La inversión secreta del Banco Santander en la 'startup' inmobiliaria de moda
  1. Tecnología
Entra en Housfy con 1,5 millones

La inversión secreta del Banco Santander en la 'startup' inmobiliaria de moda

Hay un sector emergente que vuelve locos a los bancos: las 'startups' inmobiliarias. El Santander se ha hecho con el 2% de Housfy, pero ha mantenido el movimiento en secreto. ¿Por qué?

Foto: Albert Bosch, CEO y cofundador de Housfy. (Paul Mac Manus)
Albert Bosch, CEO y cofundador de Housfy. (Paul Mac Manus)

El Banco Santander acaba de invertir en Housfy, una de las 'startups' inmobiliarias españolas más destacadas del momento. Hasta aquí, todo normal, si no fuera porque la entidad ha preferido mantener la operación en secreto. Este martes, Housfy anunció una nueva ronda de financiación de 10 millones de euros. En la lista de inversores aparecían todos menos el Santander. Sin embargo, tal y como ha podido confirmar Teknautas, la entidad ha aportado 1,5 millones a esta nueva ronda, quedándose con un 2% del capital total. Se trata de una inversión pequeña, pero suficiente como para posicionarse aún más en un sector, conocido como 'proptech' ('property technology'), cada vez más estratégico para la banca.

Preguntado por este diario, Albert Bosh, consejero delegado y cofundador de Housfy, ni confirma ni desmiente que el Santander haya entrado en el accionariado. "No podemos comentar nada, la información disponible es la publicada". Portavoces de la entidad financiera tampoco han querido ofrecer explicaciones. Según la nota difundida por Housfy, en la nueva ronda de 10 millones han participado los fondos existentes Seaya Ventures (comandado por Beatriz González, hija del expresidente del BBVA, e inversores en Glovo, Cabify o Spotahome), Torch Capital, DN Capital y Cathay Capital. Además, han entrado como nuevos accionistas el fondo Aldea Ventures y la entidad pública empresarial CDTI. Ni una palabra sobre el Santander. ¿Por qué mantenerlo en secreto?

Foto: Jacinto Roca, CEO de Rakuten TV. (EFE)

Fuentes consultadas conocedoras de las negociaciones señalan varios motivos. El primero es un claro conflicto de intereses. El Santander, a través de su unidad de VC Mouro Capital, anunció en noviembre de 2020 una inversión (sin cantidad confirmada) en otra 'proptech', Clikalia, un competidor directo de Housfy. Tener a dos rivales en el mismo 'portfolio' no es una gran idea. ¿Qué hacer? Invertir en Housfy, pero a través de otra unidad de 'venture capital' del grupo y no de Mouro, y mantener el acuerdo en la sombra.

placeholder Albert Bosch (izq.), Carlos Blanco (centro) y Miquel A. Mora, cofundadores de Housfy.
Albert Bosch (izq.), Carlos Blanco (centro) y Miquel A. Mora, cofundadores de Housfy.

El otro motivo es directamente estratégico. Las entidades financieras tradicionales llevan varios años lanzándose al sector 'proptech'. En España, BBVA, Banco Sabadell y Santander son los más activos en este frente. Tomar posiciones en el accionariado de las 'startups' antes que tu rival es clave para rentabilizar la inversión con una venta posterior o comprar el negocio al completo. Con Housfy, todo apunta a que el objetivo del Santander es de inversión pura: esperar que la 'startup' se venda en unos años y rentabilizar la apuesta. Pero la entidad también podría decidir echar el resto y hacerse con el negocio al completo. Sea cual sea el resultado final, cuantas menos pistas regale a los rivales sobre su estrategia, mejor.

Esto es especialmente relevante en el caso de Housfy, una de las 'proptech' que mejor están funcionando. La compañía comenzó centrándose solo en la venta de pisos, pero ahora hace de todo: compraventa, alquiler, hipotecas... Realizan una media de 20 transacciones diarias entre venta de pisos (unos siete al día), alquileres (cinco diarios) e hipotecas (10 al día). Por cada una se llevan una comisión por debajo de la media del mercado. Por ejemplo, en la venta de un inmueble, se embolsan una comisión fija de 4.000 euros, independientemente del precio del piso. Para propiedades de, por ejemplo, 400.000 euros, en las que la comisión de las inmobiliarias tradicionales se sitúa entre el 3% y el 5% (12.000-20.000 euros), la diferencia a favor de Housfy es evidente.

placeholder La presidenta del Banco Santander, Ana Botín. (EFE)
La presidenta del Banco Santander, Ana Botín. (EFE)

Los datos también avalan a la 'startup', cofundada por Albert Bosh y el inversor Carlos Blanco. En 2019, la compañía cerró una facturación de 4,3 millones de euros y unas pérdidas antes de impuestos de 5,9 millones. Este año, planean cerrar ingresos de 15 millones y reducir pérdidas a 3,5 millones. El Santander ha sido la primera entidad bancaria tradicional en fijarse en su potencial, cerrando un acuerdo de colaboración en mayo (también con Fotocasa) para ofrecer parte de los servicios de valoración de viviendas de la 'startup'. Antes de que otro se adelante, ha dado el siguiente paso, hacerse con el 2%. El único inconveniente: sus rivales ahora ya lo saben.

El Banco Santander acaba de invertir en Housfy, una de las 'startups' inmobiliarias españolas más destacadas del momento. Hasta aquí, todo normal, si no fuera porque la entidad ha preferido mantener la operación en secreto. Este martes, Housfy anunció una nueva ronda de financiación de 10 millones de euros. En la lista de inversores aparecían todos menos el Santander. Sin embargo, tal y como ha podido confirmar Teknautas, la entidad ha aportado 1,5 millones a esta nueva ronda, quedándose con un 2% del capital total. Se trata de una inversión pequeña, pero suficiente como para posicionarse aún más en un sector, conocido como 'proptech' ('property technology'), cada vez más estratégico para la banca.

Inversores Acciones Accionistas
El redactor recomienda