uno de los volcanes más activos

¿Qué es el flujo piroclástico? Esto es lo que aprendimos del volcán de Guatemala

65 personas han perido la vida desde que el domingo entro en erupción del volcán de Fuego en Guatemala y 46 han resultado heridas con quemdaduras de segundo y tercer grado

Foto: Un policía corre por un deslizamiento de fluido del volcán de Fuego | EFE Esteban Biba
Un policía corre por un deslizamiento de fluido del volcán de Fuego | EFE Esteban Biba

La erupción del volcán de Fuego de Guatemala se ha cobrado hasta el momento al menos 65 vidas. Además, 46 personas han resultado heridas con quemaduras de segundo y tercer grado y 1,7 millones de vecinos se vieron afectados de alguna manera por la agresiva actividad volcánica, que provocó el levantamiento de una nube de ceniza que llegó a alcanzar los 10.000 metros de altura sobre el nivel del mar.

La del pasado domingo fue la segunda erupción del volcán de Fuego en 2018 y la de mayor magnitud de los últimos años. Tal ha sido la dimensión de la tragedia, que la lava escupida desde el cráter ha llegado a alcanzar superficies situadas más allá de los 260 kilómetros a la redonda del epicentro volcánico.

La catástrofe se produjo cuando la lava saturó uno de sus conductos habituales de salida provocando así su escape a través de otros orificios naturales y encauzándose hacia cuatro aldeas cercanas al cráter. Así, la fuerza de la naturaleza acabó enterrando a decenas de personas que no fueron capaces de escapar de la zona afectada.

Pero la lava no fue la única arma letal del volcán de Fuego de Guatemala. A ella se sumó el flujo piroclástico, uno de los principales peligros durante las erupciones volcánicas. También conocido como 'nube ardiente', alcanzó los 1.500 metros de altitud durante su expulsión del pasado domingo.

Se trata de una mezcla de gases volcánicos, materiales sólidos (ceniza y rocas de distintos tamaños) y aire, expulsados por el volcán durante el proceso de erupción que, debido a la energía proveniente de la misma, se deslizan a nivel del suelo de manera rápida y destructiva. Arrasan con todo lo que encuentran en su camino.

Los flujos piroclásticos pueden alcanzar una velocidad de 200 kilómetros por hora

Estos flujos piroclásticos pueden alcanzar los 200 kilómetros por hora y gracias a su fuerza y alta temperatura pueden avanzar incluso sobrepasando los obstáculos que encuentran a su paso, calcinando o soterrado bajo material volcánico el entorno que atraviesan.

Erupción del volcán de Fuego en Alotenango, Sacatepéquez (Guatemala) | EFE
Erupción del volcán de Fuego en Alotenango, Sacatepéquez (Guatemala) | EFE

"La actividad del volcán tuvo tal magnitud de energía que por todos lados, tanto al norte como al sur del coloso, se dieron fenómenos como avalanchas de lodo que afectaron los departamentos de Chimaltenango, Sacatepéquez y Escuintla", comentó el director del Instituto de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología, Eddy Sánchez a la agencia Efe. Sánchez señalaba que el poder destructivo de la erupción volcáncia en Guatemala se debíó tanto a la lava como al mencionado flujo piroclástico.

Tres tragedias en tres años

Guatemala, un país donde los servicios públicos carecen de lo más básico debido a la corrupción y a una mala administración de los recursos, se ha visto afectado por tres grandes tragedias naturales en los últimos tres últimos años.

El 1 de octubre de 2015, un derrumbe de tierras provocado por las fuertes lluvias arrasó un poblado construido ilegalmente en una colina a 15 kilómetros de la capital, provocando la muerte de 280 personas. El 8 de marzo de 2017, 41 niñas fallecieron en un incendio en un hogar de protección oficial después de que fueran encerradas toda la noche por intentar huir el día anterior de las violaciones y malos tratos que sufrían; y ahora, el Volcán de Fuego ha volcado su furia sobre la población de bajos recursos que vivía en unas aldeas construidas en sus faldas. Todo ante la desidia de un Estado que no solo no impidió que continuara viviendo en este lugar de riesgo, sino que tampoco la evacuó con celeridad para evitar la tragedia.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios