¿Llega la balcanización de internet?

TikTok es solo el principio: por qué internet se tambalea por una 'app' de vídeos musicales

La guerra de EEUU y China llega a la red con una profundidad aún por conocer. La encarnizada pelea por la red social de moda es solo un ejemplo de lo que puede estar por venir

Foto: (Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)
Adelantado en

El 17 de octubre de 2019 Mark Zuckerberg pronuncia un discurso a los estudiantes de la Universidad de Georgetown. En él habla de la libertad de expresión, del extremismo, del peligro de la concentración del poder de internet en pocas manos... En el 'speech' no se olvida de China, avisa de que ahora 6 de las 10 'apps' más grandes del planeta son de ese país y pone de ejemplo a TikTok acusándola de censurar a activistas y manifestantes en todo el planeta: "¿Este es el internet que queremos?", pregunta. No menciona que varios años atrás el propio Zuckerberg había intentado adquirir Musical.ly (la semilla de TikTok) pero su mensaje está, casi un año más tarde, marcando la política internacional a un nivel aún por determinar.

Desde hace ya varias semanas la red social de moda, y gran rival actual del imperio Facebook, se ha convertido en el enemigo número uno del Gobierno de Donald Trump y su futuro se tambalea entre todo tipo de acusaciones, movimientos, intentos de boicot y opciones de venta. Pero no solo sus desarrolladores viven momentos inciertos, todo apunta a que de lo que pase con ella puede depender mucho más que la viabilidad de una plataforma que ya engancha a más de 800 millones de usuarios mensualmente y que ha obligado a recular y contraatacar a las vacas sagradas de la red.

¿Cómo una simple 'app' de entretenimiento centrada en vídeos musicales y copada, en su mayor parte, por adolescentes ha llegado a marcar la geopolítica? Aunque los analistas barajan diferentes ideas, tras lo decidido por EEUU este mismo jueves asegurando que estudian vetar más tecnología china (quiere bloquear también a Tencent, la dueña de Wechat o el juego League of Legends, entre otros productos), se ve que TikTok puede ser solo el principio. Una plataforma en plena ebullición que sirve como punta del iceberg de una política más profunda y que asemeja a EEUU con el veto a 'apps' occidentales llevado a cabo por China durante años y que fue muy criticado por las propias tecnológicas de Estados Unidos.

Ante este panorama, todo indica que vienen semanas de turbulencias en la red y un posible cambio que todavía queda por ver hasta dónde llega y qué repercusión tiene. En medios como BBC ya mencionan el 'splinternet', un concepto que define una internet troceada frente al concepto global de la red, mientras que la propia compañía China acaba de anunciar que irá a los tribunales si el Gobierno decide vetarla y ha anunciado distintos planes para pagar a sus influencers y que no se vayan de esta plataforma. Un culebrón que no termina, que cada vez se complica más y deja muchas preguntas pendientes.

¿Por qué todos odian TikTok?

La primera gran duda que surge cuando se profundiza en este culebrón es por qué le ha tocado a TikTok, y ahora. Es una red social de éxito y que crece a nivel impresionante desde hace meses entre un público muy joven con todo el debate ético que eso plantea, pero no es la única 'app' china ni siquiera la más grande, y además lleva ya años entre nosotros. EEUU asegura que el motivo es que su crecimiento pone en riesgo la seguridad nacional, pero ni siquiera los expertos lo tienen claro. Incluso ha habido 'hackers' que estudiando la aplicación no han encontrado nada inusual que no hagan otras redes sociales.

Por su parte, la 'app' ha intentado defenderse publicando parte de su algoritmo, dando informes de todos los contenidos que censura o incluso anunciando la apertura de un centro de datos en Irlanda para el que invertirá hasta 600 millones de dólares. También se ha posicionado en contra de la censura en Hong Kong o ha colocado a un CEO estadounidense ex de Disney al frente del programa. Pero todos estos movimientos no han podido con la razón principal: el tablero geopolítico.

Su origen chino levanta demasiadas sospechas incluso entre los más escépticos y se ve como algo peligroso si el Gobierno dictatorial de China decide meter mano en los datos de TikTok. ¿Es esto suficiente como para vetar su uso? Otra gran duda aún por resolver. Aunque ByteDance, la compañía dueña de la 'app', se ha intentado separar siempre de su gobierno asegurando incluso que no tienen ningún centro de datos en su país, el 'software' se ve por muchos expertos como un posible caballo de Troya para influir en EEUU en plena 'guerra fría' entre las dos superpotencias globales.

Eso sí, como recuerda la revista especializada 'Wired', este ataque a TikTok también podría suponer una vigilancia más exhaustiva de las redes de Estados Unidos y de su relación con el Gobierno. Por todo ello y por las dudas de que el veto pudiera ser similar al realizado a una compañía como Huawei (al final, sus negocios y la naturaleza de las compañías son muy diferentes, como explican en TIME) el propio Donald Trump ha impulsado más la compra del servicio de este gigante de internet en Estados Unidos por una empresa de ese mismo país que la prohibición de la misma. Pero de nuevo queda la duda de qué cambiaría con esta transacción.

¿Qué ganaría, y cambiaría, Microsoft?

Ante las dudas que genera que la red social de moda sea de origen chino, la solución más plausible, o al menos la que más está empujando el propio Donald Trump, es la compra de este servicio por parte de una compañía estadounidense y todo apunta a que la mejor posicionada en todo esto es Microsoft, según confesaron ellos mismos. Incluso cuentan con el beneplácito del presidente que, eso sí, ha dejado caer que parte del dinero de la transacción debería ir a las arcas estatales porque "lo están haciendo posible".

Un movimiento que TikTok parece aceptar (se habla que podrían pagarle hasta 50.000 millones de dólares) pero que no parece ser nada sencillo. ¿Qué compraría? ¿Hasta dónde tendría acceso Microsoft? ¿Cómo sería la relación? Son algunos de los flecos que quedan por cerrar en una operación que, en teoría, se realizaría en septiembre.

(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

Como explican en medios como 'The New York Times', BBC o 'The Verge', el éxito, el fracaso o el simple cambio que podría generar esta transacción depende, en todo caso, de lo que negocien ambas compañías. Como también mencionan en 'Politico', el paso dado por Microsoft puede funcionar, pero es de lo más arriesgado. En principio, la empresa comandada por Satya Nadella se quedaría con el negocio de TikTok en EEUU y quiere también India, pero poco más.

No sabemos qué tipo de acceso tendrían a los dos pilares de la red social: el algoritmo (uno de los más agresivos y clave para su éxito) y los datos de los millones de usuarios. Esos dos puntos son el verdadero corazón de la compañía y no queda claro que Microsoft los vaya a poder manejar.

Esto pone a Microsoft en una situación delicada, presionada por un lado por el Gobierno estadounidense, que vigilará cada paso, y por el otro por el chino que también controlará cada movimiento de las dos empresas. A cambio, podría ganar, según los analistas, una imagen perdida entre los jóvenes, una plataforma en la que apoyarse para limpiar su idea de tecnológica 'vieja' y un nuevo arma para poder luchar de tú a tú con Facebook, Google o Amazon.

Satya Nadella, CEO de Microsoft. (Reuters)
Satya Nadella, CEO de Microsoft. (Reuters)

¿Vale la pena? Aún es pronto para saberlo pero hay que recordar que los últimos movimientos de los de Seattle en este sentido no salieron muy bien. Invirtieron en LinkedIn y el resultado no fue el esperado y hace nada cerraron Mixer, el rival de Twitch tras dejar muchos millones en el servicio.

¿Hacia una balcanización de internet?

En medio de este panorama de guerra sin cuartel e intento de acuerdos para salvar los muebles ya se encuentran muchos usuarios que ven peligrar la idea global con la que nació internet. Y expertos que vaticinan el final de la misma hacia lo que el experto en tecnopolítica y miembro del grupo Críptica, Enric Luján o la periodista especialista en tecnología y poder Marta Peirano, han denominado como balcanización de internet. Tras una situación en la que no existían las fronteras y se pensaba en un internet igual para todos, para Luján esta última guerra y la decisión de EEUU de extender el veto a más tecnología china podría suponer el fin total de esta idea.

Por su parte, el medio 'The Atlantic' también menciona un problema similar aunque relaciona más la situación con una lucha de bloques en la que muy pocos actores gigantes de uno u otro bando acaban controlando la mayor parte de la red, acabando por tanto con la pluralidad. Una situación que acerca más internet a la idea china que a la propiamente defendida por Estados Unidos. "¿Sería peor que China conservara el control exclusivo sobre la inteligencia artificial que hace que TikTok y otros servicios sean tan efectivos, o que esa tecnología también estuviera en manos de un gigante tecnológico estadounidense que es una de las empresas más valiosas del mundo?", se preguntan.

Mientras todas estas dudas se intentan resolver, otros actores en el tablero como la propia Europa esperan a rebufo el siguiente paso sin mostrar sus cartas sobre qué pasaría si TikTok definitivamente se prohíbe en EEUU. Por su parte, el que sí ha movido pieza es Mark Zuckerberg, interesado en la compra de TikTok primero y luego preocupado porque cada vez China tenga más poder en la red, acaba de lanzar Reels, un servicio calcado a su rival e integrado en Instagram. "¿Este es el internet que queremos?".

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios