EXIGE QUE ACABE EL TRASVASE OCULTO

Medio Ambiente despierta y multa 12 años después a Adif por los túneles de Pajares

La Confederación del Duero ha sancionado a la empresa pública por secar ríos, fuentes y acuíferos en León y enviar el agua a Asturias.

Foto: Obras en la variante de Pajares (ADIF)
Obras en la variante de Pajares (ADIF)

La Confederación Hidrográfica del Duero, dependiente de Medio Ambiente, ha decidido dejar de mirar para otro lado en la variante de Pajares, el tramo más problemático del AVE en España y que ha secado decenas de arroyos y fuentes en León. Doce años después de que comenzaran las obras -y con ellas las denuncias de los vecinos-, ha impuesto una primera sanción a Adif, la empresa pública de Fomento responsable de la chapuza. Los 50 kilómetros de viaductos y túneles para el AVE entre León y Asturias llevan consumidos más de 3.500 millones y siguen sin fecha de apertura. La multa es de solo 10.000 euros pero muestra que el elefante administrativo se ha puesto en marcha y que la confederación reconoce un trasvase oculto de entre ocho y 10 hectómetros cúbicos anuales

"La tuneladora avanzaba a buen ritmo cuando el 24 de noviembre de 2005 sobre las 6.00 se produjo una irrupción brusca de agua y lodo por el frente de excavación a la que siguieron dos, el 16 y el 19 de enero de 2006. Fueron las primeras de una serie de incidentes con el agua acaecidos desde entonces en todos los frentes de excavación”. El informe Estudio Hidrogeológico sobre los túneles de Pajares realizado por ADIF años después desveló las continuas filtraciones del túnel. Aprobado con prisa en 2004 por el entonces ministro de Fomento, el asturiano Francisco Álvarez Cascos, la obra se empezó sin apenas estudios previos. Así que las tuneladoras arramblaron 21 acuíferos y secaron decenas de fuentes y arroyos.

Entrada de agua a los túneles de Pajares durante la construcción.
Entrada de agua a los túneles de Pajares durante la construcción.

Como el túnel tiene pendiente hacia Asturias, el agua viaja de León a la vertiente norte, donde genera problemas de avenidas y contaminación. Los vecinos de León llevan años denunciando la situación, pero mientras la Confederación Hidrográfica en asturías sí sancionaba a Adif; en la del Duero nada se movía. Los arroyos secos en la cuenca del Bernesga eran aparentemente invisibles.

Sin embargo, la Federación Leonesa de Entidades Menores y la Asociación Lacerta, de la mano del catedrático de derecho administrativo de León Carlos González Antón, comenzaron a mover el tema en los despachos hace años. Ante el alud de requerimientos escritos, Medio Ambiente ha movido ficha. El pasado 28 de julio, el ministerio rectificó y decidió revisar la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) con la que autorizó los túneles, ya que no preveía ninguna afección a los acuíferos.

Además, el pasado 31 de julio, la Confederación del Duero comunicó su primera sanción a Adif, aunque ha sido notificada ahora a las asociaciones denunciantes. Según el escrito, el 29 de junio de 2016 la Confederación dio a Adif dos meses para que "presentara una solución definitiva que corrija la derivación de aguas a la vertiente asturiana como consecuencia de la intercepción de acuíferos a través del túnel León-Asturias". Además, le requirió que realizara "un inventario de cauces y manantiales afectados y el aforo de caudales trasvasados".

Un año después, el agua sigue viajando a Asturias y Adif no ha contestado con el inventario de cauces. Según el escrito de la confederación, Adif alegó "que la línea de alta velocidad constituye una obra pública de interés general y su ejecución responde al desarrollo de la estrategia establecida por el Ministerio de Fomento y que entre las Administraciones Públicas debe presidir el principio de lealtad y colaboración institucional". Además de una primera sanción de 10.000 euros le pide que corrija inmediatamente la derivación de aguas.

Fomento pidió a Medio Ambiente "lealtad institucional" antes de recibir la sanción

Eso no será sencillo. Hay decenas de fuentes y arroyos secos en León, una situación que se ha visto empeorada por la sequía. Otra notificación de la secretaría de Estado de Medio Ambiente apunta que Adif no ha realizado los estudios de seguimiento que le exigía la DIA. Al menos esos informes "no han sido remitidos" a la dirección general de Evaluación Ambiental.

Los vecinos han visto secarse fuentes y arroyos y pueblos enteros han tenido que ser abastecidos con camiones. La sequía de este último curso ha agravado la situación. El pasado mes de mayo, Adif se quitó responsabilidad. "Terminadas las obras de excavación del túnel y comprobadas las filtraciones posteriores, ADIF realizó a partir de 2011 todas las actuaciones a su alcance para evitar las filtraciones que se produjeron en los acuíferos", señaló una portavoz a este diario. Añadió que la empresa pública "ha mostrado su colaboración a la Confederación del Duero para estudiar la magnitud de esas filtraciones".

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios