EN EL SEGUNDO TRIMESTRE

Huawei adelanta a Samsung como el mayor vendedor mundial de móviles

Vendió más de 55 millones de móviles en el segundo trimestre, superando por primera vez a nive global al fabricante surcoreano y consolidándose como mayor fabricante chino

Foto: Huawei ha desbancado a Samsung del primer puesto mundial de ventas (Reuters/Dado Ruvic)
Huawei ha desbancado a Samsung del primer puesto mundial de ventas (Reuters/Dado Ruvic)

Huawei vendió 55,8 millones de móviles en el segundo trimestre de 2020. La cifra, aunque supone una caída del 5% respecto al año anterior, ha servido al gigante chino para convertirse en el mayor vendedor de móviles del mundo por primera vez en su historia. Estos guarismos han desbancado a Samsung, que lleva varios años al frente del mundial de constructores móviles, que logró en ese periodo unas ventas de 53,7 millones.

Estas cifras han sido recogidas por Canalys, una de las consultoras de referencia en el gremio, que publica estos informes de venta regularmente. Cabe señalar que no son a usuario final sino a lo que se denomina 'canal', que no son otra cosa que los distribuidores comerciales. Los analistas miran con recelo estos números y se preguntan si serán sostenibles en el tiempo. Y todo porque hay dos realidades muy distintas. China supone el 70% de estas ventas, mientras en el resto del mundo se ha producido un importante retroceso del 27% respecto al mismo periodo del año anterior, provocado por las sanciones de Estados Unidos a la compañía, que le dejaron sin acceso a la tecnología y software de Google.

En Europa, la cuota de mercado de Huawei ha caído seis puntos, pasando del 22 al 16 por ciento, aunque sigue manteniéndose como el tercer mayor vendedor de smartphones del continente. El Viejo Continente, en especial países como España, es vital para la factoría asiática, que ha realizado grandes inversiones tanto para su negocio de dispositivos como su negocio de redes abriendo, por ejemplo, la tienda más grande del mundo fuera de China en Madrid o diversos laboratorios a lo largo del territorio europea.

Huawei y Google

Que China ha sido el objeto de deseo de las tecnológicas en los últimos años es algo sabido. Dominar aquel mercado, o ser uno de los primeros, es sinónimo de ventas millonarias. Este papel ahora se está trasladando también a La India, un mercado súper poblado.

Sin embargo, el analista Mo Jia reconoce a la CNBC que "será difícil para Huawei mantener su liderazgo a largo plazo. Sus principales socios en regiones clave, como Europa, son cada vez más cautelosos con respecto a los dispositivos Huawei, adquiriendo menos modelos e incorporando nuevas marcas para reducir el riesgo".

El 70 por ciento de las ventas de Huawei procede del mercado chino (EFE EPA/Alex Plaveski)
El 70 por ciento de las ventas de Huawei procede del mercado chino (EFE EPA/Alex Plaveski)

Por eso, el experto está convencido de que "la fuerza del fabricante en China por sí sola no será suficiente para mantener a Huawei en la cima una vez que la economía mundial comience a recuperarse". Solo falta por saber cuándo será ese momento, dado que la pandemia por coronavirus parece entrar en una segunda ola que amenaza a todo el mundo.

Sin apps de Google

Los problemas de Huawei comenzaron cuando fue incluida por Estados Unidos en una lista negra que le impedía tener acceso a tecnología estadounidense. Aunque en principio parecía que se iban a quedar sin Android no fue así. Hay que recordar que hay una versión, conocida como AOSP, que es la que utilizan teléfonos como el Mate 30 Pro o el Huawei P40 Pro, lanzado en nuestro país durante el confinamiento. ¿Cuál es la diferencia? No pueden utilizar oficialmente los llamados Google Mobile Services ni sus aplicaciones oficiales. Los GMS son la forma con la que Google ha ido enriqueciendo el sistema a lo largo de los años y que concierne a muchos ámbitos, desde notificaciones hasta animaciones pasando por localización, integración con Mapas o 'back up' en la nube. Lo que ha hecho la empresa china es crear los suyos propios e intentar atraer aplicaciones indispensables al sistema.

Huawei tuvo que desarrollar HarmonyOS, su propio sistema operativo, tras la prohibición de usar Google Android en sus terminales

Eso no supone un gran problema en China, donde Google ha estado vetado desde hace tiempo y allí llevan manejándose sin estos servicios y apps mucho tiempo. Sí lo es en el resto del mundo, ya que apps como Gmail, Google Maps o Chrome. Incluso apps como WhatsApp, a pesar de poderse instalar, presentan problemas a la hora de recuperar la copia de seguridad si tu anterior móvil en un Android de otra marca o un iPhone al no contar con la posibilidad de utilizar Android.

Aunque Huawei ha ido haciendo pequeños remiendo con AOSP, lleva tiempo trabajando en HarmonyOS. Aunque lo ha empezado a utilizar en aparatos conectados, se lleva tiempo rumoreando con que podría llegar a sus móviles pronto si no se revierte la difícil situación en la que ha colocado a sus terminales el veto de Trump.

Por si fuera poco, Estados Unidos instauró una nueva ley el pasado mes de mayo por la que los fabricantes extranjeros que usan equipamiento norteamericano para la fabricación de chips necesitan una licencia antes de poder vender semiconductores a Huawei. La compañía diseña sus propios procesadores, llamados Kirin, que pueden verse en una situación delicada. Y es que el fabricante que les daba forma, TSMC, ha anunciado que dejará de darles servicio para acatar estas normas.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios