El cañón que puede 'desatascar' el polémico programa del blindado español
  1. Tecnología
munición de carcasa 'telescópica'

El cañón que puede 'desatascar' el polémico programa del blindado español

El polémico programa 8x8 Dragón español avanza y se han realizado pruebas de fuego real con los diversos tipos de armas, pero falta decidir un componente clave: su cañón

placeholder Foto: VBCI francés con torre y cañón CT40 (NEXTER)
VBCI francés con torre y cañón CT40 (NEXTER)

Uno de los programas estrella del Ejército de Tierra es el del blindado de ruedas Dragón, un moderno vehículo de 8 ruedas que permitirá por fin jubilar a los veteranos BMR y sus derivados como el VEC (Vehículo de Exploración de Caballería). Como en casi todo lo relativo a la defensa en los últimos años, este programa también ha sufrido retrasos, dudas y aspectos poco claros. La realidad es que avanza poco a poco, pero con muchos de sus aspectos importantes sin terminar de definirse. Uno de ellos es el armamento definitivo, que plantea dudas y donde parece que no todas las alternativas posibles se han tenido en cuenta.

Ahora el polémico 8x8 Dragón avanza y se han realizado pruebas de fuego real con los diversos tipos de armas y torres incorporadas en los vehículos demostradores. De momento, solo se contemplan armas principales de 30 mm, pero la realidad es que hay una tendencia en otros ejércitos y fabricantes de incrementar el calibre y potencia. En España se adoptó el MK44 Bushmaster II de 30 mm en una decisión que ha ido a lo seguro, fiable, probado y conocido, pero quizás por el retraso sufrido por el programa y sus vicisitudes, no se han contemplado otras alternativas.

Foto: Blindado anfibio AAV-7 de la Infantería de Marina (Foto: Juanjo Fernández)

Para dotar a un cañón de más potencia hay dos factores fundamentales: el calibre y su munición. Hasta ahora, toda evolución que buscara mayor potencia de fuego lo hacía a base de un mayor calibre, una mayor longitud y calidad de tubo (que permita aguantar más presión) y en conjunción con esto, un proyectil más potente. Pero ha surgido un nuevo tipo que está trastocando todo. Se trata del cañón CTAS (Case Telescoped Armament System), un sistema moderno, ya en uso por varios países, pero cuyo desarrollo coincidió con la gestación del Programa del 8x8.

El origen del CTAS

En realidad no se trata solo de un cañón sino de un sistema que comprende la propia pieza y la munición, que es lo que le diferencia del resto de armas convencionales. Esta munición se denomina ‘de carcasa telescópica’ o ‘encapsulada’ y se caracteriza porque el proyectil se encuentra dentro del propio cartucho y rodeado por la pólvora o propelente, por lo que su forma es la de un cilindro a diferencia de la munición convencional, en la que el proyectil está situado fuera de la vaina.

placeholder Blindado Patria AMV35 con torre con cañón de 35mm (BAE Systems A)
Blindado Patria AMV35 con torre con cañón de 35mm (BAE Systems A)

Aunque este desarrollo es reciente, la idea es antigua y ya los norteamericanos experimentaron con este tipo de munición a mediados de los años 50 pero, quizás por los condicionantes técnicos de entonces, no cuajó. La idea fue retomada por franceses y británicos a principios de los 90. El ejército británico, que utilizaba el cañón RARDEN de 30 mm, se interesó por una nueva arma de superior potencia mientras que, en paralelo, los franceses hicieron lo propio.

En uno de estos raros acuerdos en materia militar que unen a ambos países y que salen bien, en 1994 se crea el consorcio franco británico CTAI (CTAS International) formado por las entonces compañías GIAT y Royal Ordnance, hoy NEXTER y BAE System. En 1997 se decidió que el calibre sería de 40 mm, en 2004 se empezaron a hacer pruebas y en 2008 el ejército británico lo seleccionó como arma para sus blindados de infantería Warrior y para el actual de cadenas Ajax. Francia también lo ha adoptado y ya se monta en sus blindados de 6 ruedas EBRC (Engin Blindé de Reconnaissance et de Combat) Jaguar y lo ofrece en la versión de exportación de su VBCI (vehículo de combate similar a nuestro Dragón) de 8 ruedas.

Ventajas e inconvenientes

Los sistemas con munición encapsulada tienen múltiples ventajas sobre los convencionales. La principal de ellas es su reducido volumen y menor tamaño de los proyectiles. Resultan sistemas muy compactos y de menores dimensiones, así por ejemplo el CT40 es ligeramente más pequeño y compacto que el MK44 de 30 mm. La munición es bastante más reducida y fácil de manejar al ser cilíndrica, es de menor tamaño que los proyectiles de 30 mm y mucho menor que los de 40 mm convencionales.

placeholder El cañón y munición del CT40. se aprecia lo compacto del arma y el tamaño reducido de la munición. (NEXTER)
El cañón y munición del CT40. se aprecia lo compacto del arma y el tamaño reducido de la munición. (NEXTER)

Esta forma y, sobre todo su menor volumen y peso (un 40% menos que las equivalentes), se traduce en una superior capacidad de almacenaje de munición, un aspecto cada vez más importante en los vehículos de combate. Su forma cilíndrica ‘sin puntas’, hace que las interrupciones (atascos de la munición), que pueden tener lugar en otras armas, no se produzcan en ésta.

El proyectil posee una capacidad de penetración muy superior a las piezas de 30 mm e incluso de 40 convencionales. Hay varias explicaciones para ello. Frente a las de 30 mm, el proyectil encapsulado tiene más masa por lo que su energía cinética se mantiene más tiempo. Frente a las convencionales de igual calibre, por un lado utiliza un propelente más compactado y con mejores características de ignición y, además, en un proyectil convencional parte de la energía se pierde en la deformación de la vaina que ‘aprieta’ el proyectil (el ‘gollete’) y se escapa alrededor hasta que éste se ajusta y realiza un ‘sellado’ en el ánima, algo que no ocurre en el encapsulado al ser de igual diámetro vaina y proyectil. Por este mismo motivo, los gases que escapan hacia el tubo en un arma convencional producen un efecto perjudicial que afecta a la durabilidad del tubo, por lo que el cañón CTAS necesita ser reemplazado con menor frecuencia.

El conjunto es menos voluminoso por lo que se puede adaptar a casi cualquier torre y deja más espacio a la vez que, al tener menos longitud tras su eje de apoyo, permite utilizarlo con ángulos de elevación superiores a las piezas convencionales, lo que facilitaría su uso antiaéreo. Existe ya un abanico muy interesante de tipos de munición, que se puede seleccionar con un margen mínimo de 3 segundos.

placeholder Torre HITFIST (LEONARDO)
Torre HITFIST (LEONARDO)

Entre los tipos de proyectil, hay un modelo subcalibrado (proyectil ‘flecha’) perforante, con una velocidad inicial de 1.640 m/s y un alcance eficaz de 2.500 m, capaz de perforar 140 mm RHA (Rolled Homogeneous Armores, un índice para medir la penetración de un proyectil) a una distancia de 1.500 m, algo que no está nada mal si se compara con los cerca de 90 que es capaz de perforar el 30 mm a esa misma distancia. También hay proyectiles de alto explosivo y, muy interesantes, del tipo ‘airburst’ antiaéreos y antidrones.

También tiene sus desventajas. El sistema es complejo, la entrada de la munición en la recámara no es directa, como en armas convencionales, entra perpendicular al tubo y realiza un giro de 900 grados. Aun así, su cadencia de tiro es idéntica a la del MK44: entre 100 y 200 disparos por minuto. Otro inconveniente es que su munición solo vale para esa arma (añade una cierta complicación logística), es más pesado que las piezas convencionales y es más caro.

¿Cuál es la tendencia internacional?

En muchos países se están planteando (o al menos probando) implementar calibres superiores a 30 mm, hasta ahora lo común en los blindados de ruedas. Hay multitud de ejemplos. En Alemania se ofrece el Boxer con cañón de 35 mm, británicos y franceses ya vimos que utilizan el 40 mm CTAS (CT40) y se ven numerosas imágenes con todo tipo de blindados provistos de cañones de más calibre, como el CV90 holandés, con un 35 mm Bushmaster III o el Patria AMV35, armado con idéntica arma y más próximo a nuestro Dragón.

Muy significativo es el hecho de que los propios norteamericanos hayan desarrollado un nuevo tipo de munición denominada SuperShot, ofreciendo unos kits de conversión que reemplazan el tubo y parte de los mecanismos de sus Bushmaster II de 30 mm para adaptarles a 40 mm. No es una munición ‘encapsulada’ pero utiliza el mismo concepto logrando ser mucho más compacta y eficiente. Cada kit se ofrece por un precio próximo a los 90.000 $.

Pero esto no queda aquí y también se está ofreciendo el XM913 50mm, una evolución del Bushmaster III de 35 mm y unos kits de conversión para convertir los de 35 en 50 mm. Obviamente las capacidades balísticas de estas armas son muy superiores a las del ‘viejo’ Bushmaster II.

placeholder IFV Boxer alemán con torre armada con el CT40 (KMW-Nexter- KNDS)
IFV Boxer alemán con torre armada con el CT40 (KMW-Nexter- KNDS)

Cambiar ahora el arma principal de todas las versiones del programa 8x8 no parece razonable, toda vez que el 30 mm sigue siendo un arma muy eficaz para lo que es un vehículo de infantería, que debe apoyar su despliegue, no combatir a los blindados enemigos. Otra cuestión sería si pensamos en los ejemplares de caballería, que sí deben entablar combate con enemigos cada vez más protegidos. Ahí el Arma de Caballería ya se ha pronunciado y sugiere un 40 mm que podría dar una ventaja sustancial en alcance y penetración.

Un cambio positivo

Reemplazar el MK44 por el modelo CT40 no debería tener ningún problema. El reducido tamaño del CTAS incluso permitiría disponer de más espacio y, sobre todo, de más munición. Un inconveniente podría venir por el peso, pues el MK44 pesa 170 kg mientras que el CT40 alcanza los 340. Son 170 kg que se añadirían a una torre que ya se prevé que llega con cierto sobrepeso.

De momento se está evaluando la torre HITFIST de Leonardo, un modelo probado donde sería posible poner un CT40, ya que el propio fabricante ofrece como opción la utilización del 40/180 SuperShot. El problema de la HITFIST es que es muy pequeña en su interior, pero sobre todo que tiene sus sistemas de visión IR (infrarroja) de segunda generación, cuando ya se ha avanzado más en ese campo. También es interesante la propuesta de NAVANTIA (junto a ELBIT) con su torre Tizona (MT-30MK2), que comparte diseño en ambas versiones, remota y tripulada. Incluso Escribano M&E, cuya torre remota es muy prometedora, sabemos que está trabajando con los cañones Bushmaster III en sus versiones de 35 y 50 mm para su incorporación en la torre Guardian y si esta empresa, que se caracteriza por explorar cualquier oportunidad de innovación, ya trabaja en calibres superiores, algo querrá decir.

placeholder EBRC Jaguar 6x6 francés con cañón CT40 (NEXTER)
EBRC Jaguar 6x6 francés con cañón CT40 (NEXTER)

En cualquier caso, adoptar el CT40 no debería plantear problema alguno, como mucho un sobrepeso de no más de 200 kg, compensado con el mayor espacio disponible y superior reserva de munición. El principal involucrado en el programa, GDELS - SBS (General Dynamics ELS – Santa Bárbara Sistemas) conoce el arma perfectamente pues la está integrando en los vehículos británicos AJAX, de los que es el fabricante. También podría representar un guiño a la industria francesa, con quien tenemos otros importantes proyectos en curso.

La adopción de un arma de estas características con cañón de 40 mm permitiría a las unidades de caballería, que van en vanguardia, batir al enemigo a más distancia y hacerle daño o fijarlo con garantías, pues ya la mayoría de blindados están preparados para aguantar como mínimo impactos de proyectiles de 30 mm.

El dinero (como siempre) podría ser un inconveniente, pero no insalvable. El precio del CT40 se sitúa en unos 330.000 € cada uno, mientras que el MK44 está en el entorno de los 240.000 €, casi 100.000 € de diferencia, que se aplicarían solo a los ejemplares de caballería, 56 en la primera fase. Una cantidad de menos de 6 millones respecto a un contrato de 2.100, no parece ningún despropósito si con ello se consigue tener unos vehículos más acordes a la misión de combate que deben realizar y a los enemigos que deberían neutralizar.

Tecnología militar Navantia
El redactor recomienda