no somos campeones, pero nos preocupa igual

Pese a lo que diga el CSIC, España no es uno de los países con más y peores olas de calor

Un estudio internacional con participación española provocó la semana pasada un aluvión de noticias declarando nuestro liderazgo mundial en olas de calor. Pero esa no es la realidad.

Foto: Un turista se resguarda de la ola de calor bajo un paraguas en la Plaza Mayor (Sergio Pérez / Reuters)
Un turista se resguarda de la ola de calor bajo un paraguas en la Plaza Mayor (Sergio Pérez / Reuters)

La semana pasada quizá leyeran en los periódicos los resultados de un estudio, con participación del CSIC, que proclamaba a España como uno de los países con más olas de calor del mundo. Este hallazgo no parece sorprendente después de las severas canículas sufridas este mismo verano, o el récord histórico de temperatura de Montoro con 47,3ºC pero... ¿es cierto que España se ve azotada como ningún otro sitio por las olas de calor?

El citado trabajo, publicado en la revista Environmental Health Perspectives, no analizaba en realidad el número de olas de calor sino la relación entre éstas y la mortalidad. Una ola de calor se define como un incremento de las temperaturas máximas superior a lo esperado durante al menos dos días. Cuando se producen temperaturas extremas, el riesgo de mortalidad para sectores vulnerables de la población -como las personas mayores- aumenta levemente. Además, este riesgo no sólo dura lo que persista la ola, sino que el nivel de riesgo permanece elevado hasta tres o cuatro días más tarde.

Bien, el estudio analizaba este riesgo en 400 ciudades de 18 países diferentes. En todo el texto, el nombre de España sólo aparece para mencionar que, en nuestro país, y junto con Italia, los efectos perniciosos de una ola de calor pueden extenderse hasta 6 o 7 días, debido principalmente a que el umbral de temperatura aquí es, a priori, más alto.

Pero en total, de los 18 países analizados, España aparece en mitad de la tabla, empatada con Estados Unidos. ¿Dónde estaría si, en lugar de 18 países, contempláramos los 195 estados que suscribieron el Acuerdo de París contra el cambio climático? Probablemente en mitad de la tabla junto a países de características climáticas muy parecidas, como Portugal o Grecia, afectados por los mismos problemas pero que no aparecen en el estudio de Environmental Health Perspectives. Incluso Italia, con un clima similar al nuestro, nos 'supera' ligeramente.

Para elaborar el anterior gráfico, tomamos como referencia dos de las doce definiciones de 'ola de calor' proporcionadas en el estudio, la menos exigente (más de dos días superando la media de temperaturas del 90% de días más calurosos) y la más exigente (cuatro días o más).

La verdad sobre las olas de calor en España

Aunque España no gane este campeonato mundial de olas de calor, éstas siguen siendo un problema en todo el planeta. El cambio climático ha agravado la situación en el siglo XXI provocando que las olas de calor sean más frecuentes, más intensas y duren más. Sí, también en nuestro país.

En los últimos 40 años, la Agencia Española de Meteorología ha registrado 238 olas de calor. Sin embargo, en los últimos cinco años analizados, de 2011 a 2015, el número de olas de calor (56) prácticamente iguala al registrado (57) en los diez años anteriores. Es decir, ha aumentado la incidencia y, en muchos casos, como el del pasado mes de julio, la severidad.

No hace falta ser campeones del mundo de temperaturas extremas para que el problema de las olas de calor en España sea igualmente preocupante.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios