Es noticia
Menú
El estado de ánimo de todos reflejado en un meme: el 2021 lo resume el capitán Haddock
  1. Tecnología
vaya semana...

El estado de ánimo de todos reflejado en un meme: el 2021 lo resume el capitán Haddock

Durante este año, una viñeta apócrifa de Tintín se ha convertido en uno de los memes más compartidos en Twitter. La razón es que refleja muy bien el estado de ánimo de la sociedad

Foto: El meme del Capitán Haddock.
El meme del Capitán Haddock.

Si el 2020 fue el año del 'shock', el 2021 ha sido el año del cansancio y el hartazgo. La pandemia no acaba y cada vez llevamos peor las medidas para hacer frente al coronavirus. Los días y las semanas se nos hacen eternos, y parece que vivimos en el día de la marmota. Estamos quemados, una sensación que no solo ha provocado el covid, pero que sí ha agravado. ¿Quién no se ha sentido agotado un miércoles, con ganas de que llegue el fin de semana para poder descansar y desconectar (quien pueda hacerlo)?

Ese agotamiento lo expresamos de muchas maneras y por muchos canales, también a través de las redes sociales. Si hay un meme que resuma el estado de ánimo que está dejando en la población casi dos años de pandemia, ese es el que tuitea cada miércoles la cuenta de Twitter @whataweekhuh. En ella, el capitán Haddock de Tintín habla con el joven periodista y apoyado en una mesa, dice: "What a week, huh?". A su lado, Tintín le responde: "Captain, it's wednesday" (Vaya semana, ¿eh? Capitán, es miércoles).

El origen del meme

Tras la cuenta, que tiene casi 300.000 seguidores y que es famosa en todo el mundo, está curiosamente un joven español que se esconde bajo el 'nick' @PepeluPatata y que en conversación con El Confidencial quita hierro al asunto. Lo hizo porque le gustaban las cuentas que tuiteaban una y otra vez la misma imagen (una muy conocida es la de Pepe Viyuela) y nunca imaginó el éxito. ¿A qué cree que se debe? No tiene explicación, es más, dice que hace tiempo no mira las estadísticas y que solo entra para "programar los tuits", pues no hay ningún 'bot' detrás del invento. Pero lo cierto es que el éxito es claro.

El primer tuit fue publicado en diciembre de 2019, antes de que se declarara la pandemia. Durante el primer año, la viñeta recibió poca atención. Hasta octubre de 2020, solo uno de sus tuits tuvo más de 50 retuits: el primero. También el primero fue el que más 'favs' recibió. Pero, a partir de noviembre de 2021, la popularidad de la cuenta empezó a crecer y ahora, cada semana, sus interacciones se cuentan por decenas de miles.

El primer tuit fue publicado en diciembre de 2019, antes de la pandemia. Durante el primer año, la viñeta recibió poca atención

El tuit del miércoles 4 de noviembre de 2020 acumula más de 5.000 retuits y 15.000 'favs', cifras que han multiplicado los tuits de los meses siguientes. Casi todos tienen un mínimo de 20.000 retuits y más de 100.000 favoritos.

Lo curioso es que es una viñeta apócrifa. Como explicó Verne en su 'newsletter', el origen está en un capítulo de la serie '30 Rock' estrenado en 2009 en el que los personajes Tina Fey y Alec Baldwin interpretan ese diálogo. Años después, la web Incorrect Tintín modificó una viñeta de 'El cangrejo de las pinzas de oro' y añadió esas líneas. Ese meme ha derivado en otros muy similares, como el de "What a 2020, huh? Captain, it's almost 2022" (Vaya 2020, ¿eh? Capitán, es casi 2022) o el de "What a decade, huh? Captain, it's 2021" (Vaya década, ¿eh? Capitán, es 2021). Todos con la misma idea: estamos tan hartos y agotados que da la sensación de que el tiempo pasa muy despacio.

¿Por qué todos nos sentimos representados?

