.

El análisis positivo en Hepatitis C del gaditano (Cedido)
El análisis positivo en Hepatitis C del gaditano (Cedido)

Su nuera de 30 años fue cliente de iDental y teme que su hijo también haya podido contagiarse al ser la hepatitis una enfermedad de transmisión sexual. Ambos están a la espera de hacerse la analítica. "La salud no nos la va a devolver nadie pero que esto no caiga en saco roto. No pueden destrozar una familia", explica Teresa. Después de conocer su diagnóstico José Manuel Estudillo afirma haber caído en una depresión.

Deben medio préstamo: la boca sin arreglar

La posible infección vírica no es el único problema con la clínica que afirma haber tenido la pareja de El Puerto de Santa María. "Me financiaron sin aval con un préstamo de EVO por más de 5.000 euros por el tratamiento completo" porque iDental no arreglaba dientes "sino bocas enteras", recuerda María Teresa Ramos.

"Empezaron a sacarme piezas, a meter implantes que luego me los tuvieron que quitar porque no estaban bien. Me he quedado con la parte de arriba provisional entera y en la mandíbula de abajo no tengo absolutamente nada. Y mi marido prácticamente igual. Nos hemos quedado sin boca, pagando y con una hepatitis", añade Ramos. Su esposo recibió un préstamo de algo más de 2.500 euros de la financiera Cetelem a devolver en 2019, como acredita en la denuncia presentada. El denunciante afirma que debe a Cetelem más de la mitad de lo prestado con dos de sus tres hijos en paro y cobrando una pensión.

El matrimonio defiende no haber incurrido en prácticas de riesgo como consumo de drogas, transfusiones de sangre o sexo extramatrimonial

"Al principio me daban una cita cada semana, luego empezaron a cancelarnos citas y nos daban hasta tres o más meses después. Debemos medio préstamo y la boca sin arreglar", aclara María Teresa. Esta queja es similar a la de otros clientes de iDental que han denunciado a la empresa, provocando una ola de reclamaciones.

Una enfermedad tratable

La hepatitis es una enfermedad causada por un virus que daña el hígado y puede acabar en cirrosis. El virus de la hepatitis C se transmite por sangre contaminada. El mal es tratable con antivirales y la última generación de fármacos tiene una tasa de curación superior al 90%.

iDental era propiedad del odontólogo Antonio Javer García Pellicer y de su socio Vicente Castañer Blasco y funcionaba a través de una red de empresas con un modelo "idéntico al de Vitaldent", según un informe encargado por el Consejo de Dentistas de España. La Junta de Andalucía sancionó con 110.000 euros en 2017 a iDental aunque no ha hecho público el motivo de la multa.

Cientos de afectados por la empresa de odontología iDental durante la concentración frente al Ministerio de Sanidad tras el cierre de las clínicas (EFE / Eduardo Oyana)
Cientos de afectados por la empresa de odontología iDental durante la concentración frente al Ministerio de Sanidad tras el cierre de las clínicas (EFE / Eduardo Oyana)

La franquicia se publicitaba como el servicio de "asistencia dental social" a los ciudadanos que no tienen dinero para pagarse la boca bajo la promesa de financiar hasta el 100% del tratamiento. iDental ahora está en manos del fondo de inversión Weston Hill y la nueva administración se ha querellado contra el anterior equipo directivo por "las irregularidades detectadas en la gestión".

Mientras los antiguos pacientes de iDental se organizan en plataformas de afectados y esperan que la Justicia actúe sobre los responsables de la empresa, la familia Estudillo Ramos aguarda el resultado de sus analíticas. "Si tenemos que comer papillas comeremos papilla, pero esto de la hepatitis clama al cielo", sentencia la matriarca.

Ciencia
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios