¿fue Culpa del temporal... o hay algo más?

Alfombra de estrellas muertas en Huelva: da pena, pero lo grave llega de la mano humana

El temporal ha dejado imágenes espectaculares como la playa de Punta Umbría cubierta de equinodermos pero los expertos explican que no hay daño sino "reequilibrio natural"

Foto: (Montaje: G. Cid)
(Montaje: G. Cid)

El temporal ha dejado daños catastróficos en la costa, chiringuitos y paseos marítimos destrozados, pero también imágenes insólitas como la que circula en las redes sociales grabada en la playa de Punta Umbría (Huelva) este lunes que muestra la arena absolutamente cubierta por estrellas de mar.

El fenómeno no es único. Se repite en otras zonas. En la playa Ramsgate de Reino Unido, en el condado de Kent, la playa amaneció completamente cubierta de estrellas de mar el pasado sábado. En este caso los científicos aseguran que el frío extremo tiene mucho que ver. La Sociedad Británica de Conservación Marina explica en su web que también se suman varias circunstancias, el frío extremo y la profundidad de las olas, que combinadas hacen que el ciclón Emma haya dejado esta estampa en las costas. El frío aletarga a los animales, los hace más torpes, y las fuertes olas los arrastran.

La belleza de esta naturaleza muerta ha provocado que el vídeo de Punta Umbría haya circulado a toda velocidad. No es usual que la playa se convierta en una alfombra de estrellas de mar y surgen muchas preguntas. La más inmediata es saber cómo y por qué han llegado hasta ahí. También cabe pensar si tras esa imagen idílica hay un daño medioambiental irreversible o no.

José Antonio Cuesta, científico del Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía, del CSIC, explica que esa aparición de especies del fondo marino en las playas es "algo puntual que sí ha pasado otras veces" pero "en esta ocasión se han unido varios factores que lo hacen más espectacular". Se han unido varias cosas en el último temporal que ha azotado las costas atlánticas de Andalucía, subraya, "había mar de fondo, un coeficiente de marea alto y un tornado", que es el más extraño de los fenómenos meteorológicos de los últimos días en Cádiz y Huelva.

En otras ocasiones las playas se llenan de algas y en algunas zonas de Cádiz en esta ocasión "han aflorado muchísimos moluscos, bivalvos, tipos de almejas que han cubierto la arena". Eso no es tan llamativo como las estrellas de mar pero el origen es el mismo, apuntan desde el Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía, del CSIC, ubicado en la localidad gaditana de Puerto Real.

Emma: frío y fuertes olas

"Son fenómenos relativamente normales aunque no es habitual ver la playa llena de estrellas de mar", apunta Cuesta, que anima a preguntarse qué especie es, por qué había tantas en la misma zona, por qué forman un grupo tan numeroso. "¿Estaban migrando, estaban en época reproductiva?", interroga. El porqué de la coincidencia de que hubiera un grupo tan numeroso en un espacio tan concreto no está resuelto pero para los científicos tampoco es "raro".

"Puntualmente hay un daño pero es totalmente reversible. Irreversible es lo que provoca la mano del hombre, todo lo que sea con un origen natural ocasiona un daño puntual pero que se puede revertir, es más la naturaleza sola se reequilibra, esto no es la primera vez que ocurre", sostiene el portavoz del Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía. "Es espectacular porque se han dado muchas circunstancias unidas que hacen más llamativo el fenómeno, sobre todo el tema de los tornados, pero las costas de Huelva y Cádiz en términos de daño medioambiental no han sufrido nada catastrófico. El daño grave es a infraestructuras, paseos marítimos, chiringuitos...", apunta.

Antonio Rodríguez es profesor de Geodinámica y Paleontología de la Universidad de Huelva y experto en geodinámica costera e insiste en esa "suma de coincidencias". "El temporal ha coincidido con un rango de marea muy grande, una marea viva muy importante. El nivel de agua y las olas han atacado zonas muy lejanas, como paseos marítimos etc, y cuando la marea era baja también ha sido muy baja, por eso de que el rango era muy amplio", explica este profesor de la Universidad de Huelva. "El temporal ha afectado a zonas de la plataforma sumergida, de la llamada zona submareal, que no están sometidas habitualmente a este tipo de fenómenos y ha afectado a fauna que está siempre ahí plácidamente porque no suele existir una agitación tan profunda". "Es un proceso natural por la magnitud del oleaje y ese oleaje tan importante es un fenómeno natural pero no hay daño, es la propia naturaleza, es un proceso temporal y cíclico. El medio se adapta a este tipo de dinámicas", añade coincidiendo con su compañero de Cádiz, que explica que es un proceso reversible y asumido por el medio ambiente.

Los expertos explican que la suma de mar de fondo y un coeficiente alto de marea ha arrasado partes del fondo marino que no suelen ser afectadas

Lola Yllescas, coordinadora de Ecologistas en Acción y portavoz desde Cádiz, respalda la tesis de que el daño a la fauna marina, aunque las imágenes son llamativas, no es grave ni preocupante. "Quizás las propias estrellas de mar han aflorado buscando comida porque son muy carroñeras", explica, aunque señala que la cantidad es tan importante que debió existir "algo más". Las estrellas de mar, pese a ser tan cautivadoras para la mayoría, se lo comen todo, son depredadoras. Si metes una estrella de mar en un acuario casi todo desaparecerá. Tiene una dieta carnívora pero también carroñera. Bivalvos, percebes, gastorópodos y cualquier otro invertebrado integran su dieta junto al plancton o las algas. Y son mucho más comunes de lo que pensamos. Constituyen casi un 95% de la fauna del fondo marino. Se encuentran desde la zona intermareal hasta profundidades de 6.000 metros debajo de la superficie.

El problema: la mano humana

Desde Ecologistas en Acción admiten la "espectacularidad" de las imágenes pero aseguran que el daño es el mismo que si la playa apareciera cubierta de algas o de corales, lo que ha ocurrido en otras ocasiones. "No pasa nada, se recupera, da pena pero no es irreversible. El medio se adapta solo a estas situaciones. Lo grave es el tema de las playas. Eso es distinto", sostiene la portavoz de Ecologistas en Acción.

Cuando el ser humano no interviene, la capacidad de regeneración de los ecosistemas no es ningún problema, todo lo contrario, insiste Yllescas como los otros científicos. "El mar vuelve a por lo que es suyo", añade, las pérdidas de arenas deberían de ser también tan natural como esa alfombra de estrellas de mar pero en este caso no lo es. ¿Por qué? "Las playas del Atlántico son muy dinámicas, la pérdida y recuperación de arena por los vientos de Poniente, Levante, Norte o Sur sería algo totalmente natural pero el problema llega cuando interviene la mano del hombre y dejan de reequilibrarse solas. Esto es lo realmente grave", subraya la portavoz de Ecologistas.

"El mar viene a por lo que es suyo", explica Yllescas, de Ecologistas en Acción, el problema es cuando la intervención humana impide el reequilibrio natural

Cuando en la playa y la transplaya, la zona inmediatamente detrás de la playa, donde hay sistemas dunares o acantilados por ejemplo, se ponen barreras con arquitectura, cuando se instalan estructuras que no son desmontables sino fijas como chiringuitos o zonas deportivas, el equilibrio se rompe. "Por esto es por lo que cada año se invierten cientos de miles de euros en lo que llaman regenerar las playas que no es eso sino realimentarlas de arenas y algún día habría que plantearse el coste de hacer esto cada año y no permitir que sea la propia naturaleza la que se reequilibre y actúe sin que la mano del hombre se lo impida".

Ecologistas en Acción denuncia la ley de costas aprobada por el ex ministro Arias Cañete, que permitió en las playas urbanas instalar de manera fija restaurantes, infraestructura deportiva o vallas de publicidad, como el verdadero problema. "Eso sí que es un atentado muchísimo más grave", subraya Yllescas, que estima cada año "pérdidas millonarias" porque las mismas infraestructuras perecen por los temporales y el mar bravo del Atlántico. La Junta de Andalucía es responsable de aprobar los planes de playas que diseñan los ayuntamientos así que Yllescas asegura que todas las administraciones son responsables y que ahora vendrá "el clásico peloteo de culpas y responsabilidades". Esto sí que es "absurdo e insoportable", asegura, por más que llame la atención esa alfombra de estrellas de mar.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios