Es noticia
Da igual que sea una tele de 200 o 2.000 €, pon una barra de sonido: guía para escoger la mejor
  1. Tecnología
SONIDO EN BARRA

Da igual que sea una tele de 200 o 2.000 €, pon una barra de sonido: guía para escoger la mejor

No importa lo bien que creas que suena tu televisor. Hasta la más barata de las barras de sonido es capaz de mejorar el de tu pantalla favorita. La cuestión ya no es si merece la pena comprar una barra de sonido, sino cuál es la mejor

Foto: Foto: EC Diseño.
Foto: EC Diseño.

El problema de las barras de sonido es que es un mercado tan segmentado como el de los móviles. Existen modelos de apenas 100 euros y otros que superan ampliamente los 3.000. Las razones de una horquilla de precios tan amplia son varias, pero la primera y más importante es la calidad de sonido, que depende a su vez de un montón de factores.

El primero de esos factores es el número de canales de la barra, que no es otra cosa que el número de altavoces que esconde en su interior. Una barra de sonido 2.1 suele tener dos altavoces (izquierdo y derecho) en su interior más un tercero externo que es el subwoofer o cajón de graves. Una barra de sonido 3.1 tiene tres altavoces (izquierdo, central y derecho) y un subwoofer externo. Los sistemas 5.1 suelen tener tres altavoces frontales (izquierdo, central y derecho), y dos posteriores (izquierdo y derecho) además del cajón de graves.

Hagamos un pequeño alto... ¿Cómo que dos posteriores? Si la barra está delante de nosotros, ¿cómo demonios hace sonar cosas detrás? Pues de dos maneras. Algunas barras como la Sony HT-A-7000 cuenta con altavoces satélite inalámbricos (los SA-RS5 en el caso de esta barra concreta) para esos canales. Sin embargo, lo normal es que después de gastarte un dineral en una barra no quieras invertir aún más en unos altavoces satélite, así que la mayor parte de barras de sonido de gama alta emulan los canales posteriores calculando la forma de tu habitación mediante micrófonos integrados, y haciendo rebotar el sonido en las paredes. Una vez calculada la forma y tamaño de la habitación, hacen rebotar los sonidos de los canales posteriores en las paredes para crear la ilusión auditiva de que suenan a tu espalda. Así podemos seguir hasta sistemas 11.1 con 11 canales o 9.2 con ocho canales y dos subwoofers.

Por si esto fuera poco, algunos fabricantes añaden una tercera cifra al número de canales y empiezan a hablar de sistemas 5.1.2 o 7.1.4. Esta tercera cifra se refiere a altavoces adicionales que la barra tiene para enviar el sonido hacia arriba y hacerlo rebotar en el techo de manera que el espectador lo perciba sobre su cabeza. Es por eso que a los altavoces de la primera cifra se los conoce como canales horizontales, y al segundo grupo como canales verticales. Un sistema 9.1.4 tiene nueve canales horizontales, un subwoofer y cuatro canales verticales.

¿Cuántos canales son los ideales? Depende mucho del tamaño de la habitación. En general, cuantos más canales tenga una barra, mejor, y más envolvente será su sonido. El mínimo, para mi gusto, es de 3.1 para habitaciones o salones pequeños. A partir de ahí, el único límite es el presupuesto de cada uno.

El tamaño (y los vatios) no lo son todo

El tamaño de las barras de sonido no es necesariamente indicativo de su calidad. Tan solo es un factor a considerar en función de nuestro espacio disponible en la repisa del televisor y del tamaño de este. No es raro que las barras más grandes oculten la parte inferior de la pantalla, que además es donde suele estar el receptor del mando a distancia. Hay televisores con patas regulables en altura, pero ten en cuenta siempre la altura de la barra si no quieres llevarte sorpresas.

Las barras de sonido actuales están autoamplificadas. En otras palabras, cuentan con sus propios amplificadores internos, y estos amplificadores tienen una potencia de salida. El problema aquí es que cada fabricante pone básicamente la cifra de potencia que le da la gana, lo que hace muy difícil las comparaciones. Es fácil dejarse deslumbrar por los fabricantes que citan potencias de 500 o 600 vatios, pero hay otros que ni siquiera dan ese dato, o citan otros que no tienen ninguna importancia como el número máximo de decibelios.

Los vatios no influyen mucho en la calidad del sonido, sino solo en lo alto que suena

La realidad es que los vatios no influyen mucho en la calidad del sonido, sino solo en lo alto que suena. De hecho, el exceso de potencia puede hasta actuar en detrimento de la calidad si los altavoces no pueden absorber tanta potencia, saturando las frecuencias más bajas del sonido.

En teoría hay que tratar de dar con la cifra de potencia en vatios reales o RMS, que puede ser muy diferente a la suministrada por el fabricante en sus folletos. Entre 100 y 150 vatios de potencia son más que suficientes para la mayor parte de salones actuales. A partir de esa cifra, el incremento de vatios suele significar un sonido más alto y potente, pero mi recomendación es probar la barra antes de decidirse si es posible.

placeholder (M. McLoughlin)
(M. McLoughlin)

Las dichosas certificaciones

En el momento en el que te plantees comprar una barra de sonido comenzarás a ser bombardeado con un ejército de siglas y palabros que se supone están asociados a la calidad de sonido. No te dejes amedrentar.

Dolby Surround es uno de los términos más usados, pero su significado es mucho más simple de lo que parece. Significa que tiene sonido envolvente. Las tecnologías Dolby sirven para agrupar diferentes pistas en lo que se conoce como sonido multicanal. Dolby Surround suele referirse a que es compatible con sistemas 5.1 o 7.1. Dolby Atmos es una versión más reciente de esa tecnología que añade canales verticales. Finalmente DTS, DTS-X y DTS Virtual X son tecnologías de sonido envolvente competencia de Dolby.

Tener todas estas siglas en nuestra barra de sonido es bueno en el sentido de que sabemos que el dispositivo es compatible con ellas, pero es importante recordar que tanto la señal de audio que recibe del televisor como el contenido (la película o serie que estemos viendo) deben soportar también estos estándares o no los aprovecharemos.

placeholder (M. Mcloughlin)
(M. Mcloughlin)

Conexiones

Las conexiones son importantes en cualquier dispositivo, pero en las barras de sonido son cruciales. Lo primero a mirar es la del subwoofer. Hay cajones de graves que necesitan conectarse a la barra por cable. Los inalámbricos normalmente son más convenientes porque solo necesitas la toma de corriente para que funcionen, y puedes ponerlos en cualquier parte sin estar pendiente de lo largo que sea el cable. Los puristas del audio de alta gama probablemente te hablen de interferencias y prefieran los de cable. Hay algunas barras que se venden sin subwoofer. No es lo ideal, pero siempre puedes comprarlo más adelante. En este caso es importante saber que pueda añadirse uno con facilidad.

Entre la barra y el televisor, la conexión que buscas es la HDMI ARC. No solo es la única con el suficiente ancho de banda como para soportar Dolby Atmos o DTS-X. Además tiene un canal de retorno que permite ajustar el volumen de la barra usando el mando del televisor, lo que siempre es conveniente teniendo en cuenta que normalmente los controles de la barra son mínimos una vez pasada la configuración inicial. El cable de audio óptico es una buena alternativa, pero solo soporta un Dolby básico.

Foto: Foto: EC Diseño.

Finalmente están las conexiones inalámbricas. Wifi y Bluetooth en una barra de sonido permiten conectar fácil y rápidamente dispositivos móviles para escuchar música con ellos. No está nada mal si no tienes equipo estéreo en casa y quieres usar la barra para ese fin. La conexión wifi a menudo también implica que la barra tenga asistentes de voz como Alexa o Google. Todo depende del uso que hagas de ellos. Algunas barras integran Chromecast, que es una excelente adición si tu televisor es antiguo y no tiene sistema inteligente o el que tiene no te gusta.

El último toque, pero uno bastante importante lo ponen las opciones de sonido que tenga la barra, como la disponibilidad de diferentes perfiles de sonido o tecnologías específicas para juegos.

Las mejores barras para cada bolsillo

Bose TV Speaker

No es necesario dejarse una cantidad absurdamente alta de dinero para disfrutar de un buen sonido. La Bose TV Speaker es buena prueba de ello. Esta barra hace honor a su nombre con un diseño minimalista en un formato ultra compacto. No incluye subwoofer (su sistema de sonido es 2.0), pero sí conectividad HDMI ARC, Bluetooth y óptica con el sonido marca de la casa. Cuesta 249 euros.

placeholder
Bose TV Speaker
Compra al mejor precio
DESCUENTO 33%
PRECIO MÍNIMO

Soundblaster Katana V2X

En el rango aún asequible de precios encontramos otro modelo proveniente de un fabricante de rancio abolengo: Creative. La Soundblaster Katana V2X es una barra especialmente diseñada para jugar en el PC, con puertos tanto USB-C como HDMI ARC, pero su potencia (90 W RMS) y su capacidad de 5.1 canales la hace también excelente para cine en salones pequeños. Cuesta 373 euros.

