Es noticia
Menú
Musk recoge cable antes del juicio: vuelve a la oferta de 44.000 millones por Twitter
  1. Tecnología
LA RED SOCIAL SE DISPARA EN BOLSA

Musk recoge cable antes del juicio: vuelve a la oferta de 44.000 millones por Twitter

El multimillonario ha propuesto comprar Twitter por el precio que acordó en un primer momento. Si no hay ninguna sorpresa, se pondrá fin a uno de los mayores culebrones de Silicon Valley

Foto: Elon Musk durante una conferencia. (EFE / EPA / Carina Johansen)
Elon Musk durante una conferencia. (EFE / EPA / Carina Johansen)
  • Elon Musk es ya oficialmente el nuevo dueño de Twitter

Elon Musk no quiere ir a juicio. El multimillonario ha enviado una carta a Twitter en la que asegura que está dispuesto a pagar por la red social el precio que acordó en un primer momento, 44.000 millones de dólares, según ha adelantado 'Bloomberg'. La noticia ha hecho que la cotización de la empresa se dispare hasta un 22% en la Bolsa de Nueva York, que ha interrumpido el intercambio de títulos desde las 18:14 hasta poco antes de las 22 (hora española), en el cierre de mercados. Minutos antes, Twitter ha confirmado que su "intención es cerrar la operación" según lo firmado. Si no hay ningún nuevo giro de guion, esto daría carpetazo a uno de los mayores culebrones que ha vivido Silicon Valley.

"Él iba a tener que pagar de una forma u otra, porque no iba a ganar el juicio, así que más le valía convertirse en el dueño, tal y como acordó", ha destacado
Kara Swisher, una de las analistas y periodistas de referencia en Silicon Valley que ha entrevistado en varias ocasiones a Musk. "Está tratando de convertir un error, como intentar salirse de un acuerdo sólido con todo tipo de excusas, en una ventaja. Ahora tiene un negocio problemático que tiene que arreglar, y tal vez pueda hacerlo", ha agregado antes de recordar que puede conseguir que Donald Trump vuelva a la red social, algo a lo que el expresidente de Estados Unidos se ha negado. "Si hubiera pagado para llegar a un acuerdo y la actual dirección de Twitter estuviera al mando, no lo haría".

¿Y ahora qué?

El nuevo movimiento de Musk supone abandonar la que ha sido su gran batalla durante los últimos meses, y que ha sido nada menos que demostrar que Twitter lleva años mintiendo sobre el número de cuentas falsas, spam y bots que circulan por la plataforma. Poco después de firmar el acuerdo de compra, el multimillonario empezó a sembrar sospechas sobre la metodología para medir el número de usuarios fraudulentos, que la red social tenía fijado en "menos del 5%", pero él aseguró que la cantidad podía ser del 20% o más. Ese fue el motivo que le llevó a retirarse de la operación y, a su vez, la razón por la que la red social presentó una demanda para obligarle a cumplir con lo acordado.

placeholder Elon Musk. (Reuters)
Elon Musk. (Reuters)

El juicio, que estaba previsto para el próximo 17 de octubre en un tribunal de Delaware, no pintaba demasiado bien para el fundador de compañías como Tesla o SpaceX. Por un lado, había rechazado hacer las diligencias previas a la compra, es decir, investigar si estaba todo en orden, además de que en ningún momento había mencionado la cuestión de las cuentas falsas durante sus conversaciones con la dirección de Twitter. Por otro, es muy complicado definir exactamente qué es una cuenta falsa, una de spam y un bot, algo que condiciona el método para calcularlos.

Sin embargo, las revelaciones del exjefe de seguridad de la red social, Peiter Zatko 'Mudge', en las que señalaba varias irregularidades en la empresa, parecían haberle dado una munición extra a Musk. No ha valido de mucho. Según cuenta 'Bloomberg', el equipo legal de Musk tenía malas vibraciones respecto a lo que estaba por venir, sobre todo después de que la jueza, Kathaleen McCormick, se pusiera del lado de Twitter en varias ocasiones, como en la fecha y la duración del juicio. Es más, ni siquiera ellos tenían claro que la denuncia de Mudge pudiera ayudarles a probar los efectos materiales adversos, algo que podía haber regulado más la balanza.

  • Elon Musk es ya oficialmente el nuevo dueño de Twitter

Elon Musk no quiere ir a juicio. El multimillonario ha enviado una carta a Twitter en la que asegura que está dispuesto a pagar por la red social el precio que acordó en un primer momento, 44.000 millones de dólares, según ha adelantado 'Bloomberg'. La noticia ha hecho que la cotización de la empresa se dispare hasta un 22% en la Bolsa de Nueva York, que ha interrumpido el intercambio de títulos desde las 18:14 hasta poco antes de las 22 (hora española), en el cierre de mercados. Minutos antes, Twitter ha confirmado que su "intención es cerrar la operación" según lo firmado. Si no hay ningún nuevo giro de guion, esto daría carpetazo a uno de los mayores culebrones que ha vivido Silicon Valley.

Elon Musk Internet
El redactor recomienda