Estos son los nuevos Xiaomi Mi 10T: 5G y mucha potencia a precio de derribo
  1. Tecnología
LOS NUEVOS PEPINOS DE LA MARCA CHINA

Estos son los nuevos Xiaomi Mi 10T: 5G y mucha potencia a precio de derribo

La marca china presenta una nueva gama de dispositivos preparados para la nueva generación de internet, con modelos que van desde los 279 hasta los 649 euros

Foto: Estos son los nuevos Xiaomi Mi 10T: 5G y mucha potencia a precio de derribo
Estos son los nuevos Xiaomi Mi 10T: 5G y mucha potencia a precio de derribo

El 5G a precio de derribo. Ese parece ser el gran atractivo de la última familia de Xiaomi, que acumula casi ya una veintena de lanzamientos de móviles en nuestro país, tras la presentación de los nuevos Mi 10T. Se trata de una familia de terminales con opciones para casi todos los bolsillos. En total serán tres dispositivos: el Mi10T, el Mi10T Lite y el Mi10T Pro.

Foto: Probamos el Apple Watch 6 y su versión 'low cost': no siempre necesitas el más caro

El común denominador de esta familia es que todo están preparados para redes 5G, tanto 'non stand-alone' como redes completamente autónomas. El diseño, rematado en cristal templado y resistente a salpicaduras, cuenta con USB tipo C, con lector de huellas en el botón de desbloqueo y no tiene conector de jack en ninguno de los modelos.

Mi 10T y Mi 10T Pro, gama alta asequible

En el caso del Mi 10T nos encontramos con un terminal de 6,67 pulgadas (165,1 x 76,4 x 9,33 mm y 216 gramos de peso), recubierto de cristal templado tanto por delante como por detrás. La pantalla, agujereada para hacer hueco a la cámara frontal, llega con una resolución Full HD+, HDR10, brillo de hasta 650 nits así como tasa de refresco máxima de 144Hz. Una tasa de refresco que se podrá ajustar dependiendo el contenido que uno vaya a consumir y poder ahorrar de paso bateria.

En su interior, el encargado de manejarlo es un Snapdragon 865, el procesador estrella de Qualcomm, jalonado con un sistema de refrigeración. En este caso, solo llegará en una única versión a nuestro país con 6GB de RAM y 128 de memoria (UFS 3.1, el estándar de lectura y escritura de archivos más alto que hay a día de hoy). La batería es de 5.000 mAh y cuenta con carga rápida de 33W. El audio depende de dos altavoces estéreo con sonido Hi-Res.

En lo que se refiere a la cámara, Xiaomi ha apostado por una configuración triple con un sensor principal de 64MP (f/1.89, píxeles de 1,6 micras, 6P), un gran angular de 13 megapíxeles (123 grados, f/2.4, 5p) y un macro de 5 megapíxeles. En lo que respecta al vídeo, puede grabar hasta en 8K a 30fps. La cámara delantera es de 20 megapíxeles. El precio de partida será de 499 euros.

Foto: Xiaomi.
Foto: Xiaomi.

El Mi 10T Pro comparte mucho con su hermano pequeño. Tamaño, diseño, procesador, refrigerador... Eso sí, en este caso habrá dos versiones (8GB +128GB, 8GB +256). Como decimos el aspecto exterior es calcado pero en este caso incorpora una serie de sensores de ambiente que ayudarán a mejorar el brillo automático, adaptándose a la luz de forma más precisa en cada ocasión. La funda de plástico que viene con el Mi10T Pro tiene un acabado antibacteriano que ayudará a que no se acumulen estas partículas en este protector.

Las principales diferencias en este caso residen en la cámara principal. El sensor principal cambia por uno de 108 megapíxeles, que cuenta con una apertura de f/1.69, pixeles de 1,6 micras, un sensor de 1/1.33" y 7P. En este caso, además, contamos con estabilizador óptico de imagen.

Mi 10T Lite, ¿el 5G chollazo?

Más diferencias hay en el caso del Mi10T Lite. Nos encontramos con un tamaño idéntico con 6,67 pulgadas de pantalla pero nos encontramos cambios notables en el diseño. Por una parte el módulo de cámara se coloca en la parte central de la trasera, con forma circular, recordando al aspecto del PocoPhone X3 NFC. En el caso de la frontal, el agujero de la cámara de 'selfies' se sitúa en la zona central no en el lateral.

Foto: Mi 10T Lite.
Foto: Mi 10T Lite.

Acorde a la rebaja de precio que conlleva, el panel es de menores prestaciones. Cuenta con resolución Full HD+, un brillo de 450p y la tasa de refresco se queda en 120Hz. La gama de color soportada no es P3, sino que soporta el 84% del espectro NTSC. El procesador también es diferente. En este caso monta un Snapdragon 750G, que también viene jalonado con un sistema de refrigeración. Maneja en ambos casos una RAM de 6GB. Habrá dos versiones de almacenamiento, 64GB y 128GB, con UFS 2.1 y UFS 2.2, respectivamente. El almacenamiento, por tanto, será algo menos veloz que el de sus hermanos mayores. La batería también será algo inferior al contar con 4820 mAh, que soportarán carga rápida de 33W.

La cámara también presenta una distribución diferente. Contamos con un sensor principal de 64 megapíxeles, con capacidades similares al del Mi 10T. En este caso se remata con un gran angular de 8MP, un macro de 2 megapíxeles y un sensor de profundidad de 2 megapíxeles. En vídeo tendremos 'solo' resolución 4K. Por su parte, el sensor de la frontal se queda en 16 megapíxeles. Llegará a partir de 279 euros, algo que le hace, a pesar de las renuncias frente a sus hermanos mayores, uno de los terminales de la compañía con mejor relación calidad-precio.

Qualcomm