Como explican distintos expertos, los memes ya de por sí son un símbolo de transmisión cultural, un arma comunicativa construida para que normalmente sea entendida de forma compartida, por lo que el uso de esta imagen está más que justificado. Como explica a este periódico el sociólogo experto en el entorno digital Iago Moreno, los memes ya forman parte de nuestra cultura y remezclamos imágenes, símbolos para expresar algo compartido.

¿Por qué el capitán Haddock en este instante? Para él, es una imagen que cuadra con el momento de hastío que vivimos, el concepto de ‘estar quemado’ o ‘burnout’ se ha extendido a la sociedad, y, aunque ya venía de antes de la pandemia, el covid lo ha acelerado. “Desde hace años ya teníamos la sensación de estar quemados, de que el trabajo estaba sobrepasando todas las líneas, de que no teníamos tiempo para nada, pero es que la pandemia ha hecho que ese mundo laboral entre por la ventana y haya roto algunos límites que nos daban cierta tranquilidad o al menos una base”, comenta Moreno.

De ahí que tengamos la sensación de que el miércoles, incluso antes, la semana ya se está haciendo muy larga. “La realidad es que no paramos, que incluso las vacaciones no las tomamos como tiempo de descanso, sino que las intentamos aprovechar de otra manera. Tenemos esa idea de tener que exprimir el tiempo, de pues si no estoy trabajando estoy con otra cosa, si no tengo nada me veo un vídeo de YouTube para aprender a hacer ramen. Todo eso nos va mermando sin parar. Es más, lo que está de moda ahora son las terapias conductistas, que básicamente te enseñan a organizarte y estructurar tu tiempo para hacer más cosas todavía. No paramos”.

Foto: Ilustración: Irene de Pablo

El sociólogo señala dos ensayos aparecidos también en estos últimos años y que señalan justamente estas ideas. Uno es ‘No tengo tiempo: Geografías de la precariedad’ del también sociólogo Jorge Moruno y el otro es ‘No puedo más: cómo se convirtieron los millenials en la generación quemada’, de la periodista Anne Helen Petersen. “El segundo de ellos empieza justamente con una persona a la que su jefe le manda a casa porque siente que está quemado y, en vez de descansar, se pone a pensar en escribir un libro y comienza a prepararlo todo para hacerlo. Al final, los dos libros resumen muy bien la situación de esta generación y que se agrava cada vez más”.

"El turbocapitalismo resume la situación en la que estamos inmersos. Vas a trabajar, pero para no quedarte estancado"

Moreno, además, añade un término acuñado en 1996 por el economista norteamericano Edward Luttwak, pero que se ha puesto muy de moda en los últimos años: turbocapitalismo. Este concepto se refiere al sistema económico acelerado que se ha impuesto en los últimos años y que, a juzgar por lo que observamos que viene pasando, va a más. Un sistema que, según Luttwak, apoyándose en la desregulación, la privatización y el cambio tecnológico ha disparado una globalización que corroe el tejido social con algunos nuevos ricos y muchos pobres a los que tan solo ofrece empleos inseguros, salarios estancados, marginación y una profunda angustia ante un futuro incierto.

"El turbocapitalismo resume bastante bien la situación en la que estamos inmersos. Vas a trabajar, pero para no quedarte estancado o ir a más, al salir te metes en una charla, o a un 'webinar' para ampliar tu red de contactos, mientras piensas en otro proyecto más allá, haces un ejercicio en Duolingo para aprender idiomas y después son las 2 de la mañana y entras a trabajar de nuevo a las 8. Todo eso con una actualidad que no para y está llena de turbulencias. Es un ritmo tan acelerado que te lleva a no poder más, que es lo que muestra el meme".

Si el 2020 fue el año del 'shock', el 2021 ha sido el año del cansancio y el hartazgo. La pandemia no acaba y cada vez llevamos peor las medidas para hacer frente al coronavirus. Los días y las semanas se nos hacen eternos, y parece que vivimos en el día de la marmota. Estamos quemados, una sensación que no solo ha provocado el covid, pero que sí ha agravado. ¿Quién no se ha sentido agotado un miércoles, con ganas de que llegue el fin de semana para poder descansar y desconectar (quien pueda hacerlo)?

Coronavirus Pandemia
El redactor recomienda