El coronavirus arrasa el paraíso suizo de las criptomonedas: este es su plan de rescate
  1. Tecnología
AYUDA PÚBLICA Y PRIVADA

El coronavirus arrasa el paraíso suizo de las criptomonedas: este es su plan de rescate

Ante el fin del secreto bancario, Zug se propuso ser la capital de la criptoindustria en Europa. Ahora, el 90% de estas empresas creen que irán a la bancarrota este año si no tienen un paquete de ayudas

Foto: El coronavirus arrasa el paraíso suizo de las criptomonedas: este es su plan de rescate
El coronavirus arrasa el paraíso suizo de las criptomonedas: este es su plan de rescate

En la última década hemos visto cómo países de todo el mundo han tratado de articular grandes polos tecnológicos que atrajesen millones de euros en materia de inversiones y empleos. La idea, crear un 'hub' que se pudiese bautizar como el 'Silicon Valley de no sé dónde' o el 'Silicon Valley de no sé qué', aunque distase mucho del considerado como gran capital de la innovación mundial. En el caso de Suiza, estos esfuerzos cristalizaron en lo que se vino a llamar Crypto Valley, una suerte de institución privada, a caballo entre el 'lobby' y el gremio profesional, que nació hace algunos años para convertir ese país en la 'meca del Blockchain' adonde peregrinasen firmas de todo el globo para establecerse allí y desarrollar negocios relacionados.

Foto: El día después | ¿Cómo será volar en avión tras el coronavirus y cuánto pagarás?

Algo que las administraciones locales impulsaron con un cebo habitual: una baja tasa impositiva así como una regulación favorable. El resultado se dejó notar rápidamente. A finales del pasado curso, ya eran 840 empresas dedicadas a estos menesteres y sumaban una fuerza laboral de 4.400 personas. Entre las compañías y asociaciones, están la Fundación Ethereum, responsable de la principal alternativa al bitcoin, o Shapeshift, una conocida casa de cambio de divisas digitales, que se instalaron en la ciudad de Zug (capital del cantón homónimo), epicentro de esta iniciativa.

Ese lugar, con una fuerte tradición pesquera y ganadera, se ha convertido en una suerte de paraíso de las criptomonedas. Tanto a nivel empresarial como institucional. No en vano, hace un par de años, la Administración creó un sistema de identificación para la población basada en Blockchain.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Sin embargo, y a pesar de que las criptomonedas han demostrado ser un valor refugio en épocas de crisis financieras, este proyecto no ha podido esquivar los efectos del coronavirus y la consiguiente incertidumbre que ha generado la pandemia. Algo que puede suponer un misil en la línea de flotación de esta 'criptoindustria'.

El 90% de las empresas creen que no sobrevivirán sin ayuda pública a la crisis del coronavirus

Un informe realizado por la Swiss Blockchain Federation recoge cómo nueve de cada 10 empresas de este sector no sobrevivirán si no es con ayuda pública a la crisis del coronavirus y el 79,8% piensa que si no llega este balón de oxígeno, en seis meses irán a la bancarrota. Prácticamente la totalidad de los encuestados (90%) planea hacer despidos en las próximas semanas y el 60% ya ha tenido que hacer algún recorte en la plantilla.

Un rescate para el Crypto Valley

Estos datos, publicado a principios de mes, empujaron al Consejo Federal Suizo, el máximo órgano ejecutivo del país, a trazar un plan de rescate para 'fintechs' y 'startups' de todo el territorio. El monto de ese fondo será de 154 millones de francos (casi 146 millones de euros) que habrá que repartir entre los diferentes cantones. Sin embargo, esto no LE parece suficiente al Gobierno de Zug, que quiere movilizar solo para su territorio un total de 100 millones de francos (95 millones de euros).

El encargado de las finanzas, Heinz Tännler, militante de la Unión de Centro Democrático, está diseñando otro paquete de ayudas para el Crypto Valley, como explicó a medios locales y recogió la agencia Bloomberg. La mitad de ese mecanismo correría a cuenta de las arcas públicas. Unos 30 millones serían a cargo de las finanzas municipales y cantonales, mientras que entre 10 y 15 millones vendrían de las ayudas estatales.

Entrada de un establecimiento en Zug. (Reuters)
Entrada de un establecimiento en Zug. (Reuters)

"Queremos combinar la solución propuesta por el Gobierno federal con un nuevo vehículo en el que los inversores privados también puedan participar", explicó Tännler al periódico 'Sonntagszeitung'. El dinero particular se ocuparía de la mitad de ese salvavidas.

Como muchas son 'startups' tiernas, el plan propone que la ayuda recibida se convierta en capital social

El problema es que muchas de esas compañías están en una etapa todavía muy tierna, así que un préstamo podría acabar siendo, simplemente, un lastre en el medio plazo dependiendo de las condiciones. Lo que proponen, básicamente, es que esta ayuda se pueda convertir en capital social en el caso de empresas que aún no tengan ventas o estas hayan caído drásticamente por el covid-19.

El 'meta paraíso fiscal'

Tanto Zug como CVA siempre han estado envueltos en cierta polémica. No en vano, este cantón ha sido considerado una suerte de paraíso fiscal dentro de otro paraíso fiscal como tradicionalmente ha sido considerada Suiza. Un 'meta paraíso fiscal' considerado así por su bajísima tasa impositiva, establecida en la primera mitad del siglo XX para reducir la brecha con los cantones vecinos, que luego se ha mantenido en el tiempo. En el pasado, este cantón fue conocido por ser el refugio en los años ochenta de Marc Rich, el polémico 'rey del petróleo' condenado —e indultado años más tarde por Bill Clinton— por delitos fiscales en EEUU así como por sus relaciones con Irán.

Zug. (Reuters)
Zug. (Reuters)

La ciudad, a media hora de Zúrich, también fue conocida por los numerosos depósitos fiscales que atrajo en los noventa. Sin embargo, el fin del secreto bancario la obligó a reconvertirse y encontró en la idea de Crypto Valley una oportunidad para adaptarse a un nuevo escenario en el que progresivamente se daría un mayor control financiero mundial. La oposición emitió entonces las clásicas críticas que se hacen a estas iniciativas, afirmando que se trataba de un proyecto muy "especulativo" y criticando la volatilidad del sector así como el potencial riesgo de actividades ilícitas que rodea a las criptomonedas.

Coronavirus
El redactor recomienda