La verdad sobre el 'gurú' que inunda YouTube diciendo que fue exFBI y traductor de Obama
  1. Tecnología
"El inglés se enseña mal. punto"

La verdad sobre el 'gurú' que inunda YouTube diciendo que fue exFBI y traductor de Obama

Anxo Pérez inunda YouTube asegurando haber sido intérprete del FBI, que ha traducido a Obama y ha creado un método revolucionario para aprender idiomas. Esto es lo que mueven sus negocios

placeholder Foto: Anxo Pérez es el creador de 8belts. (YouTube)
Anxo Pérez es el creador de 8belts. (YouTube)

Una mañana de 2011, Anxo Pérez se encontró en un restaurante al por entonces presidente de Telefónica, César Alierta, y no dudó en acercarse: "Perdone que interrumpa su almuerzo. Me gustaría decirle la cosa más loca que haya oído en toda su vida. He creado un método de enseñanza que permite aprender el chino mandarín en menos de ocho meses". Dos meses después, según cuenta Pérez, su empresa 8belts y Telefónica firmaban un acuerdo para que toda la cúpula directiva de la multinacional española aprendiese chino.

Aquello fue en 2011. A día de hoy, si conoces a Anxo Pérez, seguramente sea por dos posibles razones: o bien porque te han salido en YouTube sus anuncios, en los que promociona su método para aprender idiomas y que le han granjeado diversas críticas por el tono utilizado; o bien porque formas parte de 'Peldañistas del éxito', el grupo de Facebook en el que más de 5.000 personas acceden a las charlas motivadoras del emprendedor para "construir una vida sin límites, porque realmente cada segundo de tu realidad lo construyes tú con tus pensamientos y acciones". ¿Qué ha pasado entre aquel almuerzo de 2011 y la imagen pública que hoy proyecta un emprendedor que habla nueve idiomas, toca varios instrumentos, ha escrito cuatro libros sobre cómo alcanzar el éxito personal y profesional y asegura haber trabajado para la ONU, haber sido intérprete del FBI y Barack Obama e incluso haber protagonizado una película? Este es un recorrido a través de la trayectoria empresarial de Anxo Pérez.

Su historia personal: el FBI, Obama, una película...

Gran parte de la atracción mediática de Anxo Pérez se debe no solo a su empresa, sino también a lo que actualmente catapulta a muchos emprendedores: la historia personal que él mismo cuenta, la de un tipo nacido en Finisterre que con 15 años se fue a vivir a Estados Unidos (su padre tenía unos parientes), donde, empezando desde cero, acumuló un CV impresionante. Pero vayamos por partes.

La ONU, el FBI y Obama

Este diario ha contactado con Anxo Pérez para conocer los pormenores de algunos de los trabajos que asegura haber desempeñado. "En la ONU trabajé como consultor en la Unctad en 2002 y 2003, a las órdenes de Fulvia Farinelli, en el proyecto Empretec, que ayudaba al tejido empresarial de economías en vía de desarrollo para que los emprendedores salgan adelante".

placeholder Foto: EFE/Cris Terceiro.
Foto: EFE/Cris Terceiro.

La historia más llamativa es la del FBI. Pérez comenzó cogiendo trabajos mal remunerados en Estados Unidos para pagarse sus estudios, hasta que comenzó su carrera junto a diversos cuerpos policiales. Según cuenta en charlas como esta, con 18 años se presentó ante el jefe de la Policía Local de Virginia: "Vengo a decirle que usted me necesita [como intérprete para la población latina]". Dos semanas después, estaría trabajando para dicho cuerpo policial, un mes después para el Tribunal Supremo de Virginia, dos años después para el Senado de Estados Unidos, con 20 años para el FBI y con 21 como intérprete de Barack Obama.

Si entramos un poco más en detalles, Pérez cuenta que su trabajo para el FBI tenía lugar nada menos que en escuchas policiales contra "peces gordos latinos del narco". "Grabábamos sus conversaciones con un cebo [un agente microfonado], las escuchábamos desde una furgoneta. Y si yo traducía algo que el fiscal juzgaba autoinculpatorio... ¡saltaban agentes de todos los rincones!", contaba hace tiempo en una entrevista. A preguntas de este diario, Pérez asegura que "en el FBI y la DEA trabajé en un único caso y solamente como intérprete. Me pidieron ayuda para un caso en Harrisonburg de un alijo de 'methanfetamine' ['krystal'], una droga consumida por los camioneros hispanos que les permitía hacer más horas al volante. Duró seis meses y constó de muchos interrogatorios y todas las comparecencias judiciales, al igual que todos los careos con el abogado por parte del acusado".

"Escuchábamos sus conversaciones y si traducía algo que el fiscal juzgaba autoinculpatorio... ¡saltaban agentes de todos los rincones!"

En cuanto a lo de Obama, algo que el emprendedor ha repetido muchas veces, nos matiza que fue su intérprete "una única vez, el 5 de noviembre de 2008 [el día que ganó las elecciones], nunca en persona, sino por televisión y para la audiencia de habla hispana. Pasé más de un mes estudiando sus charlas para prepararme para ese día".

placeholder Anxo Pérez, director general de 8Belts.
Anxo Pérez, director general de 8Belts.

Película, música, nueve idiomas...

Anxo Pérez asegura también que, siendo muy joven, protagonizó una película, algo que en redes sociales a veces se ha cuestionado por no encontrarse ningún registro medianamente oficial. Lo que pasa es que casi nadie sabe que su nombre real no es Anxo Pérez, sino Ángel Pérez Rodríguez. Al buscar por ese nombre sí aparece una película, 'The Nexus', un drama canadiense dirigido por Will Taylor en 2005. La web oficial de la película ya ha desaparecido, pero el histórico de Wayback Machine guarda el registro, en el que incluso se puede ver la ficha de actor de Anxo Pérez.

Más allá de los hechos concretos, el emprendedor ha demostrado en varias ocasiones su carácter políglota y su capacidad musical. En muchas de sus charlas se le puede ver tocando instrumentos como el piano, la guitarra o el ukelele (incluso tiene una canción propia, 'Muy happy happy', y formó un grupo con un conocido gaitero de Finisterre), así como una demostración de su fluidez en varios idiomas como el inglés, francés, portugués, italiano, ruso o chino.

El Anxo empresario: "8belts funciona, pero Anxo lo fuerza"

La trayectoria empresarial de Anxo Pérez se canaliza a través de 8belts, una academia 'online' que nació en 2011 prometiendo a sus alumnos que serían capaces de hablar chino en apenas ocho meses. Para ello, partían de una premisa: la regla 80-20, que asegura que el 80% de las palabras de un idioma solo se emplea en un 20% de ocasiones y viceversa. Por ello, su método se basaba en potenciar el aprendizaje de ese 20% de palabras que más se usan. Los ocho 'belts' son los ocho niveles por los que pasa cada alumno en su fase de aprendizaje.

¿Y ese método funciona? "En general sí", nos cuenta una antigua colaboradora de la compañía. "Nosotros no vendíamos a los alumnos que fueran a ser bilingües, ni mucho menos, pero sí que iban a saber hablar chino para desenvolverse en un entorno informal". "El problema es que Anxo forzaba mucho el mensaje del 80-20. Con lo que enseñábamos podías manejarte en chino, pero si veías las entrevistas que daba Anxo, te daba la sensación de que hablarías chino tan bien que hasta podrías trabajar en ese idioma", asegura.

Precisamente la parte mediática fue esencial para dar 8belts a conocer. Pérez no solo ha asegurado siempre que sus cursos fueron comprados por empresas como Telefónica, Repsol, Inditex, BBVA, Santander, Deloitte, el Real Madrid o el FC Barcelona, sino que además consiguió 'embajadores' que aseguraban haber aprendido chino gracias al emprendedor español. Reconocidísimas figuras como David Bisbal (inglés) o Juanma López Iturriaga (chino) han aupado a Anxo Pérez al reconocimiento público, pero su mejor escaparate tuvo lugar el 19 de mayo de 2014. Aquel día, se dio a conocer en toda España saliendo en el programa más visto del 'prime time', 'El hormiguero', junto a un Pablo Motos que también aseguró haber aprendido chino gracias a él.

"Salir en 'El hormiguero' fue un puntazo", asegura su antigua colaboradora. "Ya era más o menos conocido, pero que Pablo Motos le hiciera esa publicidad hizo que todo el mundo le conociera. A partir de ahí, le llamaban de todas partes, poco después fue también a 'Espejo público', y eso nos vino genial". Para ella, de nuevo, lo negativo de 8belts estaba en "las exageraciones de Anxo". "En la entrevista de 'El hormiguero', dijo que se habían invertido 35.000 horas para crear el 'método'. Un día con unas compañeras, de risas, nos pusimos a hacer el cálculo: 35.000 horas son 3,9 años, con sus días y sus noches", recuerda.

"Anxo hablaba de su 'método' como quien habla de que tiene una fórmula científica o una poción mágica, y no es así"

Desde su punto de vista, "Anxo hablaba de su 'método' como quien habla de que tiene una fórmula científica o una poción mágica, y no es así. Cualquier profesor de idiomas sabe que una persona puede manejarse aprendiendo las expresiones y las palabras más usadas, pero una cosa es enseñar un idioma a nivel profesional y otra enseñarlo a un nivel de andar por casa". En cualquier caso, "si me preguntas si esta forma de enseñanza funcionaba, te diré que sí. Con lo que aprendes en 8belts, puedes manejarte". Con el tiempo, la empresa amplió su horizonte: pasó de enseñar solo chino a incorporar también el inglés, el francés y el alemán, lo que le ha dado la dimensión que actualmente tiene, con más de 50.000 alumnos, según sus propios datos.

Dos empresas y números rojos

El negocio de 8belts, según su propio aviso legal, se estructura en torno a dos empresas:

1. Mil Más 8 SL (empresa matriz). Fundada en Madrid en marzo de 2011, fue unipersonal hasta febrero de 2020, cuando Anxo Pérez dio entrada como administrador solidario a Fernando Moreno Nieto, un emprendedor español visible en más de una veintena de empresas de internet e inversión como ICSW, Silicom Internet, Bibado Investments o Inffinity, entre otras.

En los últimos años auditados, la compañía matriz no ha registrado sus mejores balances financieros. Sus facturaciones se han movido entre los 250.000 y los 500.000 euros anuales, pero el balance de beneficios siempre ha sido negativo: en 2017 perdió 394.275 euros, en 2018 hizo lo propio con 88.221 euros y en 2019 las pérdidas llegaron hasta los 544.572 euros, mucho más incluso de lo que facturó.

Su fuente de ingresos no siempre han sido exclusivamente los cursos de idiomas. En 2018, Mil Más 8 SL recibió dos inyecciones de dinero público del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital: una subvención de 156.209 euros y un préstamo de 364.488 euros. En total, 520.697 euros para desarrollar "una plataforma con un motor basado en algoritmia inteligente para el aprendizaje de cualquier idioma utilizando una única base de datos no relacional".

2.- Territorio de Éxito SL (100% propiedad de Mil Más 8 SL). Fue fundada en julio de 2016, pero no tiene su sede en Madrid, sino en San Cristóbal de la Laguna (Tenerife). En este caso, el 100% de las acciones corresponde a Mil Más 8 SL y Anxo Pérez es el administrador único. A nivel financiero, esta empresa ha tenido resultados visiblemente mejores. En 2017 ganó 460.441 euros, en 2018 perdió 130.375 y en 2019 ganó 232.395 euros.

Si juntamos las cifras de ambas compañías, no obstante, las cuentas salen negativas. Sin saber si hay operaciones cruzadas entre ellas, la suma de los balances finales nos deja que, entre 2018 y 2019, las dos empresas que gestionan 8belts han perdido más de 500.000 euros.

En conversación con Anxo Pérez, el emprendedor nos asegura que el papel de las empresas ha cambiado en 2020 y que la situación actual de las cuentas de 8belts es más que positiva: "Territorio de Éxito no tiene actividad como empresa a día de hoy y 8Belts ha crecido. En 2019, hicimos una inversión muy fuerte en la plataforma y metodología que ha funcionado muy bien y ha multiplicado las ventas en 2020, lo cual nos ha permitido seguir creciendo: ya somos más de 100 personas". De hecho, Mil Más Ocho SL "facturó en 2020 más de seis millones de euros".

El Anxo 'gurú': "Su mayor negocio es él mismo"

La dimensión de Anxo Pérez va mucho más allá de 8belts. Con el lanzamiento del proyecto, la multitud de charlas y entrevistas que fue dando descubrieron que su propia imagen era tan importante como su negocio... o incluso más. Pérez asegura haber dado más de 600 entrevistas y cerca de 100 charlas, y en todas ellas ha sido generalmente alabado. Sus discursos sobre cómo emprender y cómo tener éxito en la vida lo convirtieron en un posible referente para muchas personas.

Fruto de ello nació su primer libro, 'Los 88 peldaños del éxito' (2014), al que siguieron tres más: 'Los 88 peldaños del éxito musicales' (2015), 'La inteligencia del éxito' (2017) y 'Los 88 peldaños de la gente feliz' (2019). El primero de ellos incluye 'claims' tan atractivos como "usamos el 1% de nuestro cerebro, accede al 99% restante". El porcentaje ofrecido es incluso más bajo que el del famoso mito del 10% del cerebro, que siempre se ha demostrado falso.

Todos estos libros han multiplicado la presencia y dimensión mediática del emprendedor, que actualmente ofrece consejos y talleres sobre superación personal. Lo hace sobre todo en 'Peldañistas del éxito', un grupo privado de Facebook en el que más de 5.000 personas se reúnen en torno a las charlas que da el emprendedor y a su principal eslogan: '¿Por qué la gente no es feliz? Yo te doy la respuesta, la clave de cómo lograr alcanzar la felicidad'. En dicho grupo, sus fans comparten las frases más célebres de Pérez y se congregan para debatir o solucionar los problemas que cada uno encuentra en su camino a la felicidad personal.

