Este 'capo' alicantino del reconocimiento facial va a sacar el primer club de fútbol a bolsa
  1. Tecnología
el 29 de octubre

Este 'capo' alicantino del reconocimiento facial va a sacar el primer club de fútbol a bolsa

Salvador Martí volverá esta semana a tocar la campana. Ya lo hizo en 2014 para poner a cotizar FacePhi, una empresa de biometría. Ahora lo hará con el Intercity, un club de Segunda B

Foto: Salvador Martí, en primer plano, el día de la salida a bolsa de FacePhi. (EFE)
Salvador Martí, en primer plano, el día de la salida a bolsa de FacePhi. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Pocas personas habrán tocado tanto la campana que anuncia el comienzo de una sesión bursátil, una moda neoyorquina exportada a medio mundo, como Salvador Martí. Este empresario acudirá a la capital el próximo 29 de octubre para hacer sonar el metal antes de subir la persiana del BME Growth, el índice español pensado para pymes en expansión. Cuando esto ocurra, el Intercity CF empezará a cotizar en bolsa, siguiendo la estela de pesos pesados de la escena europea como el Ajax, el Manchester United, la Juventus o el Borussia Dortmund. Este club, que ahora pelea en Segunda División RFEF, la cuarta categoría del fútbol español, se convertirá en la primera entidad deportiva cotizada en España, algo histórico en la industria del deporte patrio. "Esto empezó hace cinco años. Y estábamos en Tercera, que es la séptima división", comenta Martí a este periódico en conversación telefónica.

Foto: Paso fronterizo con Gibraltar. (EFE)

No es la primera vez que enfrenta un trámite así. Hace siete años, acudió al edificio de la Bolsa madrileña con la misma misión: poner a cotizar una compañía. En aquella ocasión, era para poner a volar FacePhi, una empresa especializada en reconocimiento facial y otros sistemas biométricos fundada dos cursos antes. "Decidimos montarla por circunstancias de la vida. Tras años de investigación, nos dimos cuenta de que teníamos una tecnología que podíamos llevar al mercado rápidamente", explica Martí, que, aunque ha abandonado la presidencia de la compañía, sigue vinculado como máximo accionista.

Habla en primera persona del plural para referirse a Javier Mira, cofundador y actual CEO de FacePhi, que también le ha acompañado en la aventura de llevar el Intercity hasta el BME Growth. Un proyecto, por cierto, que ha encandilado a Juanfran, exjugador de Atlético e internacional español, que el pasado marzo se unió a la entidad como uno de los principales inversores.

placeholder Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

"Ni Javier ni yo somos, por así decirlo, superfutboleros", confiesa Martí. "Pero viendo un partido de ascenso a Segunda División, nos dimos cuenta de que había 20.000 personas. Que si pusieran 1.000 euros cada uno podrían sanear las finanzas del club en cuestión, al conseguir una ampliación de 20 millones e intentar armar un proyecto para ascender", argumenta.

¿De dónde suele salir el dinero que mueven los equipos que no están en primera línea? Este emprendedor señala que muchas veces aparece un "mecenas" como el constructor de turno del pueblo, que cuando le va bien, decide abrir una línea de 'crédito' para el equipo. "Lo que ocurre muchas veces es que se cansa o se le acaba el capital. Y cuando esto ocurre, el daño se traslada al club, que queda hipotecado. Y lo hemos visto muchas veces: equipos que se ven condenados a desaparecer o a refundarse desde cero".

Cuando decidieron poner en marcha el proyecto, optaron por hacerse con las riendas de algo pequeño, el CF San Juan de Alicante. "Eran jugadores muy 'amateurs'. Iban 30 personas a verles entre padres y parejas de los jugadores", recuerda. Era más "fácil" así, cuenta, que con un club con una gran masa social. Auditaron las cuentas del equipo, por aquel entonces en primera regional, con el objetivo de que si se llegaba al cuartó cajón del fútbol español llevar a cabo su salida a los mercados. ¿Qué ocurrió? El conjunto empezó a carburar, gracias en parte a la financiación que inyectaron Mira y Martí en el primer tramo y luego a la implicación de más personas en la idea.

placeholder El Intercity, en un partido de Copa contra el Athletic Club. (EFE)
El Intercity, en un partido de Copa contra el Athletic Club. (EFE)

