El cifrado de extremo a extremo es la clave

No, WhatsApp no censura vídeos sobre el Covid: cómo funciona su límite de reenvíos

El bulo sobre la 'app' de mensajería ha campado a sus anchas por las redes sociales. Lo cierto es que la tecnología impide cualquier control de contenido para bien, o para mal

Foto: (Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

El bulo circula por internet desde que la semana pasada WhatsApp anunciase su nueva restricción a los reenvíos. Tras varios días en los que la noticia pasaba desapercibida, en plena Semana Santa decenas de usuarios e incluso opinadores muy populares empezaron a asegurar que WhatsApp estaba censurando ciertas ideologías políticas e incluso se insinuaba que era el Gobierno y medios de 'factchecking' los que controlaban qué y cómo se censuraba en la aplicación de mensajería. Lo cierto es que nada de eso está ocurriendo y hay razones técnicas muy sencillas que demuestran que esto es un gran bulo.

Como decimos, aunque el bulo se generalizó en los últimos días de Semana Santa, lo cierto es que la noticia del cambio la dio la compañía a nivel mundial a principios de esa misma semana. En un escueto comunicado anunciaba que restringiría aún más la opción del reenvío (que ya había limitado en enero de 2019 después de que en India los rumores de WhatsApp hubieran acabado en linchamientos y asesinatos y en otros países empezase a descontrolarse su uso para difundir 'fake news') con la idea de intentar frenar los bulos sobre el Covid-19 en todo el planeta. La compañía no daba una gran explicación sobre la nueva decisión pero sí daba puntos clave que desmontan el bulo posterior.

En la serie de mensajes difundidos incluso por opinadores como Javier Negre o Juan Carlos Girauta, senadores como Rafael Hernando o partidos como Vox, se asegura que WhatsApp (presionado por el Gobierno español) elige qué mensajes se pueden reenviar varias veces y cuales no, pero la realidad es otra. La nueva decisión de WhatsApp aclara que se limitará el reenvió de un determinado mensaje o archivo de 5 veces a 1 en el caso de que dicho contenido ya haya sido reenviado 5 o más veces antes de haberte llegado a ti.

Es decir, que nada tiene que ver con ideologías o censura de contenidos si no con un simple proceso técnico. Y no solo hay que creer esto porque lo dice la compañía, que además se ha visto obligada a sacar este lunes un comunicado dejando claro la situación, sino que el propio sistema tecnológico que impide que puedan controlar las 'fake news' también evita que la 'app' lea lo que escribes en ella.

Cifrado de extremo a extremo

¿De qué sistema hablamos? Pues del 'cifrado de extemo a extremo'. Este sistema criptográfico para proteger las comunicaciones llegó a WhatsApp en el verano de 2016 tras la presión de activistas y expertos en ciberseguridad y, además de ser un quebradero de cabeza para Facebook (su matriz) pues impide que puedan aprovechar todos los datos que se mueven por su producto, también evita cualquier intercepción del contenido.

Básicamente se trata de un cifrado punto a punto avalado por expertos que hace que el contenido real de los chats solo lo pueda conocer el emisor y el receptor del mensaje. Toda la comunicación va encriptada y solo ellos tienen las llaves para abrir ese candado metafórico. Es justo lo que WhatsApp avisa cada vez que abres un nuevo chat.

Vale, entonces, ¿cómo saben que algo se ha reenviado varias veces? Lo cierto es que solo lo saben por el sistema de reenvío que permite a la 'app' saber que un código cifrado concreto se ha mandado en numerosas ocasiones. Sin embargo es una barrera tan porosa o tiene una utilidad tan limitada que si copias el texto o guardas el vídeo en tu móvil y lo vuelves a subir esa restricción deja de funcionar. Puedes compartirlo con total normalidad y nadie detecta nada. Una ventaja o un grave problema para controlar las 'fake news', depende de cómo se mire.

Si no crees en el nivel de cifrado de WhatsApp debes saber que su creador es uno de los criptólogos más prestigiosos del planeta, Moxie Marlinspike, que también es CEO de una 'app' de mensajería instantánea tan afamada por su privacidad como es Signal. El sistema de WhatsApp bebe directamente del de Signal y aunque son aplicaciones distintas comparten esa forma de cifrado, al menos de momento. Tras la compra de la 'app' por Facebook se dijo que podrían acabar con estas características para poder rentabilizar los datos que se envían por la plataforma pero de momento no ha querido, o no ha podido, hacerlo.

Es verdad que tampoco es perfecto todo del lado técnico de la 'app'. Como recuerda el 'hacker' y experto en ciberseguridad Yago Hansen, el sistema funciona y el cifrado es el que es, pero no debemos olvidar que es una plataforma privada y, como ocurre con el resto de estas plataformas, no sabemos todo sobre ella y debemos ser conscientes de cómo la usamos.

"Es verdad que los mensajes de WhatsApp son extremo a extremo en el cifrado, pero también es cierto que la compañía hace un 'backup' de las claves de cada extremo, por lo que podría, en la práctica, descifrar internamente tus mensajes si así quisiera. Por otro lado, con respecto a videos, imágenes, memes, etc. Cuando reenvías un mensaje a otro usuario (como un vídeo muy grande) el reenvío es casi automático y no tarda nada, lo que refleja que ellos ya tienen acceso al video descifrado para volver a reenviarlo a otro usuario con otra clave de cifrado. No es todo tan evidente como dicen".

¿Qué pintan Maldita y Newtral en todo esto?

La otra arista del bulo hablaba de que los medios de 'factchecking' Maldita y Newtral controlaban qué se compartía y qué no. Ya hemos explicado que nadie puede acceder al contenido que se pasa por esta aplicación de forma masiva, pero, entonces, ¿qué hacen estos 'factcheckers'? Lo cierto es que WhatsApp lo explica también en su web, y lo han dejado claro en numerosas ocasiones ambos medios.

Maldita, Newtral y también EFEVerifica (el área de 'fact checking' de la agencia EFE) forman parte del organismo IFCN. Se trata de un grupo de medios de todo el planeta que se dedican a verificar información y luchar contra los bulos. Colaboran con Facebook y por eso aparecen en la web de WhatsApp. En concreto, el trabajo que hacen con WhatsApp, y que se explica en la cabecera de dicha web, no es otro que el de servir de referencia para que los usuarios de esta plataforma puedan consultar lo que les llega a sus cuentas.

Es decir, WhatsApp lo único que hace es recomendar los teléfonos de estos medios para que consultes con ellos todo lo que te llega por la 'app' y no terminas de saber si es cierto. Es más, la no aparición de EFEVerifica en la lista que ofrece WhatsApp explica esto, ya que no aparece porque aún no tiene habilitado un teléfono para consultar estos bulos, cosa que Maldita o Newtral sí.

¿Es mejor opción Telegram?

Para terminar muchos de los que han difundido este bulo sobre WhatsApp están recomendando a sus seguidores que se pasen a Telegram para evitar esta 'censura y control'. Pero ¿es una mejor opción para proteger tus comunicaciones y evitar el supuesto control? No necesariamente.

Telegram es verdad que se puede utilizar sin dar tu número de teléfono (puedes usar un simple alias), y de dárselo te permite esconderlo con más ahínco, pero de momento no tiene un cifrado de extremo a extremo por defecto (solo los que se especifican como privados lo tienen) y el contenido que se comparte sí llega desencriptado a los servidores de la aplicación, aunque sea solo un proceso técnico, según confiesa la propia compañía. Esto es un punto a tener en cuenta.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios