WhatsApp te obligará a aceptar sus nuevas condiciones: esto es lo que permites a cambio
  1. Tecnología
Protegidos gracias al GDPR

WhatsApp te obligará a aceptar sus nuevas condiciones: esto es lo que permites a cambio

La compañía estadounidense ha confirmado que a partir del 15 de mayo todo el que quiera seguir usando WhatsApp tendrá que decir que sí a sus políticas, pero en la UE es diferente

placeholder Foto: (Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

WhatsApp ha puesto fecha final a uno de los cambios más polémicos y delicados de la 'app' desde su nacimiento. El próximo 15 de mayo será obligatorio aceptar sus nuevas condiciones de privacidad, aunque tendrás unos días para pensártelo y decidir mientras pierdes funcionalidades y a una posterior inactividad forzosa. Es decir, que si quieres seguir usando este servicio no podrás librarte de la actualización, pero no, no es igual para un ciudadano europeo que para uno que viva fuera de la UE. Aunque sí traerá ajustes, aquí no tendrás que dejar que WhatsApp comparta tus datos personales, mejor dicho vuelva a hacerlo, con el resto de Facebook para ciertas acciones como perfilado publicitario.

La última noticia llegaba este fin de semana, cuando WhatsApp dejó claro en distintos comunicados que la actualización sigue adelante y que todos tendremos que pasar por el aro si queremos seguir utilizando el servicio. Hasta mayo la 'app', además, irá lanzando comunicados y anuncios que ayuden a entender lo que cambia y lo que no. Si no aceptas se te acabará dando como cuenta inactiva y se borrará el perfil en unos 120 días. Pero, ¿qué supone su aceptación? ¿Qué permites al servicio con ese 'sí, quiero'? Pues la cosa es bastante diferente si estás en la Unión Europea que si estás fuera, aunque aquí también tendrás que aceptar un cambio.

Foto: Los tres cambios que debes hacer en WhatsApp. (Reuters)

Todo está en los datos

WhatsApp ha publicado una serie de sencillos gráficos que ayudan a entender de qué va todo esto, pero, como dice Jorge Morell, abogado experto en tecnología y que lleva años estudiando los términos y condiciones de uso de 'apps' y webs, aún faltan detalles que no se conocerán hasta que se dé la actualización. ¿Qué sabemos hasta ahora? Que todo, en Europa, girará en torno a más transparencia con los datos que recopila la 'app', que habrá una actualización de las condiciones de las cuentas de empresa y pagos.

"El retraso en la aceptación de las condiciones fue global. Solo que la política de privacidad para Europa es diferente de la del resto del mundo. Y la europea es bastante parecida a la de 2018 (cuando entró el RGPD). Detalla más otros temas tipo pagos, integraciones con terceros, la opción Business, datos recopilados y eso. Pero nada como el cambio grande que se viene sobre el resto de regiones", comenta Morell. Y es que gracias al GDPR nos ahorramos ese cambio, que además ya se ve en las condiciones de uso actuales.

La diferencia en las políticas comunitarias sobre la privacidad y el uso de los datos se divisa fácilmente en las dos versiones de las condiciones de WhatsApp (para Europa y para el resto). Desde la primera línea ya hay diferencias, pues en la UE estas políticas se rigen por WhatsApp Ireland Limited, la subempresa que creó WhatsApp para trabajar en la UE, mientras que en el resto lo hace la matriz, WhatsApp LLC. Fuera de ese detalle, lo más llamativo tiene que ver con los datos qué comparte WhatsApp con Facebook y viceversa, cosa que en Europa está bastante más limitado, gracias al GDPR.

Con esta actualización y como recuerdan en el medio 'Maldita.es', en la versión no europea, un gran añadido tiene que ver con la información personal que otras compañías pueden compartir con WhatsApp. "Lo que dice la nueva política es que cuando conversamos con esas compañías a través de WhatsApp, pueden enviar información sobre nuestra interacción con ellas. Esa información la reciben Facebook y su familia de empresas", explican. Ese punto tan delicado se borra en el caso de Europa, pues el reglamento no permite este tipo de uso de los datos personales de los usuarios.

La 'app', como muchas otras, sabe a qué horas utilizas su servicio, con quién hablas o qué y cuándo cambias tu información pública

Lo que sí tendremos que aceptar, al menos a primera vista, es que WhatsApp pueda llevarse la información que recolecta a EEUU o que se lave las manos con fallos o incluso ciberataques. Algo que sí que podría preocupar más, pero que no es nada nuevo, es que ahora detallará mucho más los datos que recolecta de cada usuario, y eso no cambia en todo el mundo. Sí, la 'app', como muchas otras, sabe a qué horas utilizas su servicio, con quién hablas o qué y cuándo cambias tu información pública. Marca, dispositivos, dirección IP... todo eso lo seguirán recabando, solo que ahora lo dirán más claramente.

Lo que no se tocan son los mensajes, el cifrado de extremo a extremo continúa como hasta ahora y ni WhatsApp ni otras 'apps' sabrán lo que escribes, pero hay excepciones puntuales. Si pagas a través de la 'app', una funcionalidad que llevan años intentando integrar, WhatsApp ya tendrá permiso para decírselo a la empresa encargada del pago o si usas YouTube o Google Drive dentro de WhatsApp, la 'app' se lo puede decir a las empresas correspondientes. Por último añade una opción para denunciar contenido ilegal y que la empresa revise la cuenta.

Diferencias desde 2018

Ahora se ha despertado un gran debate en torno a la actualización de WhatsApp, pero lo cierto es que WhatsApp y Facebook compartieron tus datos durante varios años, y lo seguirían haciendo si no fuese por el GDPR, al menos de momento. Entre 2016 y 2018 la compañía estuvo compartiendo información e incluso sufrió varios percances por esto. Incluso España, a través de la AEPD, multó a ambas empresas hace tres años con 300.000 euros por "infracciones graves de la Ley Orgánica de Protección de Datos". Según lo dictado por la agencia, las dos empresas del conglomerado de Mark Zuckerberg llevaban tiempo compartiendo información de sus usuarios sin informar debidamente y habían impuesto a sus usuarios estas políticas de forma incorrecta.

En 2018, con todo el 'boom' del nuevo reglamento europeo de protección de datos, el GDPR, y tras varias investigaciones de distintos países, las dos empresas decidieron parar, por el momento, esos procesos a la espera de adaptarlos a las nuevas leyes, y ahí siguen. Desde WhatsApp han dejado claro en su último comunicado que, "no hay cambios en las prácticas de intercambio de datos en la región europea (incluido el Reino Unido) que surjan de los Términos de servicio y la Política de privacidad actualizados. Para evitar cualquier duda, sigue siendo cierto que WhatsApp no comparte los datos de usuario de la región europea con Facebook con el fin de que Facebook utilice estos datos para mejorar sus productos o anuncios".

Habrá que esperar a ver todos los detalles de la nueva actualización, pero es importante tener claro que el gran cambio que generó la polémica no afectará a nuestro país. Aunque eso no quiere decir que no tengamos que ser conscientes de la información que damos a la compañía del bocadillo verde.

Privacidad Tecnología Unión Europea
El redactor recomienda