Es noticia
Menú
La 'fintech' más esperada del mundo aterriza en España para romper el dominio de la banca
  1. Tecnología
SQUARE ANTES, AHORA BLOCK

La 'fintech' más esperada del mundo aterriza en España para romper el dominio de la banca

Tras meses de pruebas, Block, una empresa del fundador de Twitter, empieza a ofrecer sus soluciones de procesamiento de pago en nuestro país para pequeños negocios con la marca Square. Este lanzamiento es la punta del iceberg

Foto: Jack Dorsey, CEO de Block y ex-CEO de Twitter. (Lucas Jackson)
Jack Dorsey, CEO de Block y ex-CEO de Twitter. (Lucas Jackson)

La industria 'fintech', como su nombre bien indica, es la intersección entre un gremio a veces más rígido de lo deseado como el de las finanzas y otro tan flexible y cambiante como el de la tecnología. Y, en este terreno, pocos hombres han generado y cultivado tanto el 'hype' como lo ha hecho Jack Dorsey, fundador de Twitter y hasta hace unas semanas CEO de dicha empresa. Lo ha hecho durante una larga década con Square, una empresa que montó en 2009 en EEUU y cuyo bastón de mando compatibilizó con lo de ser el gerifalte de la red social durante años, una bicefalia profesional que no sentó nada bien a un buen número de sus inversores. Pues bien, después de varios meses en los que ha estado funcionando en pruebas de forma cerrada, la plataforma ha despegado oficialmente en España, que se convierte en el tercer país de la UE donde operará después de Francia e Irlanda.

Foto: Los fundadores de Payflow. (Cedida)

Realmente, Square ya no se llama Square sino Block, un cambio de nombre que, como el propio Dorsey explicó, era un cambio de envoltorio para prepararse para el mundo que se abre para la industria financiera con las finanzas descentralizadas, las criptomonedas o la tecnología 'blockchain'. En un guiño adicional, cada división de la empresa se llamará bloque. Square no es que se haya borrado del mapa, sino que queda para su actividad principal, la de servicios financieros. Es algo similar lo que ocurrió cuando en Mountain View decidieron crear la matriz Alphabet, pero siguieron utilizando el nombre de Google para referirse al corazón de su negocio.

La entrada de Square en el mercado patrio se hace con una serie de soluciones tanto de 'hardware' como de 'software' que están pensadas para el pequeño y mediano comercio. A este tipo de clientes les ofrecerá una serie de dispositivos, tres concretamente, con los que pueden emanciparse del clásico terminal de pago que estamos acostumbrados a ver, más conocidos por las siglas TPV, que proporcionan tradicionalmente los bancos.

placeholder Foto: Dado Ruvic/Reuters.
Foto: Dado Ruvic/Reuters.

La revolución de las cajas registradoras y TPV

El más grande de todos es uno llamado Square Register, que cuenta con una generosa pantalla y que tiene un papel similar al de las cajas registradoras, en el que se puede gestionar no solo el cobro de productos y envío de las facturas, sino otras cosas como el inventario en tiempo real o problemas relacionados con la atención al cliente. En segundo lugar, estaría Square Terminal, con una forma similar a la de los TPV, pero que en su pantalla permite esas mismas opciones de gestión que se incluyen en Register. El último es Square Reader, un pequeño apéndice pensado para 'smartphones' y tabletas en donde las gestiones se hacen desde la 'app'. Todos ellos estarán rebajados durante el próximo trimestre.

Foto: Thiel, confundador de Palantir; y un jovencísimo Elon Musk. Foto: Wikipedia

Obviamente, una de las dificultades a la que hacer frente, en el caso del pequeño negocio, es la relación estable que suele tener el comerciante con el banco, que puede ir desde el TPV hasta la necesidad de efectivo. Los responsables de la compañía reconocen que tienen que vencer esta barrera y aseguran que han escogido España como el tercer destino en Europa por el auge que han sufrido los pagos electrónicos y por el alto número de empresas de pequeñas dimensiones que pueden encontrar en sus soluciones una vía cómoda y efectiva para digitalizar sus negocios y tiendas.

Pero comercializar TPV 'cuquis' y con un diseño llamativo no es el único argumento de venta. Lo que ellos plantean es que ese punto de procesamiento de pagos, todos ellos compatibles con tarjetas sin contacto y principales soluciones móviles, se convierta en una especie de mando de control de todo lo relacionado con la tienda. De esta manera, una tienda de cervezas que vende 'online' podría gestionar simultáneamente los pedidos que entran por internet y los que se realizan físicamente en el local para evitar sorpresas con el inventario.

Ese mismo terminal serviría para procesar pagos 'online', emitir facturas o crear tarjetas regalo y emitirlas de esta manera. También tienen conjuntos de herramientas específicas pensadas para restaurantes o para comercios como los salones de belleza o peluquerías, que tienen que gestionar citas, reservas así como turnos de trabajos.

El coste del dispositivo no es el único que hay que tener en cuenta. Cobrará 1,25% y cinco céntimos de euros para las compras físicas. En el caso de las compras por internet, se estaría hablando de 1,4% más 0,25 euros. El coste por transacción en ambos casos estaría por debajo del 1,5% que suelen fijar los operadores tradicionales.

placeholder Foto: Square.
Foto: Square.

Square es el primer pie que pone la 'fintech' de Dorsey en nuestro país. Y, de momento, el único. Pero, como dejó claro el pasado verano, el enfoque de la empresa ahora conocida como Block no es quedarse únicamente del lado de los negocios, sino que pretende hacerse un actor omnipresente que actúe también ofreciendo soluciones a los usuarios de a pie para la gestión de sus finanzas personales, algo que puede acabar siendo un dolor de cabeza para la banca.

No en vano, en 2021, el ex-CEO de Twitter gastó 28.000 millones de dólares en AfterPay, una firma de origen australiano de aplazamiento de compras. La absorción de esta plataforma ya cuenta con el visto bueno de los reguladores, después de haber recibido el visto bueno del Banco de España, algo que ha ocurrido este mes de enero. El órgano español ha sido el último en dar su aprobación, lo que demoró la resolución de la macrooperación, una de las mayores compras de la industria tecnológica.

Foto: Jack Dorsey, CEO de Twitter y Square. (Getty)

Esta inversión se hizo con el objeto de posicionarse en el negocio del 'buy now, pay later' (BNPL), una nueva modalidad de aplazamiento de compras que ha hecho mucho ruido tras el auge del comercio 'online' durante la pandemia y en el que están metidos otras empresas como PayPal, uno de sus grandes rivales por dominar esta nueva era de las finanzas y probablemente su enemigo a batir.

El planteamiento de estas plataformas es sencillo. Cuando van a comprar algo en una tienda 'online', se ofrece esta opción para fraccionar los pagos. Algo que puede hacer mucho daño a las entidades bancarias, que podrían perder al público y clientes más jóvenes en lo que se refiere a emisión de tarjetas de crédito o préstamos al consumo. En 2020, según Cornerstone, en EEUU se compraron bienes por valor de 24.000 millones de dólares con programas BNPL. Una cifra que, estima la consultora, estuvo cerca de cuadriplicarse en 2021.

Su estrategia se completa con otras herramientas, entre las que destaca Cash. Se trata de una 'app' que no solo permite transferir dinero a contactos y conocidos o hacer pagos, sino que también incluye opciones para comprar acciones, cambiar y vender criptomonedas así como otras transacciones. Para reforzar este negocio, hace unos meses anunciaron la compra de Verse, el conocido como 'PayPal' español.

Los planes de la compañía con Afterpay es integrarlo en ambos lados de su negocio, tanto el de los consumidores como en el de soluciones empresariales. Si cogen tracción, pueden acabar arañando un importante volumen de negocio a las entidades más clásicas y que menos cintura tengan para adaptarse.

La industria 'fintech', como su nombre bien indica, es la intersección entre un gremio a veces más rígido de lo deseado como el de las finanzas y otro tan flexible y cambiante como el de la tecnología. Y, en este terreno, pocos hombres han generado y cultivado tanto el 'hype' como lo ha hecho Jack Dorsey, fundador de Twitter y hasta hace unas semanas CEO de dicha empresa. Lo ha hecho durante una larga década con Square, una empresa que montó en 2009 en EEUU y cuyo bastón de mando compatibilizó con lo de ser el gerifalte de la red social durante años, una bicefalia profesional que no sentó nada bien a un buen número de sus inversores. Pues bien, después de varios meses en los que ha estado funcionando en pruebas de forma cerrada, la plataforma ha despegado oficialmente en España, que se convierte en el tercer país de la UE donde operará después de Francia e Irlanda.

Fintech