"Su máxima aspiración es ser un gurú de la motivación. La gente acabará desconfiando de 8belts solo porque no se fía de Anxo"

"El mayor negocio de Anxo es él mismo", nos cuenta una consultora que hace años colaboró con el emprendedor en temas de comunicación. "Su esquema de influencia lo tiene muy bien montado: presenta un método revolucionario para aprender idiomas, vende su historia emprendedora, conquista a la gente con esa historia, da charlas, vende libros y ahora encima es una especie de 'coach de la felicidad' que enseña a la gente a conseguir sus metas en la vida. Que se venda tanto es peligroso. No tiene desatendido 8belts, pero su máxima aspiración es ser famoso, un gurú de la motivación. Al final, mucha gente acabará desconfiando de 8belts solo porque no se fía de Anxo".

Pérez, sin embargo, tiene claro lo que piensa sobre este tipo de críticas: "En el mundo hay gente que construye y gente que destruye. Si dar charlas, escribir un libro que ha sido el más vendido de España y donar parte de los beneficios a una causa [la Fundación Iter de Madrid] es algo malo, entonces deberíamos reflexionar", nos asegura. Además, aclara que su grupo de 5.000 personas en Facebook "no tiene nada que ver con 8Belts y nunca se les ha vendido nada al respecto. Hay dos programas: uno donde comparto claves de manera gratuita y otro, que es un fin de semana 'online' que la gente que quiere ampliar contenido adquiere voluntariamente".

"¿Qué personas necesitan un 'método revolucionario' para aprender idiomas y otro para ser feliz? Gente con pocos recursos"

Para la consultora que trabajó con él, hay algo esencial en la dimensión social del emprendedor: su audiencia. "Fíjate en las dos cosas que enseña Anxo: a hablar un idioma de manera rapidísima y a conseguir tus objetivos en la vida. En general, ¿qué clase de personas dirías que necesitan un 'método revolucionario' para aprender una lengua y otro 'método revolucionario' para ser feliz o para conseguir sus metas? Gente con pocos recursos o a la que las cosas no le han ido bien y necesitan darle una vuelta a esa situación. En otras palabras: gente que, de un modo u otro, lo ha pasado mal a nivel personal y profesional. Si a esas personas les dices que les vas a dar las claves para aprender un idioma, tener éxito en la vida o cualquier otra cosa, estarán contigo".

Es esa faceta de Anxo Pérez la que, en las últimas semanas, le ha generado una intensa polémica, sobre todo a raíz de la ingente inversión que ha hecho en YouTube para que sus 'spots' publicitarios de 8belts aparezcan antes de otros vídeos. Unos 'spots' en los que Pérez repite hasta la saciedad una frase: "El inglés se enseña mal. Punto".

El objetivo de estos anuncios es que los usuarios accedan a ver una 'masterclass' de una hora de duración en la que Anxo Pérez habla de sus experiencias aprendiendo idiomas y del método de 8belts ("el Ferrari de los idiomas, el iPhone de los idiomas, el Tesla de los idiomas", como lo llama él). Los que quieran seguir aprendiendo pueden acceder a los cursos de la academia, que no tienen certificado oficial. Como experimento, un 'youtuber' español acedió a una de estas clases y contó su experiencia en un vídeo.

Más allá del servicio en sí, lo cierto es que los anuncios de Anxo Pérez se han convertido en motivo de crítica... y de burla. Su famosa frase "El inglés se enseña mal. Punto" se ha convertido prácticamente en un 'meme': en YouTube podemos encontrar un catálogo casi infinito de vídeos mofándose de él (uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho, nueve, 10, 11, 12, 13, 14 y 15), y en Twitter más de lo mismo: la simple frase devuelve cientos de publicaciones, algunas de ellas con más de 30.000 interacciones. El emprendedor, eso sí, se toma las críticas con deportividad: "Cuando impulsas una compañía en redes sociales, te expones a que haya gente a la que le guste más y otra a la que le guste menos".

La consultora de comunicación que trabajó con Pérez lo tiene claro: "Anxo es un superdotado, eso lo ves en cuanto lo conoces, pero exagere y sobrevende las experiencias profesionales que ha tenido para tener más impacto. Sobre todo es un grandísimo vendedor, de los mejores que he visto en mi vida". Y con los buenos vendedores siempre pasa lo mismo: "Quienes los necesitan los adoran, pero quienes no los necesitan acaban hartos de ellos, de su forma de vender, de lo pesados que se vuelven con su publicidad y de que se presenten a sí mismos como genios revolucionarios que te van a dar las claves para tener éxito en la vida. Y si a eso le sumas la faceta de 'coach' que tiene ahora, tienes la receta perfecta. Anxo no es un mal empresario, pero su personaje se está comiendo a sí mismo".

Emprendedores FBI Barack Obama