placeholder
Soundblaster Katavaa V2X
Compra al mejor precio
PRECIO MÍNIMO

Sony HTS 2000 o Sonos Beam Gen 2

Si el subwoofer no es algo imprescindible para ti o no te importa comprarlo más tarde la HTS 2000 de Sony es una excelente opción que ofrece Dolby Atmos a un precio razonable. La Sonos Beam Gen 2 es una alternativa similar, pero carece de Bluetooth o mando a distancia en beneficio de una app integrada que falla demasiado para mi gusto, aunque a otros redactores de esta sección les fascina. La HTS2000 cuesta 453 euros ahora mismo. La Sonos Beam, 540.

placeholder
Sony HTS 2000
Compra al mejor precio
DESCUENTO 32%
placeholder
Sonos Beam Gen 2
Compra al mejor precio
DESCUENTO 11%

JBL Bar 500

¿Buscando sonido 5.1 de calidad a un precio en torno a los 500 euros? La mejor elección que hemos visto ahí fuera es la JBL Bar 500. Ofrece sonido 5.1 compatible con Dolby Atmos (aunque carece de altavoces verticales). También tiene todas las conexiones deseables, Chromecast integrado y compatibilidad con Alexa y AirPlay. Su potencia (no real) es de 290 W para la barra y 300 para el subwoofer. Cuesta 469 euros La LG GX es una buena alternativa en este mismo rango por 484 euros.

placeholder
JBL Bar 500
Compra al mejor precio
DESCUENTO 20%
placeholder
LG GX
Compra al mejor precio
PRECIO MÍNIMO

Samsung HW-Q990C

Los de Samsung debieron preguntarse: ¿por qué conformarse con 7.1 canales cuando puedes tener 11.1.4 canales? La Q990C ofrece uno de los mejores sonidos posicionales disponibles en Dolby Atmos y es compatible con los principales asistentes de voz. Cuesta 949 euros.

placeholder
Samsung HW Q990C
Compra al mejor precio

Vizio Serie M

Vizio hace excelentes barras de sonido a un precio bastante moderado en relación a su calidad. La Serie M (modelo M51ax-J6) ofrece calidad prémium 5.1 compatible con Dolby Atmos y DTS-X. Además incluye el subwoofer y unos altavoces satélite inalámbricos para apoyar el sonido de la barra principal. Sale por 976 euros.

placeholder
Vizio Serie M
Compra al mejor precio

Sony HT-A7000

Tuve el placer de probar esta barra en su lanzamiento y es de lo mejorcito que se puede comprar por poco más de 1.000 euros. Compatible con Dolby Atmos y DTS-X, su sistema 7.1.2 ofrece una posicionalidad del sonido fuera de serie y más potencia de la que probablemente admita tu salón. También admite el paso de señal 4K a 120FPS y 8K. El toque final lo pone la posibilidad de añadir los excelentes altavoces traseros inalámbricos SA-RS5. Cuesta 914 euros sin subwoofer o 1.313 con el SA-SW3.

placeholder
Sony HT-A7000
Compra al mejor precio

___________________

El Confidencial elabora estas reviews, comparativas y guías siguiendo un criterio estrictamente editorial. El equipo detrás de ¿Me Lo Compro? tiene en cuenta tendencias, actualidad del sector, interés de la audiencia, así como criterios de calidad y precio para la elección de los productos y servicios que analiza. Las muestras han sido facilitadas por las compañías de manera temporal, sin ningún tipo de contrapartida, compromiso de publicación o beneficio de cualquier otra naturaleza. El texto incluye una selección de botones/enlaces para comprar el producto al menor precio posible. El Confidencial puede generar ingresos por las ventas de estos productos, pero la inclusión de estos enlaces cumple una mera función de servicio al lector dentro de un contenido periodístico. El sistema de afiliación y la publicidad programática son las únicas vías de monetización de la sección ¿Me Lo Compro?, además de las suscripciones al periódico que generan estos contenidos. En ningún caso se publican contenidos o análisis patrocinados.

El problema de las barras de sonido es que es un mercado tan segmentado como el de los móviles. Existen modelos de apenas 100 euros y otros que superan ampliamente los 3.000. Las razones de una horquilla de precios tan amplia son varias, pero la primera y más importante es la calidad de sonido, que depende a su vez de un montón de factores.

¿Me lo compro?
El redactor recomienda