El teletrabajo impulsa las tarifas de 'solo fibra': esta es la que más te conviene
  1. Tecnología
¿CUÁL ELEGIR?

El teletrabajo impulsa las tarifas de 'solo fibra': esta es la que más te conviene

Los operadores viven en una carrera por tener la fibra más rápida pero quizás con las conexiones más baratas podemos hasta teletrabajar

placeholder Foto: (Foto: Tetra Images/Corbis)
(Foto: Tetra Images/Corbis)

Con los datos ilimitados ya en todos los grandes operadores, e incluso en Digi, la pelea entre ellos se extiende ahora a la velocidad de la fibra. Movistar se ha puesto al día y además de ofrecer fibra a un giga, su conexión más lenta ahora es de 300 megas, cuando antes ofrecía 100. Es un movimiento similar al que meses antes dieron sus rivales, y es que solo Yoigo ofrece packs con 100 megas. Los packs de Orange y Vodafone tienen como mínimo 300 megas, aunque Orange también sigue ofreciendo 100 megas si se contrata la fibra sin móvil. Pero la pregunta es, si con 100 megas o como mucho 300 tengo hasta de sobra para teletrabajar, ver Netflix o jugar online, ¿para qué pagar por más?

Foto: Foto: Jonathan (Unsplash /Creative Commons)

Antes de que nadie se sienta ofendido por decir que la fibra de 100 megas puede ser más que suficiente toca responder a otra pregunta: ¿quién puede necesitar más? Quien mueve archivos de gran peso a diario, como pueden ser aquellas personas que trabajen con fotos o videos, entre otros. Para los demás el punto importante es la latencia, el tiempo que tarda la información en viajar de la red a nuestro dispositivo y viceversa, y la latencia de cualquier conexión de fibra es suficientemente baja como para poder hacer videollamadas sin que notemos ese retraso en el viaje de la información.

placeholder hand and lan network cable with people work on wireless router,
hand and lan network cable with people work on wireless router,

Más allá de los cuatro grandes operadores (Movistar, Orange, Vodafone y Yoigo) hay vida y también tarifas de fibra sin más aderezos y por supuesto, con 100 o 300 megas para quien no necesite más. El ejemplo más claro es la tarifa de fibra de 100 megas de Finetwork, la más barata que se puede contratar ahora mismo, 20,90 euros al mes. No tiene fijo (¿alguien lo sigue usando?) y exige un año de permanencia o pagar 96,80 euros de alta. Suya también es la tarifa de fibra a 300 megas más barata, para quien quiera subir al siguiente escalón, por 24,90 euros y las mismas condiciones de permanencia. Pero en este caso también puede ser interesante la oferta de Digi, con 300 megas por 25 euros. Tiene permanencia de un año, pero la ventaja es que para quien quiera fijo, se le puede añadir por un euro más.

Las tarifas de Finetwork y Digi tienen el honor de ser las más baratas disponibles a nivel nacional, en zonas muy concretas puede haber operadores locales con ofertas similares o incluso mejores, pero tienen un inconveniente: su permanencia. 12 meses pueden ser muchos para algunos usuarios. En esos casos, podemos recurrir a tarifas que no serán tan baratas, pero con ataduras más cortas o sin ellas. República Móvil (marca propia de Orange) ofrece 100 megas por 25 euros al mes y la permanencia se reduce a tres meses. Es la mejor oferta con ese tiempo de permanencia.

Lo difícil de las tarifas de fibra barata es esquivar el compromiso de permanencia

¿Y si no quiero nada de permanencia? Solo cabe recurrir a un casi desconocido Lemmon, que ofrece 100 megas por 28 euros al mes sin ataduras o a la tarifa Movistar Conecta, con fibra a 300 megas por 38 euros al mes. El problema aquí es que los operadores se curan en salud, porque instalar la fibra tiene un coste y para rentabilizarla necesitan que el cliente esté un tiempo con ellos. La otra opción para acceder a una conexión de fibra sin permanencia es contratar un pack de fibra y móvil, porque en ese caso hay más tarifas sin ataduras, aunque son algo más caras. Además de los packs de la mencionada Lemmon, también encontramos los de Finetwork (desde 34,70 euros), O2 (desde 38 euros) o Pepephone (desde 38,90 euros).

Cabe señalar que redes de fibra, a nivel nacional, hay cuatro: las de Movistar, Orange, Vodafone y Yoigo. Pero estos cuatro, con el objetivo de rentabilizar la inversión que supone levantar las calles, las alquilan a esas marcas no tan conocidas. La calidad debería ser la misma en cualquier caso, contratando directamente con el dueño de la fibra o con una empresa que la alquila, aunque la atención al cliente depende directamente de la empresa a la que paguemos la factura. Es importante saber también esto, porque al abrir la puerta al instalador de la fibra nos encontraremos casi siempre a alguien ataviado con el uniforme del operador dueño de la fibra, ya que son los encargados de las instalaciones.

¿Y si quiero llevarme la conexión a cuestas?

Todo lo que hemos visto hasta ahora son conexiones de fibra, que nos permiten conectarnos desde una ubicación fija. Para los que necesitan movilidad hay tarifas específicas, aunque tampoco tantas, la verdad. La última en llegar, y de las más interesantes, ha sido el Planazo Internet en casa de LlamaYa, que incluye 120 GB por 30 euros al mes. Es un buen precio en comparación con otras tarifas de este estilo, pensadas para conectar un hogar mediante una conexión móvil, y con la ventaja de que es de prepago. Esto permite contratarla solo cuando sea necesaria y controlar el gasto, aunque en su contra tiene que su duración no es de un mes, sino de 28 días.

Movistar, Orange y Vodafone también tienen conexiones 4G pensadas para hogares, pero con la movilidad vetada. Con movilidad está la tarifa 4G en casa de Amena, con 60 GB por 29,95 euros, pero que obliga a comprar su router 4G, por 48 euros, más o menos lo que cuesta un router en Amazon u otras tiendas. La que puede resultar interesante es la tarifa de Internet en casa 4G Ilimitado de Eurona, que a pesar de su nombre incluye 200 GB. Tiene una cuota mensual de 29,90 euros, por lo que mejora las condiciones de la tarifa de LlamaYa, pero con el inconveniente de tener que pasar por el aro de un año de permanencia.

Las tarifas de 4G para hogares tienen límite de tráfico o de localización

Igualmente, más de un lector estará pensando, ¿y si ya tengo una tarifa móvil con datos ilimitados? Sí, para teletrabajar con una de estas tarifas no debería haber mayor problema, salvo en el caso de Oléphone, el primer OMV en ofrecer datos ilimitados, cuyas condiciones veta el uso de la tarifa para compartir los datos con distintos dispositivos. En el caso de Digi, que ofrece datos ilimitados por 25 euros, tampoco hay problema, aunque ojo con usar su tarifa como sustituta de la fibra: no se puede superar en 30 veces el consumo medio de los clientes con dicha tarifa. Una letra pequeña que al final va en la línea de la de otros operadores, que vigilan con lupa a los clientes que más datos consumen, pudiendo llegar al extremo de cortarles la conexión si tienen un consumo “exagerado”, por mucho que sus tarifas tengan el calificativo de “ilimitadas”.

Movistar Pepephone Orange