La imagen que avergüenza al fútbol sala mundial: cuatro goles en propia puerta
  1. Deportes
  2. Otros deportes
EN UN BANFIELD-GIMNASIA

La imagen que avergüenza al fútbol sala mundial: cuatro goles en propia puerta

Uno de los momentos más antideportivos que se han vivido en los últimos años en el deporte mundial sucedió en Argentina. De hecho, Banfield se expone a ser sancionado

Foto: Imagen del Banfield-Gimnasia. (FOTO: Gimnasia)
Imagen del Banfield-Gimnasia. (FOTO: Gimnasia)

Increíble lo sucedido en la segunda categoría del fútbol sala femenino argentino. En muchos grandes torneos se ha hablado de 'biscotto', de no salir a ganar o, incluso, de mostrar menos intensidad de la debida en el terreno de juego para terminar perdiendo por la mínima. Es algo que, por fortuna, no sucede de manera habitual y, si ocurre, se hace con mucha sutileza... precisamente todo lo contrario a lo acontecido en el partido que enfrentaba a Banfield y a Gimnasia La Plata.

Pongámonos en situación: se trataba de la jornada diez de la liga regular de la Primera B. Los dos equipos, dos de los más punteros de la categoría, ya habían sellado matemáticamente su clasificación a los playoff que dan acceso al acceso de categoría, la Primera A. Por ello, durante los primeros minutos del choque, el encuentro transcurrió con absoluta normalidad, en los que Banfield se puso 0 a 2 por delante en el marcador firmando grandes minutos.

Pero, entonces, sucedió lo inesperado. El 'Taladro' sacó de portería hacia su cierre, un par de pases en el área y disparo contra su propio arco, ante la pasividad de la guardameta. Los allí presente, árbitros incluidos, se quedaron sorprendidos de lo que acababa de pasar, pero era solo el principio. Llegó el momento de sacar de medio y, en un pase directo a su portera, esta abrió las piernas para dejar pasar el balón. Nadie daba crédito a lo que allí estaba pasando.

El balón volvío al medio del campo y, esta vez, tras sacar y hacer un par de pases combinativos, decidieron volver hacia su portería para anotarse un nuevo autogol. En cuestión de solo dos minutos, Banfield pasó de ir ganando 0 a 2 a perder 3-2 por 'culpa' de tres autogoles. El partido continuó con relativa normalidad, minutos en los que las visitantes no dispararon a la portería contaria. Poco después, volverían a marcarse un cuarto autogol para perder el partido por 4 a 2.

Pero, ¿qué había pasado? La realidad es que ambos equipos se habían asegurado el pase a la ronda de ascenso, por lo que algunas jugadoras de Banfield debieron de echar cuentas. Si perdían el encuentro, tendrían cruces más sencillos, al no tener que enfrentarse a otros de los equipos más duros de la B en busca de un puesto en una categoría mejor. Por ello, decidieron que perder era lo mejor, pero dejando una imagen para la vergüenza y que nada tiene que ver con el deporte.

Gimnasia no dudó en comunicar así lo sucedido en redes sociales: "Estamos felices por sumar los 3 puntos pero no por cómo los logramos. Banfield se hizo ¡LOS 4 GOLES EN CONTRA! Estas conductas antideportivas no las celebramos". Poco después, confirmaban que los propios empleados del club habían sido los encargados de grabar las imágenes, que adjuntarían junto a un informe a la AFA para pedir responsabilidades y un castigo para Banfield por su comportamiento en el campo.

Ahora, es la Federación de Fútbol Argentina la que tiene la pelota sobre su tejado. ¿Será sancionado Banfield por su comportamiento antideportivo? Si por algo se caracteriza el deporte es por contar con valores muy positivos que se pueden aplicar a la vida cotidiana y que nada tiene que ver con estas lamentables imágenes que han dado la vuelta al mundo y que avergüenzan a cualquier amante del deporte en general, y del fútbol sala en particular

Argentina
El redactor recomienda