Ascendieron a Preferente. Quedaron campeones. Pasaron a Tercera División. Tras varios intentos —uno de los primeros que los echaron del 'play off' de ascenso fue el Alcoyano—, consiguieron su objetivo. En 2019, se convirtieron en Sociedad Anónima Deportiva a modo de preparativo para lo que ocurrirá en 2021. "Hicimos líquido el club con 3.400 acciones. Sumamos nuevas personas, con ganas de hacer cosas distintas. Y, sobre todo, con la capacidad de los accionistas de que si ven algo que no les gusta, tienen la opción de irse", justifica. "Nuestro objetivo es llegar a Segunda, que es donde ya puedes tener un negocio que te genere ganancias. El estar cotizado nos va a permitir que entren cientos o miles de personas. Habrá un accionista de referencia, un presidente, una junta de accionistas que decidirá el presupuesto...". Hace poco más de un mes, el CF Intercity aprobó la puesta en circulación de casi 673.000 acciones al precio de 1,20 euros cada título. El club es deficitario a día de hoy y se financia con ampliaciones de capital. Maneja un presupuesto anual de 1,5 millones. Dos terceras partes van para el primer equipo.

Martí reconoce que, aunque son muy diferentes, siempre hay paralelismos entre preparar la salida a bolsa de esta entidad deportiva y FacePhi. Esta empresa, por cierto, salió a bolsa por partida doble. Hace dos años, lo hizo en el Euronext Growth de París, con el objetivo de posicionarse mejor internacionalmente. "Esto va de expectativas", resume. "En el caso de FacePhi, tienes una tecnología que crees que vas a llevar con éxito al mercado en uno o dos años y los inversores tienen que darte su confianza. Con el Intercity, el objetivo es llegar a Segunda en dos o tres años. Se parece en ese sentido", explica. "Esto va de que consigas contratos o de que el balón se cuele, toque el palo y se vaya dentro o fuera. Esto es una situación inédita, pero lo que ocurrirá será que los viernes antes de un partido importante comprarán nuestras acciones pensando que vamos a ganar y el lunes, si no lo hacemos, caerán".

La tecnológica alicantina se encuentra en pleno proceso de internacionalización. Uno de los últimos contratos que ha conseguido es para implementar su sistema de verificación de identidad en Efectivo Sí, una empresa argentina de 35 años dedicada a los préstamos personales. Los clientes de esta plataforma podrán verificarse haciéndose un selfi y tomando una foto a su tarjeta de identidad. No es ni mucho menos el único acuerdo que han firmado en el país austral, donde trabajan para la filial del Santander y otras entidades locales como Supervielle o filiales del Banco Nación de Argentina. En España, por ejemplo, firmaron con CaixaBank ya en 2019 para ser los primeros del mercado patrio en operar sin PIN. Su producto estrella es un algoritmo de reconocimiento facial que compara 6.000 puntos de la cara con el patrón previamente registrado, consiguiendo una efectividad del 99,998%. El último gran tanto es haberse asociado con City Labs para implementar un sistema de identidad digital en la isla de Jeju, en Corea del Sur, un proyecto financiado por el Gobierno coreano.

placeholder Foto: EFE.
Foto: EFE.

La clave de todo, explica Martí, es "la confianza". "El primer cliente es crítico. Te pueden venir y decir que les ha encantado, pero te dicen que eres FacePhi y no IBM. Que si falla IBM, el ejecutivo que lo ha escogido probablemente no se vaya a la calle porque se entiende que es un problema ajeno. Pero si falla una empresa joven, se entendería injustamente que es cuestión de que la empresa es muy joven, de que no se ha revisado bien, etc. Cuesta muchísimo, pero poco a poco vas cogiendo tracción y son ellos los que te acaban llamando cuando ya has demostrado tu fiabilidad". Obtuvo unos ingresos por venta de licencias de 4,15 millones de euros en el primer semestre de 2021, lo que implica un crecimiento del 60% con respecto a la facturación del mismo periodo del curso anterior, y un ebitda negativo de 581.734 euros.

Pocas personas habrán tocado tanto la campana que anuncia el comienzo de una sesión bursátil, una moda neoyorquina exportada a medio mundo, como Salvador Martí. Este empresario acudirá a la capital el próximo 29 de octubre para hacer sonar el metal antes de subir la persiana del BME Growth, el índice español pensado para pymes en expansión. Cuando esto ocurra, el Intercity CF empezará a cotizar en bolsa, siguiendo la estela de pesos pesados de la escena europea como el Ajax, el Manchester United, la Juventus o el Borussia Dortmund. Este club, que ahora pelea en Segunda División RFEF, la cuarta categoría del fútbol español, se convertirá en la primera entidad deportiva cotizada en España, algo histórico en la industria del deporte patrio. "Esto empezó hace cinco años. Y estábamos en Tercera, que es la séptima división", comenta Martí a este periódico en conversación telefónica.

Tecnología Internacional Bolsas y Mercados Españoles (BME) Inversores IBM Argentina Accionistas Real Federación Española de Fútbol
El redactor recomienda